Perdieron todo y tienen esperanza

Analía Contreras y su familia perdieron absolutamente todo en un incendio.

El 6 de agosto a mediodía la vivienda que habitaban quedó reducida a cenizas, “fue todo muy rápido porque me llamó mi marido y yo creí que alguien había prendido fuego los alrededores, llamamos a los bomberos y cuando llegué vi que no quedaba nada, se quemaron hasta las mascotas”.

Ella es secretaria en un centro médico y su marido mecánico “perdió todas las herramientas para trabajar. Él intentó apagar el incendio, pero se cortó la luz y nos quedamos sin agua, en 40 minutos perdimos todo. Antes pudo rescatar a nuestro hijo de 19 que sufre de parálisis cerebral, él se alimenta a través del estómago. Los equipos para hacerlo y la comida también se quemó, las sillas de ruedas, todo. Lo importante es que tampoco le pasó nada a mi nena de 11 años, todos estamos bien. Porque lo material se puede recuperar, pero las vidas no”, contó.

La vivienda se ubicada en Rawson 8450, ahora un vecino les ha prestado la casa para que tengan donde vivir, pero necesitan hacer su casa nuevamente. Para eso el municipio “nos va a ayudar, aunque no con todo. Es una situación difícil porque mucha gente desconfía de lo que ha pasado, pero necesitamos la colaboración para construir nuevamente”.

Más allá de lo vivido, la familia tiene que “empezar de nuevo porque fue muy trágico. Todavía estoy anestesiada. Cada vez que uno se va a de su casa tiene que besarlos porque no sabemos si los volveremos a ver. No hay que salir enojado”, reflexionó Analía.

Los que deseen colaborar pueden comunicarse llamando al celular: 2604408683.

Fuente LV18 Radio Municipal

Comentar

comentarios

Temas relacionados