OSEP: El Ministerio de Roby tiene a su cargo la obra social

El ministro de Salud blanqueó el objetivo del decreto que, recientemente, firmó el gobernador Francisco Pérez mediante el cual la Obra Social de los Empleados Públicos (Osep) perderá autonomía. Justificó, además, que militantes ocupen cargos en Salud. Por otro lado, el ex titular de Osep habló del pasivo “real” actual.

Tras la decisión del Gobierno de Mendoza de quitarle autonomía a la Obra Social de Empleados Públicos (Osep), Matías Roby, ministro de Salud, explicó los alcances de la medida y aseveró que, en sólo cinco meses de gestión, logró «ordenar la cancha».

Desde el jueves su cartera, a través de un decreto del Ejecutivo, pasó a tener el control de la Osep porque, según justificó el funcionario, se busca uniformar criterios y unificar políticas preventivas.

Roby precisó: «Creo que, desde el momento en que los recursos que usa el Ministerio de Salud y la Osep, salen del mismo monedero, y, además la población a cargo es toda mendocina, tiene sentido avanzar en un mismo eje», justificó la medida firmada por el gobernador Francisco Pérez.

Dijo que los objetivos serán uniformar criterios, unificar políticas preventivas y generar complementariedad en la prestación de estos servicios.

«Me parece que si bien la Osep y el Ministerio de Salud se movieron de manera distinta históricamente creo que es lógico pensar en la posibilidad de complementarnos y, sobre todo, generando ahorros, no teniendo duplicidad de acciones ni tareas», evaluó.

Esquivó referirse a si esta disposición del Ejecutivo mendocino generará más burocracia estatal y resaltó: «Hemos tomado decisiones orientadas a mejorar los ingresos, disminuir los egresos y fundamentalmente con el tema discapacidad tomar tres a cuatro medidas que son muy importantes al igual que en medicamentos, convenios y prestaciones domiciliarias».

En ese sentido, indicó que «hay que generar una relación única porque sino te desajusta de alguna manera. Si lo tenés ordenado por el Ministerio de salud y no lo tenés igualmente ordenado por Osep, la bomba te explota igual», argumentó.

Al consultarle si este tipo de decisiones son «menores» frente a la cantidad de problemas irresueltos en el área de la Salud pública, sostuvo: «Llevo en la función cinco meses y cuando llegué al Ministerio tomé, en primera instancia, la decisión de poner en orden lo nuestro. Es decir, al principio era importante estar dentro de la cancha para definir cómo íbamos a jugar este partido para adelante. A partir de haber logrado la conducción que uno pretendía, fue posible empezar a estar presente en toda la provincia», señaló.

Seguidamente, y a propósito de sus declaraciones, apuntó: «Una vez que tenés ordenada la cancha (haciendo referencia al Ministerio de Salud), empezás a mirar al costado y siempre dijimos que íbamos a trabajar en conjunto con Osep y el Pami», comentó.

Finalmente y tras aseverar que mantiene un diálogo fluido con Alberto Recabarren, titular de Osep, justificó el ingreso de militantes a la planta de personal de la Osep -denuncia hecha por el radicalismo-.

«En principio, lo que hay que ver es si tal o cual persona, independientemente de la fracción política a la que pertenece, entró a hacer lo que esté justificado. Ocurre que siempre se acusa que ingresan militantes de tal o cual sector y en verdad, y hablo por la cartera que me toca conducir, hay un montón de necesidades que no fueron cubiertas durante años que era necesario cubrir», aseguró.

Y deslizó: «Si circunstancialmente pertenecen a tal o cual partido político es un tema que queda para discutirlo desde la política; pero está justificado el ingreso porque era necesario…», cerró.

La deuda: «Supera los 300 millones de pesos»

Por el mismo tema fue consultado Marcelino Iglesias, ex titular de Osep, quien le aclaró algunos puntos a Roby y aseveró que el pasivo que, actualmente, tiene la obra social supera los 300 millones de pesos.

«El pasivo de Osep no es 80 millones de pesos sino que debe estar superando los 300 a 350 millones de pesos», indicó en diálogo con MDZ Radio.

Explicó que parte de la deuda tiene que ver con los medicamentos que se dividen en dos partes: lo que es ambulatorio, que según especificó, «son 11 millones de pesos por mes que están al día» y, por otro lado, los remedios catastróficos o de planes especiales «que son unos 37 millones de pesos mensuales».

De éstos últimos «se debe parte de diciembre, enero, febrero, marzo, abril y mayo y son 150 millones de pesos hasta el mes cuatro», según puntualizó.

Además, dijo que hay deudas con las clínicas, con proveedores y un problema gravísimo con los insumos que son importados o hechos con materiales importados.

Asimismo, el ex funcionario a cargo de Osep le aclaró a Roby que los fondos de la obra social no salen del mismo bolsillo que los del Ministerio de Salud sino que se desprenden de aportes y contribuciones de afiliados.

En segundo orden, Iglesias sostuvo que en su gestión, la obra social contaba con absoluta autarquía y, sin embargo, había conexión con las políticas sanitarias del Ministerio.

Por último, aseveró que desde la gestión de Marcelo Costa -ex titular de Osep y, ahora, a cargo del Ministerio de Hacienda: «Se abalanzaron como una caja, entiéndase caja como un botín partidario y se lo repartieron entre las distintas líneas del PJ (Partido Justicialista)», finalizó.

Fuente MDZOL

Temas relacionados