Mentira la verdad-La política

Quiero un país en que la televisión pública no sea un espacio donde un millonario señor soberbio humilla a todo el mundo mientras hace gala de bizarras habilidades mientras dos gorilas juegan a la fuercita (eso era la TV estatal de nuestro país, para los desmemoriados).
El poder del país que quiero debe cuestionarse a sí mismo, y entregar a sus ciudadanos el natural derecho a ponerlo en cuestión. Un país donde Marx, y Foucault, por ejemplo sean difundidos y enseñados en las escuelas públicas.
Y que todo el mundo pueda verlo por la tele.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=quqvFtZGcnU[/youtube]

Temas relacionados