Multas severas para conductores alcoholizados

Se endurecieron multas y sanciones a quienes conduzcan alcoholizados. El proyecto fue aprobado por unanimidad en el Senado.

La Cámara de Senadores aprobó este martes el proyecto que modifica la Ley de Seguridad de Tránsito y el Código Contravencional para endurecer las sanciones a quienes conduzcan bajo los efectos del alcohol.

La iniciativa, aprobada por unanimidad (34 votos a favor) establece que los que conduzcan con un nivel de alcohol en sangre de entre 0,5 y 0,99 gramos, serán sancionados con una inhabilitación para conducir vehículos que va de uno a seis meses, además de una multa que puede llegar a los 72 mil pesos. La idea es generar conciencia en los ciudadanos y prevenir accidentes.

Actualmente la multa es de 18 mil pesos, pero la cifra será actualizada cuando la modificación aprobada este martes entre en vigencia. También se podrá retener el vehículo y la licencia de conducir.

A partir de 1 gramo o más de alcohol en sangre, establece multa de 4 mil a 9 mil Unidades Fijas (de 48 mil pesos a 108 mil pesos); inhabilitación para conducir vehículos desde 90 a 365 días, y arresto de hasta 30 días. Además, pasa de ser una falta vial a ser una falta contravencional y por tanto, comienza para el conductor un proceso con intervención judicial.

Respecto al estado de ebriedad, el Código Contravencional ahora establece que «el que en lugar público o abierto al público se hallare en estado de manifiesta embriaguez, será sancionado con multa desde 200 U.F. hasta 400 U.F. o arresto de 2 días hasta 4 días y obligación de asistir a cursos de tratamiento de adicción. La sanción será aumentada al doble si el infractor ocasionare molestias a los transeúntes».

Esta división entre las sanciones para los que tienen más de un gramo de alcohol en sangre con los que tienen menos, pero superando el máximo permitido, se debe a que los primeros son estadísticamente los que causan más muertes al volante, según explicó Diego Costarelli, presidente del bloque radical en el Senado.

«Los que matan al volante tienen más del doble de lo permitido, según los datos de la Unidad de Delitos de Tránsito. Tenemos que hacer sanciones graduales», explicó.

¿Tolerancia Cero?

Al igual que en Diputados, el debate giró en torno a los límites que permite la ley, ya que el peronismo buscaba una «tolerancia cero» respecto al nivel de alcohol de quienes manejan. «De otra forma, se evidencia que esta es otra medida recaudatoria, pero que no soluciona los temas de fondo», sostuvo el senador Adolfo Bermejo.

A modo de ejemplo, el justicialista citó como caso a Córdoba. «Incluso desde la vitivinicultura se quejan de que nuestra propuesta reduciría el consumo, lo cual no es cierto. Allá no bajó el consumo: bajaron los números de muertos», argumentó Bermejo.

En respuesta, el oficialismo señaló que existe un problema técnico al hablar de «tolerancia cero», de acuerdo con Costarelli: «Materialmente es imposible que un análisis dé cero gramos de alcohol en sangre, porque científicamente no existe el valor absoluto, de la misma forma que un examen de ADN para comprobación genética tendrá como máximo un 99,9%, pero nunca 100″.

La mayor parte del debate se ocupó en este tema, con la contraargumentación opositora, por parte del senador Alejandro Abraham, de que si naturalmente la persona puede presentar valores mayores en alcohol al que ha ingerido, entonces la referencia de 0,5 gramos también deja de tener sentido, ya que el conductor podría haber ingerido menos. 

«En ambos casos surge la duda sobre la certeza. Es mejor la tolerancia cero, porque en cualquier caso el sancionado tiene posibilidad de defensa. Además, a los conductores profesionales sí se les pide esta condición, por lo que es posible utilizarla para controlar», indicó Abraham.

Penas

El conductor que al realizarle el test de alcoholemia, de más de 0,5 gramos de alcohol en sangre, será sancionado.

De 0,51 a 0,99: Multa de $36 mil a $72 mil, retención del vehículo y de la licencia de conducir, e inhabilitación para conducir vehículos desde 30 a 180 días.

De 1 gramo en adelante: Multa de $48 mil a $108 mil, retención del vehículo y de la licencia de conducir, inhabilitación para conducir de 90 a 365 días, y arresto de hasta 30 días.

Además, la transgresión pasa de ser una falta vial a ser una falta contravencional, por lo que comienza para el conductor un proceso con intervención judicial.

Comentar

comentarios

Temas relacionados