Murió «El Vity»… murió el hombre…murió el político

(*)A fines de agosto de 2003 Alfonsin en plena campaña electoral llego a San Rafael para hacer conocer su polataforma con miras a los comicions nacionales de ese año.

En el escenario levantado en Mitre y San Martin, entre los principales lideres nacionales, provinciales y del sur mendocino habia un joven de tez aceitunada que algunos conocian como el «Turquito» de General Alvear.

No era poca cosa por esos años estar al lado de don Raul Alfonsin y de don Santiago Felipe Llaver y otras figuras de renombre como Conrado Storani, Dante Caputo, entre otros.

En un momento dado el «Turquito» de General Alvear bajo por la escalerilla del escenario donde estabamos todos los periodistas y extrañado por ese joven que estaba al lado de gente tan importante del radicalismo lo encare con mi viejo grabador en ristre. Fue la primera de una de las tantas veces que entreviste a Victor Fayad. De el se trataba. Del Vity, nombre de guerra con el que pasara sin lugar a dudas en la historia de la UCR de Mendoza.

Vino en varias oportunidades mas a San Rafael y recuerdo que la ulitma vez iba de paso hacia su ciudad natal: General Alvear. Fue meses antes de las elecciones de 2011 cuando el Vity volvio a arrasar con los votos. Asi como al pasar le pregunte mientras degustaba un cafe: ¿Victor, ganas o que?…y me respondio ¿tenes alguna duda?. Y no. Ganó con casi el 55 por ciento de los votos.

Lo acusaba de pro kichnerista y el decia «que digan lo que quieran, lo importante son las obras». Poco tiempo despues sus enconados enemigos correligionarios lo señalaban con el dedo como «Cristinista» y el contestaba: «Que digan lo que quieran, lo importante son las obras». Dos meses despues de ese dialogo con el Vity, Fayad los destrozo a todos en las urnas. La gente de Capital no cambiaba a Fayad por nadie. Era un verdadero animal politico. Lo fue hasta el ultimo momento de su vida.

Por eso cuando me entere de su muerte, como debe haber ocurrido con muchos peronistas, que digo mucho, digo muchisimos, un gran dolor me domino. Porque no habia muerto un enemigo, ni un rival, se habia ido el amigo, el politico, el amigo, el hombre. Porque el Vity Fayad ya es un emblema….no porque de alguna forma se congratulo con el peronismo, sino porque el era un politico diferente, y a los politicos diferentes hay que honrarlos con el alma y el abrazo que no fue.

(*) por Osvaldo Barroso

Temas relacionados