Naftas: de Kada tanque que lleno me cuesta tres veces más que hace 5 años

En enero de 2009 el litro de premium YPF valía $ 3,20. Ahora está $ 9,99 y prevén que las subas continuarán.Mientras que los salarios continuan deteriorados.

Los precios de la nafta se triplicaron en los últimos cinco años. El primer día de enero de 2009, un litro de combustible “premium” de YPF se despachaba a un promedio de $ 3,20 en una estación de servicio de la Capital Federal. Ahora, ese mismo litro de nafta está a $ 9,99.El salto es del 312%.

Al consumidor, llenar un tanque hoy le cuesta tres veces más que en enero de 2009. Y los propios expendedores avisaron la semana pasada que este año habrá que esperar más aumentos.

Aunque hubo recomposiciones salariales de entre 18% y 25% en los últimos años, ni la inflación del INDEC ni el costo de vida real subieron tanto como la nafta en los surtidores. Ni siquiera pasó eso con el dólar oficial. Hace 5 años, estaba a $ 3,47 y escaló 86% en un lustro hasta llegar a $ 6,46. Sólo se triplicó a esos niveles el valor del billete estadounidense en el mercado “blue”.

Durante el kirchnerismo, las petroleras afrontaron restricciones en relación a las exportaciones. Casi todas se concentraron en el negocio local para obtener ganancias, ya que el despacho de crudo al extranjero no les dejaba márgenes atractivos por las retenciones del Gobierno a los despachos extranjeros.

El principal valor de referencia para los combustibles es el barril de crudo. En enero de 2009, cuando aquí el litro de nafta valía $ 3,20 (92 centavos de dólar), el precio del barril estaba en baja -por la crisis de las hipotecas de Wall Street que se extendió por el mundo- y era de US$ 60. Ahora, el barril está a US$ 94: se encareció 56% en cinco años.

Pero el traslado local a los consumidores en ese período fue del 300%. Las empresas justifican esos incrementos en mayores costos laborales, por aumentos salariales a sus trabajadores, en especial en los puntos de producción.

El aumento de precios de la gestión de Miguel Galuccio (CEO de YPF) sin intervención de terceros (es decir todo 2013) fue del 43%: saltó de $ 6,989 en enero de 2013 a $ 9,99 en los surtidores actuales. Si se hace la comparación con el conurbano, el incremento es del 50%, ya que la nafta (en Avellaneda, por ejemplo) está a $ 10,49.

Cuando YPF fue expropiada, los analistas de Wall Street recomendaron a la compañía que aumente los precios un 40% para cumplir con las inversiones prometidas. Galuccio parece haberles hecho caso a esos bancos de inversión. Desde septiembre de 2012 a enero de 2014, subió los precios de su nafta “premium” en un 53,9%. En ese momento, el litro de nafta de YPF valía $ 6,489, Si la inflación de estos 15 meses fue del 30%, Galuccio le agregó el margen que le recomendaban en Wall Street para tener las cuentas sanas.

Entre enero de 2012 (cuando todavía era de Repsol y los Eskenazi) y enero de 2013 (tras la expropiación), el incremento era del 15%. El último año de la española Repsol y la familia local Eskenazi plenamente a cargo (2012) también registró un aumento del 27%.

El litro de nafta de YPF aún está por debajo del dólar “blue”. Pero en Esso, Shell y Petrobras, el “uno a uno” (un litro de nafta premium por un dólar “blue”) está vigente: en todas el combustible “premium” está por arriba de $ 10.30.

Por Martín Bidegaray

Comentar

comentarios

Temas relacionados