Operación “Manolo”: autos incautados al narcotráfico se deterioran día a día

San Rafael fue noticia a nivel internacional cuando fue desbatarada una red de narcotráfico que operaba a lo largo y ancho de Mendoza. Hicieron un gran acto frente a la Delegación de la Policía Federal sobre calle comandante Salas de esta ciudad donde llegaron funcionarios de seguridad del ámbito nacional y provincial, ávidos de cámaras, micrófonos e imágenes para que los medios reproduzcan el mensaje, para que llegue a la comunidad y esta crea que todo está bien. Nada de eso, es la realidad, fue puro circo.

La promesa de destinarlos para combatir el delito, hasta el momento está incumplida y los rodados a la fecha continúan generando gastos, por el bodegaje para “preservarlos” además de las guardias que efectúan efectivos policiales de la Federal, inclusó sin medios de comunicaciones del organismo nacional, solo el teléfono celular del efectivo que hace guardia, para poder comunicar cualquier novedad que suceda. Al decir verdad, el operativo con cortes de calle, durante un par de días, fue todo un circo del mejor equipo de los últimos 50 años, como todos los anuncios que realizó en los 4 años de mandato que finalizan el 10 de diciembre.

Se realizó un acto y se prometió que serían destinados a la lucha contra el delito, situación que no sucedió. El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco y el ministro de Seguridad de Mendoza, pidieron sean reasignados a alguna de las divisiones de la Policía de Mendoza.

Recordemos la metodología que tenía la banda,algunos integrantes, estaban relacionados, con concesionarias de autos, comercializaban drogas a través de los llamados quiosquitos, en su gran mayoría, ubicados en San Rafael, y con ese dinero proveniente de maniobras ilegales, adquirían autos para revender en concesionarias. El juez del caso, Eduardo Puigdéngolas, ordenó las medidas, y logró que se secuestraran 7.800 dosis de cocaína fraccionada, listas para la distribución, con un valor de comercialización de 7 millones de pesos. Se incautaron 3 kilos de marihuana por casi 400 mil pesos y diez armas de fuego y municiones. También elementos pertenecientes a la Gendarmería, como uniformes y otras prendas.

El secuestro fue de 97 autos, 16 motos, dos cuatriciclos, 59 celulares, 4 balanzas de precisión, 15 títulos de propiedad del automotor, 10 cédulas de identificación vehicular, 12 títulos de propiedad de viviendas y 325 mil pesos en efectivo.

Comentar

comentarios

Temas relacionados