Preocupación por violencia institucional

La ha manifestado a través de un documento la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos delegación San Rafael, quien expresa la terrible preocupación ante un nuevo  hecho de violencia institucional, producido por la Policía de la Provincia de Mendoza.

El ciudadano Lucas Pagliarulo  se encuentra internado con su rostro desfigurado, hinchado, lleno de moretones, con una fractura en la parte frontal del cráneo con lo cual peligraría la visión de un ojo. En esta situación está desde el domingo a la madrugada cuando, según denunció, lo golpearon brutalmente tres jóvenes policías.

Según el comisario Carlos Mugneco, jefe de la Distrital Dos ha informado que el caso ya está  de la justicia local y en la Inspección General de Seguridad,  ente que investiga la conducta de los uniformados. En varias oportunidades nuestra Asociación ha hecho denuncias públicas y ante las autoridades correspondientes sobre la violencia policial.

En innumerables ocasiones hemos recibido testimonios de personas del Departamento de San Rafael, en particular jóvenes, que son trasladados por fuerzas policiales desde la vía pública –por donde transitan o permanecen pacíficamente– hasta las comisarías de San Rafael para, supuestamente, “averiguación de antecedentes”. En dichos casos muchas veces los ciudadanos son tratados en forma violenta de palabra y físicamente. Siendo trasladados, suelen permanecer hasta varias horas hasta que se los deja en libertad, a veces con el engorroso trámite de que los padres de los menores así “demorados” los retiran de la comisaría.

En general ninguna actitud sospechosa de delito recae sobre las víctimas de este proceder, excepto, claro está, que para la Policía de la Provincia de Mendoza resulte un delito ser joven, transitar libremente o andar en grupo.

Este accionar de las fuerzas policiales resulta desproporcionado, irracional y carente de profesionalidad para brindar seguridad a la población, y en el caso puntual que nos compete en este momento, la actitud de los integrantes fuerza policial se convierte en delincuencial, por lo cual deben ser castigados severamente para que no exista impunidad.

Es por todo ello que solicitamos y exigimos al Sr. Ministro de Justicia y Seguridad que arbitre y ordene acciones que eviten la violencia institucional ejercida por la policía que depende de él  e investigue y castigue a los integrantes de la fuerza que se comprueben que han realizado la agresión al ciudadano Lucas Pagliarulo, evitando la impunidad de los mismos.

Indudablemente el accionar policial vulnera los principios de convivencia social y democrática que expresan tanto la Constitución Nacional como la Provincial y normas de jerarquía supraconstitucional.

Richard Ermili                Patricia Galvan            Victoria Gonzalez            María de Luján Piñeyro
Co Presidente                 Co Presidenta                 Co Presidenta                 Secretaria Coordinadora

Temas relacionados