Pioneros: La familia Ballarini

El fundador de la familia Ballarini en San Rafael, fue don Eugenio Ballarini, quien vino desde Italia, con sus padres: José Ballarini y Antonia Barbetto Casazza.  Don Eugenio había nacido en Camerano, Provincia de Ancona, Italia, el 24 de diciembre de 1884, y alrededor del año  1900 viajó a la Argentina junto con sus padres y hermanos, buscando mejorar su situación económica.

Del matrimonio de don José y Antonia nacieron 7 hijos, luego de arribar a la Argentina, eligieron Mendoza para instalarse y más exactamente en el actual departamento de Godoy Cruz, llamado en ese entonces Belgrano.

Don Eugenio, el mayor de los hijos, comenzó a trabajar, en lo que con el tiempo se transformó en Bodega Giol.

En Mendoza conoció a la joven Gilda Del Fabero, con la contrajo enlace. De este matrimonio nacieron  8 hijos: María Narcisa, Roberto, Rosa Mafalda, Ubaldina Hermelinda, Mario, Marcial, Virginio Aldo, y Fani Felisa, todos sus integrantes fueron ampliamente reconocidos en el medio sanrafaelino.

Con su familia decidió trasladarse a San Rafael, adquirió terrenos en el distrito de  Rama Caída, donde ya vivía Virginia,  hermana de don Eugenio, quien se había casado con don Sabino Mortarotti y se habían instalado con una bodega en la calle Cubillos.

Don Eugenio compró seis hectáreas que plantó con viñedos. En 1911 comenzó a construir su bodega, que en principio era un galpón que levantaron entre todos. Con la ayuda de sus hijos, que siendo aun pequeños, le ayudaron en el trabajo, comenzaron a elaborar.

Don Eugenio había contratado a un obrero chileno, muy hábil, que fue quien dirigió la construcción de las cabreadas y montaje del techo, bajo su dirección pudieron levantar el techo de la bodega.

Años después, excavaron debajo del galpón, para hacer piletas subterráneas, todo hecho a pala y pico, según relatan los nietos, ya que no contaban con maquinaria. Esto ocurrió aproximadamente en 1923.

En un principio elaboraban vinos comunes, que vendían fraccionados, en San Rafael, ciudad y sus distritos y en el departamento de San Carlos.

Posteriormente comenzaron a elaborar vinos finos, que despachaban hacia Buenos Aires y el interior del país. La bodega se fue haciendo conocer y sus vinos, producidos con muy buena calidad, se vendían muy bien. El emprendimiento creció y siempre con el apoyo de los  hijos, ampliaron la bodega en 1945.

Cuando falleció don Eugenio, los hijos conformaron la sociedad Ballarini Hnos. S.R.L. y a la vez se diversificaron, comenzando otros emprendimientos, como fincas de frutales y fábricas de conservas.

Ante el curso de los negocios estimaron más conveniente poner energías y capital en ellos, por lo que en 1979 decidieron vender la bodega.

Fue adquirida por un Sr. Nahim de San Carlos, quien la hizo dar de baja en Dirección de Industrias en el año 1987.

Dos años después  la adquirió don Hugo Tornaghi, quien la arregló y actualmente sigue perteneciendo a la firma Tornaghi Hnos.

La fábrica de Conservas la instalaron sobre la Ruta N° 143 en Rama Caída, comercializaron durante mucho tiempo todo tipo de productos envasados y dulces, los que se conocieron en todo el país, eran productos de gran calidad y excelente presentación. Para el transporte llegaron a poseer una flota de camiones que recorrían las rutas del país llevando a todos los rincones la producción de Ballarini Hnos.

Los hijos, en especial Aldo y Mario y los nietos de don Eugenio,  trabajaron incansablemente durante muchos años, hasta que los vaivenes de la economía los obligaron al cierre de la fábrica, que sin embargo ha sido trabajada posteriormente por una Cooperativa formada por los ex empleados de la firma.

 

Prof. María Elena Izuel

Comentar

comentarios

Temas relacionados