Por ahora San Rafael descarta pagar plus de fin de año

 

La municipalidad de San Rafael descarta pagar un «bono» a sus empleados para fin de año, como ya han decidido los departamentos de Capital, Godoy Cruz y Las Heras.

La decisión de los intendentes que han acordado abonar el plus con sus sindicatos fue criticada por el propio gobernador Francisco Pérez frente a las dificultades financieras que atraviesa la provincia y también muchas comunas.

Las cuentas de fin de año entraron en la agenda de los gremios, quienes dan las últimas peleas en los 2 meses y medio que quedan del 2014. Entre los puntos que piden para este año, está la reapertura de paritarias y un bono de Navidad de $ 2 mil (monto que dio San Luis a los estatales). Tanto la Nación como la Provincia negaron estas posibilidades y sólo Godoy Cruz, Capital y Las Heras anunciaron que lo pagarán. 

En Capital elevaron los $600 entregados en 2013 a $800 para este año. “Este monto se dará sólo a los trabajadores municipales, ya sea que estén en planta o tengan algún tipo de contrato. Los funcionarios no lo cobraremos porque somos servidores públicos”, confirmó Sandra Tenerini, secretaria de Hacienda.

En Godoy Cruz pagarán una cifra cercana a los $800, aunque que el monto puede variar. “La novedad es que este año se incluirán los contratados por locación de servicios. Es un bono de principio de año y Reyes”, confirmaron. En cambio, en Las Heras aún no han fijado un monto pero adelantaron que también “se van a duplicar las asignaciones familiares”. Y hasta allí las lista, al menos por ahora.

En el resto de los 15 departamentos todavía no hay confirmaciones y algunas directamente dejan de lado la opción. Otras responden que “se está evaluando” pero prefieren no adelantar definiciones. En lo que respecta a la Provincia, el viernes el gobernador Pérez descartó la reapertura de paritarias y el pago a los estatales un bono de fin de año. “Estamos hablando de que llegamos ajustados a pagar los sueldos y el aguinaldo. El 30 de noviembre tenemos que pagar 900 millones de nómina salarial, 500 millones de aguinaldo y los otros 900 millones de diciembre”, explicó.

El día anterior, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, también había rechazado el beneficio salarial: “Si uno toma el índice de precios, hay una recuperación del poder adquisitivo del salario y no un deterioro”, señaló el funcionario y descartó la reapertura de paritarias.

En el medio de las negativas, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), anunció asambleas y medidas de fuerzas en relación al pedido de aumento del 20%. “No cabe la menor duda que si el gobierno no hace algo habrá conflicto”, anticipó Roberto Macho, secretario adjunto. Además, confirmó que en Mendoza se plegarán al paro del 20 de noviembre organizado por la CTA opositora.

Ante este panorama de “tire y afloje”, surgió el pedido de un bono de fin de año, negociaciones que llevan adelante los gremios en cada uno de los municipios. “Nosotros consideramos esta medida como un parche, pero los trabajadores tienen libertad de pedir lo que consideren. Ellos tienen libertad de acción porque se organizan en seccionales”, dijo Macho.

En la Federación de Sindicatos Municipales  dijeron si bien no están centralizando este pedido, en cada comuna se están negociando aumentos a cuenta de paritarias. “En San Carlos, Tupungato, Luján de Cuyo y General Alvear estamos hablando para dar un aumento desde octubre hasta febrero”, dijo el secretario general, Fabián Barahona.

 

FUENTE DIARIO LOS ANDES

 

 

Temas relacionados