Minería: «es hora de que Mendoza no sólo dependa del petróleo»

mineria pesadaLos empresarios mineros, dicen que los números hablan por sí solos. Creen que por el lado político hay poco por hacer y apuestan a la Corte. Los grupos que se oponen anuncian que una modificación en la ley generaría gran desacuerdo.

Después de presentar la semana pasada un proyecto en la Legislatura provincial para modificar la ley 7.722, el sector minero de Mendoza considera que es el momento de avanzar en el desarrollo de la actividad, considerando los problemas que hay en otras áreas productivas como petróleo y vitivinicultura.

Mario Chabert, presidente de la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros (Camem), dijo que con los problemas actuales es necesario buscar otras opciones, como la producción minera. “En estos momentos se nos están cerrando las posibilidades productivas. Tenemos una crisis vitivinícola tremenda, industrial, la metalmecánica y tendríamos que salir o buscar alguna apertura”.

El representante aseguró que la provincia ya perdió una oportunidad importante hace siete años, cuando se implementó la ley 7.722, pero que es posible desarrollar la actividad hoy, aunque con más dificultades que antes. “El momento es hace rato. Si nosotros hubiéramos decidido apostar a la minería hace 7 años, hoy tendríamos seis minas abiertas y hubiéramos aprovechado el gran auge mundial, no como ahora, que estamos en baja. La oportunidad es muy importante y la hemos desaprovechado; Mendoza tiró por la borda esa posibilidad”, sentenció el dirigente.

Con respecto al proyecto que presentaron, dijo que están apostando a todas las posibilidades que existen, pero, por el lado político, es muy difícil que haya una salida a las dificultades de enfrentar la industria que representa. Al respecto indicó: “Nosotros en la mesa minera estamos con Zandomeni, y si bien hay algunos indicios de que les gustaría hacer algo, es muy difícil con la 7.722, porque es una pared en donde nos diferenciaremos siempre”.

“Hoy estamos apostando, prácticamente, todo a la Corte”, dijo Chabert. En la Justicia hay once proyectos que presentaron un pedido de inconstitucionalidad, los cuales se unificaron en una sola causa. En caso de darle el favor al sector, la Justicia permitiría el avance de estas once iniciativas.

Según el presidente de la Camem, la baja en la producción de crudo –que es constante y no se ha logrado remontar desde que YPF volvió a ser manejada por el Estado– y las diferencias con la conducción nacional de la empresa deben ser consideradas señales. “Esto del petróleo tiene que ser algo para que despierte a las autoridades. Si esto entra a declinar por problemas políticos o lo que sea, y si estamos decayendo fuertemente en la producción petrolera y gasífera, creo que es el momento de avanzar con la minería y ampliar la matriz productiva”, manifestó.

El vicegobernador Carlos Ciurca, consultado por una posible revisión de la ley 7.722 en el ámbito legislativo, expresó: “Si existe consenso social y político, siempre se puede revisar. Hoy, lo que hay es una petición de uno de los sectores interesados, como también una petición de otros sectores de no modificar la ley. O sea que no hay un acuerdo, sino propuestas de los sectores, que son legítimas”.

El vice recordó que en el momento de la sanción hubo unanimidad y que contó también con su apoyo y el del gobernador Francisco Pérez.

En números

– US$1.215 millones sería la producción anual de las minas Sierra Pintada, San Jorge, de Uspallata, Elisa, Don Sixto y el Sur provincial.

– US$213 millones llegarían como carga tributaria a la Provincia. Son 1.704 millones de pesos al cambio actual.

– 39.240 son los probables puestos de trabajo directos e indirectos de 14 proyectos en producción.

– 10 veces sería el valor bruto de los recursos mineros metalíferos de la Provincia, comparado con las reservas de petróleo convencional de Mendoza.

Fuente El Sol

Temas relacionados