Murió Emilio Botín, presidente del Banco Santander

El presidente del Banco Santander, el más grande de España, Emilio Botín, murió a la edad de 79 años,de un ataque cardíaco comunicó la institución a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Fue responsable de la expansión internacional del Banco Santander.

Botín, heredero de una dinastía bancaria, empezó a dirigir el Banco Santander en 1986 y fue responsable de su expansión internacional, particularmente con amplia presencia en América Latina. El Grupo Santander es hoy una de las primeras entidades financieras del mundo.

Este miércoles se reunirán la comisión de nombramientos y retribuciones y el consejo de administración para designar al nuevo presidente del Banco.Las acciones de la institución cayeron 2% tras la noticia de su muerte.

Directo, agudo y disciplinario

Nacido en 1934 en Santander, Botín transformó el banco que heredó de su padre y abuelo de un pequeñó prestamista nacional al banco más grande de la eurozona.

Emilio Botín aseguró una serie de acuerdos para difundir la marca Santander por todo el mundo.

Egresó de la Universidad de Deusto como licenciado en Derecho y Economía.

Empezó a trabajar en el Banco Santander a los 24 años, donde fue ascendiendo cargos, primero como consejero, luego como director general y, finalmente, nombrado presidente en 1986.

Su gestión se caracterizó por una estrategia en el mercado internacional y una serie de fusiones y adquisiciones nacionales para alcanzar el liderazgo de la banca española.

Directo y disciplinario, Botín utilizó su agudo ojo para negociar la difusión de la marca Santander, la «S» roja, por todo el mundo, acumulando US$1,8 millones de millones en fondos y casi 200.000 empleados.

El poderoso banquero lideró una racha de compras en América Latina en los años 90 y cambió la imagen de la banca española con la compra de la institución crediticia británica Abbey National por más de US$14.500 millones.

El padre y abuelo de Botín también se llamaban Emilio y ambos fueron presidentes de Santander.

Su hija mayor, Ana Botín, es la directora de los asuntos británicos del grupo y se espera que sea nombrada la sucesora a la presidencia del Banco.

Fuente:BBC Mundo

Temas relacionados