“Pequeñas Causas”

Los inclusión de Procesos de Pequeñas Causas al nuevo Código de Procedimiento Civil y Comercial de Mendoza, van a permitir que la Justicia llegue a la gente de todos los días, a aquellos sectores de la sociedad que por ser sus reclamos de poco monto o de controversias entre vecinos, se quedan sin justicia, sin la consecuente solución de su conflicto… por lo que entiendo, será un elemento absolutamente contribuyente a la paz social.

Hoy para reclamar judicialmente por la compra de un electrodoméstico que no funciona y que el proveedor no quiere hacerse cargo de su reparación, hay que buscar un profesional para iniciar una demanda de daños y perjuicios, afrontar las costas de los gastos judiciales y honorarios, en la mayoría de los casos, superan el valor mismo del electrodoméstico, optando, entonces, el ciudadano por no reclamar por su derecho vulnerado.

El Proyecto del Nuevo Código Civil y Comercial que impulsa la administración del Gobierno de Mendoza, prevé contar con procesos especiales para solucionar esas «pequeñas causas», de inmensa importancia social, creando el fuero de Defensa al Consumidor.

Esta Justicia de Pequeñas Causas existe en diversos países del mundo desde el año 1978, en Inglaterra, España, Holanda y también en América, en Canadá, en EEUU, en Brasil, Uruguay, etc. Y en Argentina algunas Provincias como Santa Fe y Río Negro ya lo están aplicando.

La Suprema Corte de la Provincia viene trabajando en la implementación de estos procesos, cuenta con una Oficina de Pequeñas Causas para la implementación de estos procesos, contando con varios juzgados que lo están aplicando en una prueba piloto con resultado muy satisfactorio, solucionando en forma rápida y expedita los conflictos de los ciudadanos, como también el Gobierno de Mendoza, creando las oficinas administrativas.

La idea es contar con un proceso oral, simple, sencillo, económico, donde el Magistrado intente conciliar a las partes en una audiencia donde exponen su conflicto, traen la prueba y se ponen de acuerdo en la manera de solucionarlo; homologando posteriormente el Magistrado dicho acuerdo. En aquellos casos que no se logra acuerdo, el Juez dictará sentencia. Se tiende a solucionar el conflicto en un plazo entre 30 o 60 días, según la complejidad de cada caso.

A nivel Nacional, el Ministerio de Justicia de la Nación, dirigido por German Garavano, está reformando el Código Procesal Civil de la Nación, sobre tres ejes de lineamiento; que son: Los Procesos por Audiencias, La Oralidad y Las Pequeñas Causas; por lo que Mendoza está en sintonía con lo que se está haciendo en todo el país y en franco avance.

Mendoza avanza cada día hacia una Justicia pronta y efectiva. Y quienes somos republicanos y tenemos responsabilidades públicas no podemos apartarnos de la concepción de Estado de derecho, entendiendo que este sólo es tal si cuenta con una Justicia eficaz, de calidad y a la mano real del ciudadano.

Dip. Lic. María José Sanz

Bloque Cambia Mendoza – UCR

Temas relacionados