Multan al Fiscal Federal Sabás por conducir ebrio

Se trata del fiscal Federal de San Rafael, Ignacio Ariel Sabas. El hecho se produjo esta noche alrededor de las 22.15 hs. en las inmediaciones del puesto fijo de la Comisaría 60º en Ruta 143, distrito de Las Paredes.

El test de alcoholemia le arrojó a Ignacio Ariel Sabas, 1,62 gramos de alcohol por litro de sangre.Lo permitido es 0,50. Los efectivos policiales indicaron que casi fueron atropellados por el ahora funcionario federal, que no poseía autorización de manejo del rodado, al no contar con la tarjeta azul del propietario y/o realizada por un notario.

Según quienes se hallaban realizando el procedimiento Sabás habría prometido vengarse de los policías que casi fueron embestidos, a quienes los «chapeó» con su actual cargo judicial

Sabás conducía ebrio a alta velocidad un VW dominio AC-407-QS según dio cuenta el test realizado cuando lograron hacer detener la marcha en el puesto fijo de detección de coronavirus, con conos sobre la cinta asfáltica, donde Sabás frenó «de golpe» y, según los uniformados, casi los arrolla. Los efectivos advirtieron la maniogra y le hicieron señas para que detuviera la marcha. Según el reporte policial, el magistrado intentó continuar, los agentes le dieron alcance a los pocos metros y comenzaron a realizar las actuaciones de rigor. Allí luego de soplar la pipeta y arrojarle un resultado de 1,62 gramos de alcohol en sangre, fue cuando el hombre prometió vengarse de los efectivos si su lamentable, irresponsable y vergonzosa actuación salía a la luz. El conductor no fue arrestado.

¿Se cumplirá la Ley con este irresponsable?

Las sanciones a conductores ebrios, a través de modificaciones a la Ley de Seguridad del Tránsito (9024) y del Código Contravencional (9099). De esta manera se sustituye el artículo 78 de la ley 9024 (de seguridad del tránsito) por el 86 bis.

Para quien conduzca con 0,5 gramos de alcohol en sangre y hasta 0,99, la inhabilitación  para conducir vehículos desde 30 a 180 días; multa de 3 mil a 6000 Unidades Fijas (de 36 mil pesos a 72 mil pesos),  o incluso la retención del vehículo y de la licencia de conducir.

A partir de 1 gramo o más de alcohol en sangre, se establece multa de 4 mil a 9 mil Unidades Fijas (de 48 mil pesos a 108 mil pesos); inhabilitación para conducir vehículos desde 90 a 365 días,  y arresto de hasta 30 días.  Además, pasa de ser una falta vial a ser una falta contravencional y por tanto, comienza para el conductor un proceso con intervención judicial.

Retención de licencia

El artículo 95° del Código de Contravenciones, que hace referencia al estado de ebriedad. Establece que «el que en lugar público o abierto al público se hallare en estado de manifiesta embriaguez, será sancionado con multa desde 200 U.F. hasta 400 U.F. o arresto de 2 días hasta 4 días y obligación de asistir a cursos de tratamiento de adicción. La sanción será aumentada al doble si el infractor ocasionare molestias a los transeúntes».

Con esta nueva ley se sustituyó el inciso f del artículo 40 de la Ley 9024. De esta manera, podrá retenerse la licencia de conducir «cuando sea evidente la disminución de las condiciones psicofísicas del titular de la licencia, excepto a los discapacitados debidamente habilitados o cuando incurra en la prohibición del artículo 52° inciso 7. En dicho supuesto corresponderá además la retención del vehículo».

El estado de ebriedad es ahora una falta gravísima, con cualquier graduación que supere los 0,5, inclusive. De esta manera, todo conductor al que se le detecte más del límite permitido, le será retenida la licencia de conducir.

A quienes conduzcan bicicletas con o sin motor, motocicletas o ciclomotores queda prohibido hacerlo con una alcoholemia superior a 200 miligramos por litro en sangre.

Comentar

comentarios

Temas relacionados