Nueva metodología de robo

La imaginación de los delincuentes no tiene límites. Estos tipos aguardan en un estacionamiento y luego que salís de tu vehículo retiran la chapa-patente del mismo.

La alarma no se dispara y quedan a la espera. Después te siguen, te sobrepasan y te muestran la patente por la ventanilla, como si élla se hubiese desprendido del auto. Tal vez quedés un tanto sorprendido al reconocer tu patente y sin desconfiar, porque suponés que realmente la chapa se cayó.

Resolvés parar para recuperarla y agradecer a quien tan generosamente desea devolvértela .

Parar es todo lo que estos marginales quieren que hagas. Ahí ya es demasiado tarde y tendrás suerte si no sos tratado violentamente, secuestrado o herido. No pares, sea el motivo que fuere.

Una patente no es nada, comparada con tu integridad física y/o la de tus seres queridos o acompañantes

Antes de actuar, pensá en lo que te puede llegar a ocurrir . Los delincuentes pueden ser extremadamente violentos cuando quieren conseguir algo… Este tipo de “golpe” se está dando con frecuencia y en el lugar menos pensado.

Temas relacionados