Poda de árboles para mejorar la seguridad

El municipio comenzó la “poda de invierno” con el objetivo que las hojas y ramas de los árboles, no obstruyan el alcance de las nuevas luminarias, para contribuir a mejorar la seguridad en barrios y distritos.

El operativo que se ejecutará en miles de forestales, se realiza bajo la premisa de colaborar en el despeje de ramas, mejorando la iluminación, la visual de los vecinos en horario nocturno, y optimizando siempre la toma de imágenes de las cámaras de seguridad.

Las cuadrillas avanzan en conjunto con dos plumas que permiten trabajar en la parte baja de los árboles y en sus altas copas.

“Es una tarea que se realiza año a año y que en esta temporada hemos reforzado con nuevos equipos, para seguir contribuyendo a la seguridad y a la optimización del alumbrado público”, expresó el Director de Espacios Verdes Juan Gassman, en el marco de la supervisión de un operativo.

Actualmente se trabaja en el sector comprendido por las avenidas Moreno, Rivadavia, General Paz y el edificio de la Universidad Tecnológica Nacional.

En una tarea conjunta con el área de Recursos Naturales Renovables, el trabajo se complementa con la erradicación de árboles en mal estado. Es importante destacar que los ejemplares que cumplieron su vida útil, son reemplazados por otros nuevos.

Gassman dio detalles de la tarea de las cuadrillas de obreros: “Primero se realiza la poda baja con personal de a pie; luego ingresa una pluma para limpiar la parte central de la calle donde se incluyen las luminarias y, finalmente, “avanzamos con otra pluma de 25 metros de altura que opera en las ramas ubicadas sobre los techos de viviendas y comercios”.

Esta actividad se complementa con la poda correctiva que se hace en árboles que complican la visibilidad de las cámaras de seguridad. “Junto con el personal del Centro Estratégico Operativo intervenimos en los árboles que afectan la visual de los equipos, ya que los artefactos de video – vigilancia requieren un despeje de unos 200 metros para cada lado”, detalló Gassman.

La tarea continuará sin pausa por al menos seis meses. El próximo destino será el microcentro, para luego avanzar en otros barrios de la Ciudad. Está previsto también trabajar con otras plumas en los distritos.

Temas relacionados