Otra gestión oficial que fracasa: despedidos en IMPSA

Unos 37 trabajadores de Impsa fueron despedidos ayer en medio del conflicto laboral de la empresa metalmecánica. “Nos echaron sin causa. Esto es claramente en represalia por las protestas que realizamos en enero por la suspensión de personal y las malas remuneraciones” aseguró uno de los trabajadores despedidos que pidió la reserva de su identidad.

La mayoría de los empleados despedidos son del área de mecanizado. Otros se desempeñan en las divisiones nuclear, generadores, estructura y soldadura. En promedio tenían entre 4 y 15 años de antigüedad.

“Tengo mucha amargura como el resto de mis compañeros que también fueron depedidos. Llevaba 8 años en la empresa y esto no era vida. Acá además hubo un complot con la UOM- Unión Obrera Metalúrgica-. El gremio nos dijo que no iban a despedir a nadie y ocurre esto” agregó el trabajador cesanteado.

En el mismo sentido, aseguró que por la crisis que atraviesa la empresa “corren peligro unos 300 puestos de trabajo”.

Impsa desistió a principios de febrero de continuar recibiendo la ayuda de la Nación para pagar sueldos. Cuando se desató la crisis en 2014, el Gobierno provincial logró el subsidio del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) por parte de la Nación. Este programa aportaba un complemento salarial de $2 mil por empleado durante 12 meses para que la empresa no realizara despidos.

“Esto estaba digitado de antemano. Adentro no hay mucho trabajo. La empresa no aceptó el subsidio para poder seguir despidiendo gente” agregó otro de los trabajadores cesanteados.

FUENTE DIARIO LOS ANDES ON LINE

 

Temas relacionados