Postergó el Gobierno paritarias con el SUTE y la Salud

La negociación salarial con el gremio de los docentes pasó para el viernes. Mientras que la reunión con Salud quedó para la semana que viene. Desde el Ejecutivo quieren ver qué surge mañana en la paritaria de educación a nivel nacional.

A pedido del Ejecutivo, la negociación salarial con el gremio de los docentes (SUTE), que estaba prevista para esta tarde, se prorrogó hasta el viernes. Mientras que la reunión con Salud, fijada para mañana, quedó para el martes que viene.

Según explicó Andrés Cazabán, representante paritario del Gobierno, el pedido de prórroga (hecha en la Subsecretaría de Trabajo y comunicada a los gremios) obedece a la necesidad de terminar de ajustar la oferta que se llevará al próximo encuentro con los dirigentes gremiales.

“En el caso de los docentes se está trabajando en una propuesta que incluye varios ítems reclamados”, explicó Cazabán.

Pero -sobre todo- la postergación responde a que el Gobierno provincial quiere esperar para ver qué pasa mañana en la paritaria nacional de los docentes, ya que de ese ofrecimiento suele desprenderse un porcentaje que luego puede tomarse en la negociación local.

Para el secretario general del SUTE, Adrián Mateluna, este nuevo escenario no hace otra cosa que “seguir dilatando” un acuerdo de aumento salarial para este nuevo ciclo lectivo.

“Nuevamente el Gobierno dio la nota para que la paritaria salarial de los trabajadores de la educación no tenga pronta resolución. Esta decisión nos conduce al no inicio de clases», aseguró Mateluna.

Por eso, continúa sin saberse con certeza si las clases comenzarán el próximo 5 de marzo, ya que todo depende del curso que tome la negociación postergada para el viernes que viene y que muestra más chances para el desacuerdo que para el acuerdo.

Es que la primera oferta del Estado provincial (22%) sólo cubrió la mitad del reclamo inicial del SUTE (43%) y las partes quedaron muy lejos entre sí, a veintiún puntos de distancia.

De todas formas, desde el Ejecutivo adelantaron que para la próxima reunión paritaria se busca presentar «una oferta superadora» a la anterior de 22,7% en cuatro veces y que fue rechazada por el SUTE la semana pasada, luego de que Mateluna la considerara «vergonzosa».
El sindicato docente pide un 43% que eleve de 3.500 a 5.000 pesos el salario inicial de un maestro de grado y a 4.300 el de un celador.

En tanto que el Gobierno se sentará a hablar de números con los gremios de la Salud (ATE y Ampros) la semana que viene y no mañana, tal como se había acordado en la última paritaria con el sector.

Temas relacionados