Presupuesto 2016: Una inflación de apenas 15,6% ?

El gobierno promete medidas para incrementar la producción vitivinícola.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, acompañado por el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, presentó ayer por la tarde en la Cámara de Diputados de la Nación el proyecto de Presupuesto 2015, en el marco de un encuentro de la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

“Esperamos terminar el año con un crecimiento positivo, de medio punto”, sostuvo Kicillof al tiempo que agregó: “Uno de los pilares centrales de nuestro crecimiento son las políticas contracíclicas, de sostenimiento y fomento de la demanda interna. Se va a seguir sosteniendo el año que viene”, dijo el Ministro de Economía.

El proyecto de presupuesto para el próximo año del Gobierno nacional prevé un crecimiento económico de 2,8%, una inflación anual promedio de 15,6% y un tipo de cambio $ 9,45. Además, establece que los ingresos corrientes alcancen 1.296.861,5 de pesos, lo que representa un 26,13% del PBI. Mientras que los gastos corrientes sumarían 1.177.772,9 pesos, que equivale al 23,73% del PBI. Por su parte, el resultado fiscal primario sería de 1.247.877,8 pesos (1,02% del PBI) mientras que el resultado financiero sería de -49.517,9 pesos (-1% del PBI). Las exportaciones sumarían 82.420 millones de dólares; en tanto que las importaciones alcanzarán 73.223 millones de dólares, lo cual arrojará un saldo comercial favorable de 9.197 millones de dólares.

“Este proyecto no es una predicción sobre lo que va a pasar en el mundo, sino un plan de trabajo para la administración, para el poder ejecutivo nacional, que refleja lo que esperamos hacer dadas determinadas situaciones. Pero, también esperamos tener los reflejos y la capacidad para actuar ante una realidad externa muy cambiante”, explicó.

En su exposición, el titular del Palacio de Hacienda repasó la compleja situación que atraviesa la economía mundial, en donde se vive una fuerte retracción de la demanda que afecta a todas las economías. En ese contexto, Kicillof explicó que le Gobierno Nacional ha llevado adelante una serie de medidas contracíclicas para sostener la actividad. “Este año hemos avanzado en políticas muy importantes para compensar la demanda externa: PROGRESAR (medio millón de inscriptos), Precios Cuidados (preveemos mantenerlo el año que viene), AUH, regulación de la tasa de interés doméstica para sostener un bajo costo del financiamiento interno, PROCREAUTO, FONDEAR, un enorme fideicomiso para incentivar los proyectos internos, fortalecimiento del mercado externo PADEX, busca destinos no convencionales, hoy mismo hay misiones visitando Rusia”, afirmó.

“Para el próximo año, esperamos que el comercio internacional repunte, pero tampoco de una forma excepcional, por eso esperamos seguir nuestra política de fomento y promoción del mercado interno, con el objetivo que ha guiado toda la política económica del gobierno durante estos 11 años que es sostener elevadas tasas de crecimiento, con esto sostener la ocupación y el empleo local, pero sobre todo en un marco de inclusión social lo que significa política de empleo formal industrialización y sobre todo políticas de redistribución de la riqueza”, aseguró.

Durante la presentación llevada a cabo en el Salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados de la Nación, el Ministro Kicllof estuvo acompañado por el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez; el titular de la comisión de Presupuesto, Roberto Feletti; la jefa del bloque de diputados del FpV, Juliana Di Tullio; el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo; y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa.

De esta manera, con el acto de hoy, el Gobierno cumplió en tiempo y forma con el plazo estipulado por la Ley de Administraciones Financieras, que fija como tope la fecha del 15 de septiembre para el envío al Parlamento de esa iniciativa.

La reunión de comisión fue de carácter informativa y está previsto que la próxima semana concurra el cuerpo asesor del Ministerio para definir el cronograma de audiencias para analizar cada aspecto de la denominada “ley de leyes”.

MAS PRODUCCION VITIVINICOLA

En relación a la política agropecuaria, se mantendrán vigentes las políticas tendientes a fortalecer el
desarrollo productivo de las economías regionales, la promoción de la agroindustria y el desarrollo de las
cadenas agroalimentarias, la asistencia a pequeños productores, el apoyo a servicios agropecuarios
provinciales, el impulso al desarrollo de la actividad acuícola nacional, la promoción al desarrollo forestal, y
el incremento de las inversiones en obras de riego, entre otras. También se desarrollarán acciones
tendientes a facilitar el incremento de la producción agrícola y vitivinícola, además de continuar con las
tareas de control, vigilancia, prevención, investigación y desarrollo). Todas estas acciones se enmarcan en
la implementación del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2010-2020.

POLITICAS SOCIALES Y  PROMOCION DEL TRABAJO

Entre los gastos destinados a función promoción y asistencia social se destacan el fortalecimiento del
programa “Familia Argentina”, el otorgamiento de pensiones no contributivas y el desarrollo de centros de
desarrollo infantil, y fortalecer las líneas de inclusión laboral con cooperativas y mutuales tradicionales con
las líneas del programa “Argentina Trabaja” y la actividad “Ellas Hacen”, direccionada a mujeres Jefas de
Hogar para fortalecer sus capacidades humanas y sociales. Los Microcréditos son un motor de
desenvolvimiento de estas líneas de acción y el Monotributo Social es la herramienta de inserción de esta
población en el mercado formal.

En relación al trabajo, el Gobierno alienta políticas como las siguientes: la implementación de la recién
sancionada Ley N° 26.940 de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral; la
transición de trabajadores informales al empleo asalariado registrado, a través del “Plan integral de combate
contra el trabajo no registrado”; la mejora de las competencias de los trabajadores para facilitar la
incorporación laboral de desocupados y la competitividad de las empresas; la inserción en empresas de
trabajadores en situación de vulnerabilidad (especialmente jóvenes, mujeres y mayores de 45 años); la
mejora de las competencias laborales de los jóvenes desocupados e informales para acceder a un trabajo
registrado, a través de la ampliación del Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo; y la continuidad del
proceso de paritarias libres en un marco de participación y consenso de los actores sociales (empresarios y
trabajadores).

Temas relacionados