Mendoza evalúa prohibir las reuniones familiares

Así lo manifestó la ministra de Salud, Ana María Nadal, que se mostró preocupada por la situación que se vive en la provincia, aunque ratificó que no hay circulación comunitaria.

El Gobierno provincial está en alerta ante el aumento de casos de COVID 19 en la provincia. Si los contagios siguen en aumento, podría darse marcha atrás con las reuniones familiares, según indicó la ministra de Salud, Ana María Nadal.Actualmente están permitidas los sábados, domingos y feriados de 9 a 23 y con un máximo de 10 personas.

El miércoles hubo 5 nuevos casos de coronavirus, todos con nexo epidemiológico por estar en contacto con personas contagiadas y, en total, la provincia ya tiene 142 contagiados desde que se inició la pandemia, a medidados de marzo.

Restricciones por aumento de casos

La decisión sería similar a la que tomó el gobernador Rodolfo Suarez cuando decidió prohibir las reuniones de amigos tras la ola de contagios que desató el «caso 98».

«Lo que más nos complica para seguir los nexos está vinculado a las reuniones sociales o familiares porque hay una relajación de las normas. No pasa lo mismo en los lugares públicos y de trabajo donde hay más control», indicó la ministra de Salud.

“En las reuniones familiares es difícil establecer el número que se junta, cuesta el seguimiento, no existe registro. La idea sería evitar por un tiempo las reuniones familiares que nos cuesta mucho controlar”, añadió la funcionaria.

Comentar

comentarios

Temas relacionados