Para no lamentar más muertes

Cualquiera construye un trailers con mucha informalidad y desinformación.No guarda las mínimas condiciones de seguridad y luego se producen hechos lamentables como la muerte del joven en calle Cubillos.

Es común encontrar carros hechos de manera casera con el tren trasero de un vehículo viejo, una estructura de hierros y algo de carpintería, lo que para muchos es algo normal o posible ya que piensan que se pueden armar su propio prototipo a la medida de sus necesidades.

Son muy pocos los que entienden que el equipamiento y las condiciones de fabricación deberían ser similares a las de un automóvil ya que cualquier inestabilidad, desperfecto mecánico, falla en el frenado o defectos en el sistema eléctrico la terminarán pagando demasiado caro en desmedro de la seguridad como lo hemos visto en infinidad de siniestros.

Trailers que se sueltan de su acoples, zigzageos continuos producto de la pobre estabilidad y distribución de pesos, fallas en la iluminación trasera junto con improvisaciones en los sistemas de enganche son los defectos más comunes
que han participado de numerosos choques graves.

Por otro lado,la pobre fiscalización que ejerce el estado sobre la fabricación de estos vehículos convierte a su uso en una verdadera tierra de nadie, ya que los mismos se preparan en talleres que en el mejor de los casos intentan copiar modelos de otros países, pero la mayoría son verdaderos Frankestein

El paso de los planos del modelo y su aprobación por la Secretaría de Industria debería ser un requisito indispensable para poder fabricarlos.

Estos son los requerimientos para llevar trailers:

• Cadenas de seguridad.

• Luces de posición, giros y stop.

• Una chapa patente en la cual el Registro Nacional de la Propiedad del Automotor dispone que tenga los siguientes números, 101 seguido por la alfanumérica del vehículo tractor.

• Seguro de Responsabilidad Civil. Puede extenderse del seguro del auto, depende de la compañía o bien existen compañías que lo aseguran independientemente.

• Licencia con categoría habilitante (B): para automóviles y camionetas con acoplado de hasta 750 kilogramos de peso o casa rodante.

Es común encontrar carros hechos de forma casera sin respetar ni la más mínima medida de
seguridad.

Hay que tener en cuenta que si lleva carga su vehículo estará muy pesado y tendrá menos reacción.

Las fallas más comunes generadoras de siniestros graves,son los Desenganches.Problemas de estabilidad y frenado.Iluminación deficiente.

Los sistemas de acoples son muy precarios como los que equipan con perno y buje, pues en estos basta que se gire el perno y se suelte la chaveta de fijación para que se genere el desenganche.

Generalmente los diseños no contemplan la distribución que el usuario puede hacer de la carga, lo que aumenta la inestabilidad y la posibilidad de fallas sobre los sistemas de acople ya que sufren una vibración continua sobre todo
en trailers de dos ruedas cuando la carga pesada se concentra sobre la parte delantera.

Hay una serie de recomendaciones antes de salir a la ruta y mientras se circula con trailers para,al menos, minimizar las posibilidades de que se produzca un siniestro o desperfecto.

Antes de salir
La cupla de enganche y la bola deben ser antivuelco y de la misma medida, de forma que la desestabilización que pueda ocurrir sobre el trailer no afecte la estabilidad del vehículo ni el desenganche de la cupla.

El enganche debe contar con un segundo sistema que evite que el trailer se desprenda si falla esta cupla de enganche.
Habitualmente se utilizan cadenas, las cuales deben ser proporcionales al equipo a transportar. Se debe prestar especial
atención al mantenimiento, no debe contar con eslabones abiertos u oxidados.

* El carro de la imagen realizado con la carrocería de una Fiat Fiorino, se halla atado con una soga al Renault 11 y se podía advertir sobre avenida Hipólito Yrigoyen frente a la Iglesia Universal. Totalmente casero e irresponsable.

Temas relacionados