Para los Curas villeros, “la vivienda del pueblo es una asignatura pendiente

Con motivo del 91ª aniversario del natalicio del padre Mugica, cumplido el pasado 7 de octubre, asesinado en mayo de 1974 por su compromiso religioso con los pobres, el movimiento de Curas Villeros dio a conocer un documento donde denuncia el acuciante drama de la falta de vivienda y trabajo en las clases populares, al tiempo que advirtieron que las prioridades de “la economía liberal, o el progresismo cultural, no le hacen justicia al deseo de vivir bien que tienen los más pobres y pequeños de nuestro país”.

El jueves pasado el padre Mugica hubiera cumplido 91 años, y con motivo de ello, el movimiento de curas villeros difundió un crítico documento donde denuncia la falta de vivienda y trabajo; que en sus partes dura expresa “Nuestro país ha entrado hace décadas en una espiral de empobrecimiento cada vez mayor, y cada vez es mayor la concentración de la riqueza y la desigualdad social”.

El pronunciamiento advierte que “la realidad política, económica y social– no se comprende mirando desde el centro, sino desde la periferia; y que la agenda que necesita nuestra patria debe ser para todas y todos, empezando por los últimos”.

En otro de sus párrafos, los curas villeros sostienen que “Por allí debería ir el diálogo y la discusión de las propuestas de campaña”, al tiempo que señalan que “Las agendas prioritarias que llevan adelante la economía liberal o el progresismo cultural, no le hacen justicia al deseo de vivir bien que tienen los más pobres y pequeños de nuestro país”.

En tal sentido, denuncian que “los dramas irresueltos de la vivienda y el trabajo representan hoy un grito estremecedor y creciente”, dado que las desigualdades aumentan.

El documento también señala que Cada día los alquileres tienen requisitos inalcanzables para más gente”, ya que “Comprar un terreno o una vivienda representa una empresa absolutamente desproporcionada para el sueldo promedio de un obrero; y estamos hablando de alguien que tiene un trabajo formal. Pero se cuentan de a millones las argentinas y argentinos que no lo tienen”, asegura.

Por último, el movimiento de curas villeros pone de manifiesto que La desconexión de algunas dirigencias políticas con el dolor del pueblo resulta pasmosa”, y concluyen diciendo que, “el sufrimiento del pueblo es demasiado real y extendido para que no tenga casi lugar en la agenda política y en los debates de la campaña legislativa”.

por Infogei

Temas relacionados