Posible default de Mendoza

Sobre las posibilidades de default y la situación de nuestra Provincia dieron su punto de vista Lisandro Nieri, Enrique Vaquié y  César Biffi del Centro de estudios Fundamentos.

Señalan en un documento que «Ante declaraciones que indican que a partir del conflicto del gobierno nacional con los holdouts, la provincia de Mendoza corre severos riesgos de sufrir embargos de los fondos que se giren para el pago de los vencimientos del bono provincial Mendoza 18, nos parece necesario aclarar que esa situación es difícilmente posible.

En efecto, se nos ocurre resaltar que los problemas del Estado federal con la justicia americana sólo alcanzan, precisamente al Estado federal. Mendoza, como Estado sub-federal y consecuentemente sub-soberano, realizó su canje en condiciones distintas a las del gobierno nacional y, además, es un tema definitivamente cerrado que incluso superó en los tribunales de Nueva York dos juicios con éxito.

Si por un momento se interpretara que la decisión judicial neoyorquina alcanza a nuestra provincia lo mismo en todo caso debería correr para todas las provincias argentinas que renegociaron sus deudas públicas, y en el extremo, si ese fuera el razonamiento, podría extenderse dicha interpretación a la Unión Europea: si Portugal cae en cesación de pagos, eso indicaría que se embarguen los fondos de otros países que integran dicha Unión.

Otro argumento que nos parece que impide semejante posibilidad es que si la justicia americana diera luz verde a una medida de embargo de fondos de estados sub-soberanos iría precisamente en contra de la rigurosidad contractual de la que hace alarde y que ha puesto en valor en la sentencia el juez Griesa.

Aun así, está claro que la más elemental de las estrategias que el Gobierno de Mendoza debería implementar es, desde este mismo instante, ordenar a los abogados del Ministerio de Hacienda recabar todos los antecedentes y elementos de juicio necesario que demuestren las claras diferencias existentes entre las situaciones descriptas y eviten cualquier posibilidad de embargo de los fondos destinados al pago del bono Mendoza 18.

Si nos parece necesario remarcar en todo caso que el actual conflicto, sin salida visible por lo menos por ahora, que enfrenta el gobierno nacional nos permite comparar ambos canjes, el nacional y el de nuestra provincia. El gobierno de Cobos renegoció el bono Aconcagua transformándolo en el Mendoza 18 en el año 2004, y es un tema definitivamente cerrado. La quita ofrecida por el gobierno de Mendoza fue menor a la que consiguió el gobierno nacional, pero la pregunta es, ¿cuál de los dos tuvo más éxito?

Los últimos acontecimientos y la encrucijada en la que se encuentra nuestro país, con consecuencias difíciles de magnificar, y a trece años del default y de permanecer durante todo ese tiempo sin acceso a los mercados internacionales, y sin poder todavía advertir cuando definitivamente el tema será cerrado, invitan a pensar que la estrategia de renegociación de la deuda pública del gobierno nacional ha mutado de aquel pregonado éxito a este estentóreo fracaso».

Temas relacionados