Me suena a cuento

*Cuantas casualidades.El monotributista que se quedaría con la fábrica de billetes vivía en el departamento del Vicepresidente.

Amado Boudou dice no conocerlo, en tanto el pirata del asfalto , devenido en millonario propietario de depósitos fiscales, viajó ida y vuelta en el mismo vuelo, y se alojó en el mismo hotel, el mismo día en Rio de Janeiro con Etchegaray, quien indica que es apenas un conocido y que no sabía exactamente a que se dedicaba.

El valijero Antonini, que trajo 800.000 dólares, fue acusado de espía de la CIA, pero le permitieron la entrada a la casa de Gobierno y salió como Juan por su casa. La Ministra de economía se olvidó un bolso lleno de dinero en el baño, pero era dinero ajeno, Lazaro y Relats, solo alquilaban hoteles de los Kirchner, las empresas multinacionales se autoincriminan de pagar coimas para importar, pero ningún funcionario es investigado. Un fiscal investiga a Lázaro y su jefa lo destituye. Un juez investiga la fortuna de la familia «K» y termina con un anillo de 250 mil dólares, etc y etc.

* por Marcelo Fava, periodista independiente

Temas relacionados