Mendoza: La riqueza y el glamour conviven con la pobreza y la indigencia

Sentimientos encontrados me produce la situación de Mendoza. Tanta riqueza y glamour conviviendo con la pobreza y la indigencia galopantes.

La política no supo resolver en los últimos 30 años, temas como la generación de empleo, la educación de nuestros niños y jóvenes, el acceso a la vivienda, el cuidado de nuestros niños y adultos mayores y tantos otros.

Pero no fueron solamente ellos, también parte del empresariado y de los gremios, parte de los medios de comunicación y nosotros en nuestro rol ciudadano hemos contribuido a la debacle provincial, sin ser los principales responsables claro está.

El asunto ya no pasa por el diagnóstico certero, porque la realidad nos escupe en la cara día a día, el asunto es qué soluciones generar, con quiénes y cómo implementarlas.

¿Cómo hacemos para dar vuelta esta realidad sin apelar a las mismas recetas que nos llevaron a este lugar miserable?, ¿Que rol deberíamos ocupar en este gran proyecto que es refundar Mendoza?.

En fin, más preguntas que respuestas. Lo cierto es que ya no quedan excusas por tomar, ya no hay tiempo para divagar, los ciudadanos debemos generar esas respuestas porque ni el sistema político, ni las demás elites han sabido cómo hacerlo.

Por Eduardo Sosa

Temas relacionados