Por cuatro años más: al bolsillo solo lo seduce el dinero

Mauricio Macri está elaborando una serie de anuncios para nuevamente intentar seducir a la clase media, que hoy no lo votaría, como lo hizo cuando resultó electo. Lo cierto de todo, es que en los últimos seis meses el salario de los trabajadores en la Argentina se devaluó un 40% y allí, no hay seducción posible si no revierten la situación.

Las últimas encuestas indican que la aprobación del presidente Mauricio Macri sufrió una fuerte caída en un segmento clave de su electorado. Las consultoras lo atribuyen a la crisis económica y a la desilusión de los sectores medios. El Gobierno buscará retomar una agenda positiva destinada a revertir esta situación con una serie de anuncios y medidas en las próximas dos semanas.

Algo desvela al Gobierno en los últimos días: la aprobación del presidente Mauricio Macri sufrió una fuerte caída en un segmento clave de su electorado. Según las últimas mediciones, su imagen cayó entre 15 y 20% entre la clase media a raíz de la crisis económica que atraviesa el país.

El Gobierno buscará retomar una agenda positiva destinada a revertir esta situación y volver a seducir a un sector clave para las ilusiones reeleccionistas de Macri. Apuntando a esto Macri lanzó el plan de conectividad para 4G, dio marcha atrás con la última suba del gas, participó de un acto con medidas para las pymes y el viernes se puso al frente de los anuncions vinculados a planes de vivienda.

Esta seguidilla continuará con nuevos anuncios en las próximas dos semanas. Se iniciarán las obras de circunvalación en Rosario; las remodelaciones en los aeropuertos de La Rioja y Mar Del Plata; se inaugurará el metrobus en Calchaquí; y se anunciará el inicio de los vuelos de la low costo Norwegian y de los destinos internaciones de Flybondi. La idea es que Macri esté presente en todos estos actos.

Desde Isonomía Consultores señalaron que la caída de la aprobación de Macri entre la clase media se inició en diciembre de 2017 y se acentuó con la última corrida cambiaria. Actualmente se ubica en torno a los 40 puntos de aprobación, cuando en aquel momento rondaba los 60.

Los números de Managemente & Fit son aún peores: sólo el 26% de los encuestados de clase media aprobaban la gestión de Macri en agosto. En marzo, ese nivel alcanzaba el 40,4%, de acuerdo a lo informado por La Nación.

Lo que le tranquiliza al Macrismo es que por ahora ningún opositor ha captado esa porción del electorado desencantada con Cambiemos. La mayoría de los encuestadores atribuyen la caída a que la clase media es la que más está sufriendo el peso del ajuste.

Por Medios

Comentar

comentarios

Temas relacionados