Murió un joven por una descarga eléctrica

Federico Apazza de 23 años manipulaba un cable y al enchufarlo sufrió la descarga, en el horno de ladrillo donde trabajaba.

El incidente se produjo en horas de la mañana en un horno de ladrillo ubicado sobre calle La Correína s/n, del distrito de Cañada Seca, cuando alrededor de las 9,30 Federico Apazza se hallaba trabajando en el lugar, y sufrió una descarga eléctrica de una bomba de agua.

Trasladado de urgencia al Hospital Schestakow, se le hicieron las maniobras para revivirlo en la guardia, pero falleció.

Temas relacionados