Megacontrabando: ingresaban a Mendoza “dos o tres” camiones por semana

Es lo que se desprende de la investigación contra una organización que ingresó al país más de $350 millones en mercadería. El caso tiene 12 sospechosos, empresarios y dos gendarmes.

Durante más de un año, efectivos de la Policía contra el Narcotráfico (PCN) lideraron una megainvestigación para desarticular a una organización mendocina ­–con pata chilena– que tenía el claro objetivo de ingresar mercadería ilegalmente para ser comercializada en negocios del Gran Mendoza y Buenos Aires.

A fines de diciembre del año pasado, siete acusados, entre ellos empresarios con base en coquetos barrios cerrados de Chacras de Coria, fueron detenidos al comprobarse que tenían relación directa con los ingresos sin pagar los impuestos de mercadería valuada en 350 millones de pesos.

La investigación no está cerrada. Tanto es así que, este lunes, fueron atrapados dos gendarmes y un gestor aduanero por estar sospechados de mantener relación directa con los dueños de los elementos de valor.

Básicamente, los uniformados de la fuerza nacional están sospechados de “dejar pasar” los camiones con la mercadería y no realizarles los controles correspondientes.

Después de las primeras detenciones y el análisis de las pruebas recolectadas, se pudo confirmar que existía comunicación frecuente entre los gendarmes y los empresarios.

Así, miraban para otro lado cuando los pesados rodados cargados tenían la obligación de parar en uno de los controles, por ejemplo, el de Uspallata.

Fuentes consultadas señalaron que, en plena investigación, detectaron que ingresaban al país –y a Mendoza– “dos o tres camiones” con mercadería a la que no se le realizaba el examen aduanero y tenía como destino comercios de Ciudad y también de Buenos Aires y Capital Federal.

Es más, aportaron que uno de los camiones detectados transportaba 135 millones de pesos en mercadería extranjera.

Una panorámica de los autos y los electrodomésticos incautados a la organización.

Uniformados en problemas

Durante la pesquisa fueron reteniendo camiones con semirremolques que burlaban los controles fronterizos con la colaboración de efectivos de la Gendarmería Nacional.

Al menos, dos uniformados que cumplían sus funciones en puestos de control estratégicos fueron quienes terminaron esta semana detenidos a disposición del juez Walter Bento. Los efectivos de la PCN expresaron que la investigación desnudó un grave problema de seguridad nacional, “dejando al descubierto falencias en los controles fronterizos”.

Y contaron, como ejemplo, que pesados rodados repletos de mercadería eran localizados sobre calle Rodríguez Peña de Godoy Cruz sin la documentación que confirmara que habían sido controlados en alta montaña.

El modus operandi utilizado permitía a los camioneros descargar en el Gran Mendoza y luego volver a las áreas de control en Uspallata para regularizar su ingreso en condición de lastre.

Igual a otras bandas dedicadas al contrabando que han sido desarticuladas por la PCN en los últimos años (como la liderada por el chino Esteban Zheng Cheng, quien vivía en el barrio Dalvian y está prófugo desde hace más de un año), esta contaba con personajes dedicados al blanqueo de dinero a través de cuevas, quienes también terminaron tras las rejas.

Para los integrantes de la banda, detallaron los policías consultados, abundaban el dinero y la buena vida. Y contaron que uno de los sospechosos apresado el año pasado cayó después de gastar más de 15.000 pesos en bebidas en un boliche de calle San Martín Sur de Godoy Cruz.

Algunos scooters eran comprados por empresas de seguridad.

Más de 30 allanamientos

–Doce detenidos.

–$4.500.000 (entre dólares, pesos argentinos, chilenos, euros, reales y cheques).

–Siete vehículos (1 Audi, 1 Honda Civic, 1 Sandero, 1 Golf, 1 corsa, 1 Peugeot 3008).

–Dos camiones (1 Iveco y 1 Scania) con sus respectivos semirremolques.

–Cuatro palets de solución fisiológica (6.180 unidades).

–Un palet de pirotecnia ( 251.200 tiros).

–369 celulares.

–300 equipos electrónicos (DVR, tablet, parlantes).

–Cuatro TV de 55”, 43” y 32”.

–2.126 accesorios para celular y PC (vidrios, fundas, cargadores, entre otros).

–16 scooter motorizados.

–Tres patinetas eléctricas.

–Cartuchos calibre 40, 9mm, 7.62.

–Documentación y equipos de comunicación varios.

–Sellos apócrifos de la Gendarmería Nacional.

–Tocken (claves) para ingresos a sistemas informáticos.

–Formularios de MIC-DTA.

–Documentación aduanera.

Fuente El Sol

Comentar

comentarios

Temas relacionados