«Nueva secundaria» y polémica con el gobierno educativo

Se publicó en el Boletín Oficial la estructura curricular de bachilleratos. La incertidumbre pesa sobre los profesores suplentes.

Once bachilleratos tiene la nueva estructura curricular de educación secundaria que este martes quedó oficializada y que se aplicará en los terceros años de todas las escuelas estatales y privadas a partir de este ciclo lectivo.

En el medio de las modificaciones(*) enmarcadas en la Ley de Educación Nacional, se encuentran los docentes que dictan materias de orientación específica. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) indicaron que los educadores no perderán sus puestos de trabajo.

Cuáles son los cambios

Con el objetivo de “garantizar la calidad educativa y la inclusión”, la Ley de Educación Nacional establece que la secundaria se divida en dos: por un lado, el Ciclo Básico de carácter común a todas las orientaciones y, por el otro, el Ciclo Orientado apuntado a las distintas áreas del conocimiento para la vida social y el trabajo.

Entonces, los 11 bachilleratos que antes eran los polimodales, desde este año estarán orientados en: Economía y Administración, Comunicación, Educación Física, Lengua y Cultura, Agro y Ambiente, Turismo, Ciencias Sociales y Humanidades, Ciencias Naturales, Informática, Educación Física y Artes.

De acuerdo con la directora de Planificación de Calidad Educativa, María del Carmen De Pedro, esta transformación obedece a un trabajo en conjunto que realizó el Gobierno provincial con el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE).

“Hubo consultas a los docentes desde el 2013 y los aportes que hicieron formaron parte de los cambios que encaramos”, explicó la funcionaria.

A esto, agregó que las modificaciones están centradas en lograr un “cambio de enfoque pensando en una escuela inclusiva”, en tanto que los espacios curriculares nuevos que habrá no le sacarán horas a las materias tradicionales.

El miedo a perder el trabajo

Roque Yadala, el secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), aseguró que las escuelas técnicas y sus profesores serán los más perjudicados con esta nueva estructura, al tiempo que también desmintió que hayan sido consultados en su momento por el Gobierno escolar, como sí señaló De Pedro.

“Las planillas curriculares no están acordes con la situación laboral porque los docentes suplentes de cargo vacante van a perder su trabajo”, dijo.

Los únicos trabajadores de la educación que serán reubicados serán los titulares mientras que aquellos que dictan horas de Taller verán resentidas las horas de clases y sus cargos, explicaron desde la UDA. Por su parte, la DGE insistió en echar por tierra este pronóstico y ratificó queningún profesor perderá su puesto de trabajo.

En Ciencias Sociales se aplicará una nueva materia y habrá otra en Formación para la Vida y el Trabajo, “por lo tanto nadie perderá el trabajo, sino que los titulares será reubicados y los profesores suplentes de titulares serán arrastrados por esa reubicación”, dijo De Pedro.

Para los suplentes de cargo vacante se está evaluando hacer una norma que les de continuidad.

No obstante, la UDA ya baraja la posibilidad de hacer un paro el próximo lunes y martes si no se les da una solución a esos docentes suplentes y de escuelas técnicas, especialmente.

Por esto, esta semana se reunirán con la titular de la DGE María Inés Abrile de Vollmer para evaluar la situación.

“Si nada de esto se arregla vamos a ir al paro”, ratificó Yadala a este medio.

(*) Las modificaciones

La secundaria orientada experimentará desde el 2015 una serie de cambios curriculares en 3 año, y ya se cosechan dudas e incertidumbre, especialmente entre los docentes suplentes y de asignaturas de las diferentes especialidades. Mientras algunos aseguran que se les quitará esas horas de clases para aportarlas a las materias “tradicionales”, la Dirección General de Escuelas (DGE) negó las versiones y garantizó los puestos de trabajo.

La subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa de la DGE, Livia Sandez, explicó que dicho trabajo se enmarca en una disposición del Gobierno nacional y tiene como fin que todos los colegios con orientaciones coincidentes tengan los mismos espacios curriculares.

“Buscamos mejorar la calidad educativa”, resaltó la funcionaria cuando le aseguró a El Sol que ni las escuelas ni los docentes, fundamentalmente los suplentes, sufrirán cambios “rotundos”.

Lo que actualmente se está realizando es un “ordenamiento” en la currícula de todas las escuelas estatales de la provincia con el aporte del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) y la comunidad educativa.

“Despido encubierto”

Alberto Muñoz es profesor de Cultura y Estética Contemporánea, Filosofía del Arte e Historia del Arte en escuelas de Costa de Araujo, Junín y Fray Luis Beltrán. El docente aseguró que con los cambios curriculares “se sacarán horas a estas especialidades”, entre otras, y que como consecuencia los docentes suplentes perderán sus horas, mientras que los titulares quedarán cesantes durante un año y con la presión de tener que “reubicarse”.

“Va a variar todo, las escuelas donde las modalidades son Arte y Humanidades tendrán un impacto importante”, analizó el docente.

Convencido de este “avasallamiento”, Muñoz, también militante de la Agrupación Verde de fuerte oposición a la cúpula del SUTE, ratificó que el proyecto de la DGE “dice que hay conocimiento de que no es necesario, cuando en realidad hace a la cultura general del alumno”.

Para reafirmar su conclusión, aseveró que la quita de horas en especialidades se destinará a reforzar las de Matemática y Lengua, además de que, según denunció, “hay escuelas donde se sacó definitivamente la materia y se mantiene la especialidad”, como pasó con Cultura y Estética Contemporánea, que quedó eliminada y solo se mantiene la especialidad de Artística.

En la misma línea se encuentra la Lista Marrón, también oposición del SUTE, en donde aseguran que “cerca de 600 docentes suplentes verán resentidas sus horas y se quedarán sin trabajo con estos cambios”.

“El número puede ser mucho mayor porque van a aumentar las horas de las materias básicas y eliminar las de asignaturas de especialidad”, dijo Alfredo Barbagallo.

Además, reflexionó que la reestructuración escolar se está realizando porque “quieren eliminar las materias que promueven el pensamiento”, pero añadió que hay problemas financieros y que las modificaciones terminan siendo “un tema de gastos”.

Qué es y cómo se hará el cambio curricular

Este proceso en el que se relevan escuelas, materias y profesores de cada especialidad busca que a partir del ciclo lectivo 2015 se produzcan modificaciones que tienen que ver con agregar horas a algunas asignaturas, siempre sobre la base de las cinco modalidades: Economía y Gestión, Humanidades y Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Comunicación, Arte y Diseño y Producción de Bienes y Servicio.

“Por ejemplo, Lengua y Arte se dictarán durante toda la secundaria teniendo en cuenta que en algunos establecimientos es menor la carga horaria de dichas asignaturas”, detalló la subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa, Lidia Sandez. Así, y aunque no están aún los resultados finales, tanto la DGE como el SUTE adelantaron que habrá cambios de nombres y la misma cantidad de horas de cursado para comenzar a aplicar en el 3er año.

Asimismo, este 2014, primero y segundo años tuvieron “cambios preliminares y nadie perdió el trabajo”, señaló el prosecretario de Formación y Carrera del sindicato docente, Víctor Ramonda.

En este marco, el sindicalista comentó que “se aceptan propuestas” de los docentes y establecimientos educativos en general a partir de las consultas que, asegura, se hacen en forma simultánea con los relevamientos.

Ramonda, en consonancia con el Gobierno, dijo que los cambios deben adecuarse a la Ley Nacional de Educación y que “como todos, genera dudas”.

La contrapropuesta de escuelas emblemáticas

Norma Irisarri es la directora de la escuela Bellas Artes, una de las que podría verse afectada por la reestructuración curricular, de no aceptarse una contraoferta que le hicieron llegar a la DGE todos los colegios de Arte tradicionales de Mendoza.

«No vamos a sacar los talleres y sí vamos a agregar horas a Matemática, pero aún es prematuro hablar de conflictos y miedos. Vamos a esperar la respuesta a nuestra idea», dijo.

Sin embargo, aseguró que se resentirán “algunos espacios”, pero que todavía no van a iniciar ningún tipo de protesta porque aún no ha llegado a su fin el procedimiento de cambios curriculares.

Irisarri dijo que el objetivo que persiguen es “armonizar y compensar las materias, siempre que se respeten los talleres” artísticos del establecimiento.

FUENTE DIARIO EL SOL.

Temas relacionados