«Paco» Pérez asumió como presidente del PJ mendocino

Francisco Pérez y Carlos Ciurca se comprometieron a que «Mendoza siga siendo peronista». Referentes locales y nacionales estuvieron presentes en el «Torito» de San Martín para apoyar al flamante presidente del partido.El Gobernador no dió certezas sobre las PASO.

Hacía un buen tiempo que el peronismo mendocino no tenía un acto masivo y con la presencia de dirigentes nacionales. La asunción de las nuevas autoridades del PJ local,  con Francisco Pérez y Carlos Ciurca, convocó a una liga de gobernadores justicialistas, algunos con vocación presidencial, como Daniel Scioli. Pero también fue un escenario para el posicionamiento de varios candidatos internos en el peronismo, en medio de proclamas de unidad interna. Y una señal de Pérez para bajarle un cambio a las demandas de los caciques peronistas sobre las PASO.

Además de Scioli, llegaron Eduardo Fellner; Maurice Closs; Gildo Insfrán; Martín Buzzi; Juan Manuel Urtubey; el operador político Juan Carlos “Chueco” Mazzón; el titular de la Anses, Diego Bossio; y hasta los intendentes de La Matanza, Fernando Espinoza, y el de Villa María, Eduardo Accastello -al que Pérez presentó como el próximo gobernador de Córdoba-.

Desde aquel acto en Andes Talleres en 2008, con la presencia de Néstor Kirchner, que el peronismo no movilizaba desde todos los puntos de la provincia. En este caso, asistieron unos 6 mil militantes, aproximadamente, aunque los más exagerados se animaron a señalar que se movilizaron unos 20 mil. Con banderas pero también con merchandising electoral, como para recordar el proceso en el que se encuentra internamente el PJ vernáculo.

A ellos se unieron los intendentes justicialistas asistieron a pleno, junto a legisladores nacionales y provinciales.

Pérez le bajó un cambio a las PASO

Pérez remarcó que recién el año que viene habrá PASO, sin dar fecha alguna, a pesar de las demandas de los caciques justicialistas en la última semana y del desdoblamiento en Capital. “Algunos se preocupan por la reglamentación, nosotros nos ocupamos por la gestión». Así, volvió a remarcar que las Primarias recién llegarán el año próximo, aunque adelantó que podría haber fondos para las elecciones de Capital en el próximo presupuesto.

“Construyamos, no perdamos ni un minuto con los profetas del odio. Les pregunto: ¿quieren arriar banderas, quieren perder estos logros? Vamos a seguir profundizando con todo lo que nos falta realizar”, manifestó.

El nuevo titular del PJ también tuvo tiempo para la evocación personal más íntima: “Hace 27 años atrás, cuando la vida me golpeaba duro y no sabía para dónde arrancar, estudiaba abogacía y lo hacía sin mucha convicción”, recordó sin dejar de mencionar en ese pasaje a la contención que le dieron sus dos hermanas.

Ciurca dio señales para todos y todas. Un guiño para el kirchnerismo –“no queden dudas, Cristina es la que conduce”- pero también para remarcar su militancia en el sciolismo –“Hay que profundizar este proyecto”-. También en apoyo a su compañero de fórmula: «Cuando en el peronismo decidimos que Paco conduzca, es porque decimos que vamos a seguir gobernando Mendoza», apuntó.

El que dejó mudos a varios fue Alejandro Abraham. El presidente saliente agradeció a varios, pero particularmente al Chueco Mazzón: «Gracias por ser artífice de tantos triunfos y tantas derrotas», afirmó el Pelado, actual diputado nacional.

Críticas a los radicales

En tanto, Fellner remarcó el compromiso con la gestión de Cristina, pero también con la vocación de poder propia del peronismo para seguir gobernando el país en 2015. Pero sus palabras apuntaron más al escenario nacional, al criticar a los radicales: “Han preferido doblarse todos los días, antes de quebrarse”.

También Pérez apuntó sus cañones hacia los radicales, pensando más en su proyección nacional, ante una liga de gobernadores

La inauguración “naranja” previa

Daniel Scioli inauguró en San Martín la casa naranja que identifica a sus unidades básicas. Llegó acompañado de Francisco Pérez y de Carlos Ciurca. Allí la militancia naranja impulsada por el ciurquismo pero también por el presidente del Concejo Deliberante de San Martín, Bartolomé Robles, lo esperaba con el aparato desplegado.

No estuvo Jorge Omar Giménez. El intendente de San Martín se encontraba en esos momentos con Diego Bossio en un acto paralelo en el moderno Centro de Congresos entregando jubilaciones. Pero a esa nueva unidad básica en orange llegó, entre otros, Patricia Fadel, Rubén Miranda, los hermanos Bermejo y hasta un reaparecido Rodolfo Gabrielli, que también encontró su espacio en ese escenario.

Por un momento, Scioli abandonó su habitual moderación y pidió “que me den una oportunidad”. Si bien se encolumnó detrás de Cristina en su breve discurso, ante un centenar de militantes, también señaló la “Argentina que viene”.

El kirchnerismo duro

Aunque a priori se decía que la Ola Naranja coparía el Torito Rodríguez, algunos dirigentes indicaron que no se buscaba incentivar el enfrentamiento con otros sectores internos.

Con todo, Scioli fue uno de los protagonistas de la jornada, principalmente porque no fueron de la partida los referentes duros del kirchnerismo: Jorge Capitanich se excusó de venir; del entrerriano Sergio Uribarri sólo vimos sus pancartas; su acérrimo crítico, Florencio Randazzo, optó por no asistir.

El kirchenrismo duro estuvo representado por Unidos y Organizados, con La Cámpora como principal sector; y la Corriente Nacional de la Militancia, con el ex canciller Jorge Taiana y el diputado nacional Guillermo Carmona.

Mercahidising 2015

La estación de servicio  Ekomovil fue el punto neurálgico de concentración para algunos sectores. Allí, los militantes de Jorge Tanús repartieron cascos, el símbolo que ha elegido el presidente de la Cámara de Diputados para su campaña, dado que es ingeniero.

La “ola naranja” también distribuyó banderas, gorras y camisetas alusivas. El acto de asunción también sirvió para el posicionamiento de varios, con distinta medida. Los carteles también sirvieron para marcar la cancha y dar cuenta de la intención de algunos intendentes de buscar la reelección, entre ellos, Carlos López Puelles -que no se quedó a la cena y se lo vio comiendo en un carrito de Ciudad-, Juan Agulles y Luis Lobos. Rubén Miranda desplegó un gran cartel, al igual de Jorge Omar Giménez y Adolfo Bermejo, como candidato azul a la gobernación.

Pero en la ruta 7 a San Martín el que primereó fue el ministro de Agroindustria Marcelo Costa. Sus militantes habían instalado en algunos puentes de Guaymallén, con el color naranja respectivo, la bienvenida para Scioli. Ya el viernes pasado, Costa había recibido a la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, y se muestra como uno de loos funcionarios del gabinete de Pérez como más cercano al sciolismo.

Cibermilitancia 2.0

En las redes, los sectores internos militaron todo el día y, particularmente, hubo varios hastags en Twitter. Así, al #díadelmilitante con el que se arrancó, le siguieron otros lemas con numeral.

El tanusismo eligió #ConstruyendoMendoza. El ciurquismo adoptó el #Naranjamilitante y, como contrapartida a éste último, La Cámpora les recordó con un #CristinaConduce .

Peronismo ricotero

A poco andar del Torito Rodríguez, se encuentra el autódromo Ciudad de San Martín. Allí volverá dentro de poco Carlos «El Indio» Solari, ex vocalista de los Redondos. El año pasado, llegó a juntar la friolera de 100 mil personas. Y parece que en San Martín se respira la mística ricotera, a tal punto que el video sobre el peronismo que se exhibió en el acto llevaba como soundtrack el clásico «Juguetes perdidos», con el estribillo de «Banderas en tu corazón».

Fuentes e imágenes  mdz y elsol.com

Temas relacionados