Mendocinos estafaban con autos en San Juan

La investigación se inició en los primeros días de mayo, por una serie de denuncias que recibieron en Calingasta, San Juan. Todas tenían la misma metodología, señalaban a dos sujetos que, con documentos truchos, vendían autos de una empresa que jamás entregaban. Los detenidos son dos sujetos de 25 y 26 años.

La firma era «Podersa», con su casa central en Buenos Aires pero con oficinas en todo el país. Únicamente, se dedica a la venta de automóviles 0km.

Los estafadores, oriundos de Mendoza, estuvieron a prueba un tiempo en las oficinas de nuestra provincia pero, luego de unos meses, fueron desempleados. Sin embargo, se quedaron con recibos de la firma y, con ellos, armaban los planes de autos y los ofrecían en la localidad sanjuanina de Calingasta, según confirmó Tiempo San Juan. También lo hicieron en las localidades de Rodeo, Las Flores, y otras comunidades del norte sanjuanino pero en menor medida que en Calingasta.

La banda poseía sus contratos de adhesión, con la firma «Podersa», iban casa por casa ofreciéndolos y, quienes aceptaban la compra, firmaban el contrato, que también era firmado falsamente por uno de los estafadores, hasta con nombre inexistente. Ya con la venta realizada, les hacían pagar la primera y segunda cuota del auto y luego les otorgaban una chequera para continuar con el pago. Siempre les decían que no debían abonar por Pagofácil y Rapipago, sino que ellos pasarían por sus hogares para cobrar el dinero.

También estafaban con contratos de adhesión con otra firma, MSA Motors (Multimarca Sociedad Anónima). De todas formas, los investigadores dijeron que siempre usaban el nombre de la empresa Podersa para realizar las ventas. Lógicamente, los sujetos no poseían domicilio legal, ni un 0800 o teléfono fijo, ni mucho menos un número de CUIL, por lo que no estaban inscriptos en AFIP.

El miércoles último, con todas las denuncias recibidas, pesquisas de la división Defraudaciones y Estafas, de la Central de Policía, a cargo de la subcomisario Alamo y del principal Illanes, se dirigieron hacia el departamento del norte sanjuanino cuando se enteraron que los estafadores se encontraban en el lugar realizando las cobranzas mensuales.

Los uniformados procedieron a la detención de ambos sujetos. Fueron identificados como Francisco Dehuin, de 25 años y Samir Ormo, de 26. Les secuestraron dinero producto de las cobranzas, gran cantidad de documentacion de ambas firmas, como fotocopias de recibos que les entregaban a sus víctimas.

Además, les secuestraron el auto en el que se conducían: un BMW, de color negro. En esta oportunidad, el vehículo no tenía ninguna referencia a las empresas que utilizaban para estafar pero los damnificados sindicaron que, generalmente, los visitaban en automóviles ploteados con la marca «Podersa». Por estas causas, los estafadores quedaron detenidos a disposición del Cuarto Juzgado de Instrucción de San Juan.

A su vez, por orden de la Segunda Circunscripción Judicial de Jáchal, a cargo del juez Alonso, se instruye en una causa donde también estaban vinculados los dos estafadores detenidos. Eran denuncias radicadas a mediados de abril por hechos realizados en otra localidad sanjuanina, Rodeo. Allí, se determinó que los sujetos revendían autos usados pero con formularios de la firma Podersa.

Los estafadores recibían vehículos usados como forma de pago para licitar. Eran éstos sujetos los que se encargaban de ir a las viviendas a retirar los autos usados que entregaban como forma de pago. Algo que la empresa damnificada no lo hacía: reciben autos usados pero son los clientes quienes los llevan a la empresa.

Fuentes policiales informaron que continuarán con las investigaciones para tratar de determinar si hay más personas involucradas en este tipo de maniobras. Por otro lado, quedaron detenidos en los calabozos de la Central de Policía. Será uno de los juzgados involucrados el que se haga cargo del caso.

Fuente Tiempo de San Juan

Comentar

comentarios

Temas relacionados