Neuquén se quedaría con la mayoría de los empleos

La Cámara de Empresas de Servicios Petroleros de Mendoza llevará el reclamo al Gobierno mendocino por 500 puestos que ya son ocupados por personal neuquino en Malargüe y los futuros contratos. “Allá no nos dejan trabajar y acá ocupan todos los lugares”, afirman.

Hoy llega a Mendoza el CEO de YPF, Miguel Gallucio, para firmar un acuerdo para incorporar siete nuevos equipos de exploración de petróleo a los cuatro existentes. Esto generará 840 nuevos puestos de trabajo y un compromiso de inversión de 650 millones de pesos de YPF junto a la petrolera china Sinopec en el yacimiento La Ventana, en el Carrizal. Será la reactivación de este yacimiento que hace más de 11 años está abandonado.

El sector de empresas petroleras reconoce que en lo que queda de 2014 y 2015 son buenas las perspectivas en cuanto a la inversión. “Sólo YPF lleva invertido 488 millones de dólares en Mendoza. No sólo se hacen obras para mejorar la explotación sino que se han incorporado más equipos”, dice Miguel Ledda, de la empresa Emepa.

Sin embargo, las 35 empresas que integran la Cámara mendocina de Empresas de Servicios Petroleros (Camespe) están preparando un comunicado para que el Gobierno y la Legislatura de Mendoza aseguren que habrá prioridad para los trabajadores mendocinos en las inversiones petroleras. Argumentan que Neuquén con sus poderosos sindicatos petroleros se están quedando con la mayoría de los puestos. “En Malargüe hay 15 equipos trabajado (8 de perforación y 7 de workover) y son todos operados desde Neuquén con personal de esa provincia”. Los pozos están a 50 kilómetros del límite y, según la Camespe, no dejan que trabajen las empresas de afuera, sólo las de Neuquén.

El planteo sería hacer valer el compre mendocino. “En Neuquén no podemos trabajar y ellos están trabajando acá”, denuncian las pymes petroleras. Estos proyectos que están en marcha significan unos 500 puestos, con un ingreso promedio de entre 25 mil y 40 mil pesos mensuales. El reclamo a las autoridades mendocinas será acompañado por el Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Cuyo, presidido por el diputado del FPV Dante González y Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo, que dirige Julián Matamala.

El sector petrolero ocupa a unos 23 mil empleados en el país con un salario promedio de 40 mil pesos, por lo que el 100% paga Ganancias, de acuerdo con datos de la CGT oficialista. En Mendoza, la Camepe dice que el promedio salarial es menor, entre 20 y 30 mil pesos mensuales. “En Mendoza tenemos muchos jóvenes capacitados que tienen que migrar a otras provincias o el exterior, cuando podrían trabajar en Mendoza”, afirman desde Camespe.

Como representante de las pymes petroleras, Ledda dice que en el sur mendocino falta un parque industrial: “Debería estar radicado en Pata Mora, Malargüe, para que se instalen las empresas de Mendoza y sus trabajadores”.

Las inversiones en petróleo siguen llegando. Hace un mes, el Gobierno mendocino concesionó cuatro áreas petroleras a tres empresas argentinas Pluspetrol, Medanito y Roch con una inversión inicial 500 millones de pesos. Además, la petrolera Wintershal ha invertido en lo que va de este año 240 millones de pesos.

En materia de petróleo no convencional, el hallazgo de YPF de la formación geológica de Agrio aventura una nueva Vaca Muerta para Mendoza.

En el sector de servicios petroleros hay unas 50 pymes mendocinas. Son proveedoras de equipos para reparación y mantenimiento de pozos, control del fluido, provisión de herramientas para entubar, hacer ensayos y perfilajes de pozos, entre otros servicios. “Las expectativas son buenas para este año y el que viene. El petróleo es una actividad riesgosa: si no invierte, no se puede extraer el crudo”, dice Ledda.

La Región de Cuyo aparece segunda en las preferencias de los jóvenes profesionales del petróleo

La consultora en Recursos Humanos Biset- Fernandez Löbbe, realizó una encuesta a 700 jóvenes profesionales (hasta 40 años) para conocer sus inquietudes, entender sus preferencias y explorar sobre sus expectativas respecto a la empresa ideal para trabajar.

A la hora de responder sobre el trabajo en empresas petroleras y sobre la cuenca preferida, un alto porcentaje de entrevistados (35%) eligió la cuenca neuquina, en gran medida por su ubicación. La cuenca cuyana es la segunda más mencionada como lugar preferido para trabajar por su geografía, pero también por el clima. La aceptación de trabajo en zonas inhóspitas está repartido casi en iguales proporciones (sí: 49%, no: 43%).

Fuente: MDZ

Temas relacionados