Presupuesto: hay urgencias pretenden tratarlo en una semana

El oficialismo pidió la preferencia con despacho del proyecto enviado por el gobernador Suarez para tratarlo el miércoles 12. Desde la oposición, sin embargo, no acompañaron la moción y aseguran que no hay acuerdo por el roll over de la deuda y el pedido de financiamiento externo por 300 millones de dólares.

Para el radicalismo, los tiempos políticos por la discusión del Presupuesto 2020 están agotados y no quieren que el gobernador Rodolfo Suarez siga sin esta herramienta para poder afrontar su primer año de gestión. Por eso, en la sesión de Diputados de este miércoles el oficialismo pidió preferencia con despacho para tratar el proyecto enviado por el Ejecutivo en la próxima sesión del miércoles 12.

Hasta el momento, el nudo de la cuestión ha estado básicamente en el pedido de endeudamiento por 300 millones de dólares que ha hecho Suarez. Acá las aguas se dividen: el Gobierno asegura que sin crédito externo no podrá hacer obra pública nueva, en tanto que la oposición punza para que Suarez aclare cuál es la situación financiera de Mendoza.

Las posturas se han mantenido intransigentes, por lo que el radicalismo pidió en la sesión de este miércoles la preferencia de despacho para tratar el proyecto, que incluye además de la pauta, el rollover para la deuda y el endeudamiento, el miércoles de la semana que viene.

«La idea es darle un corte a las fechas, estamos a mediados de febrero y el gobernador no tiene el presupuesto, con la intención de que esta semana se avance con los acuerdos», explicó Jorge López, el presidente de la comisión de Hacienda.

Desde el oficialismo, sin embargo, señalaron que más allá de la movida para apurar al peronismo, no implica necesariamente que el proyecto se trate en la próxima sesión.

Por otra parte, desde el PJ resaltaron que «estamos trabajando, pero no hay fecha acordada para el tratamiento», indicó Germán Gómez. De la misma manera, el diputado sanrafaelino expresó que tampoco hay algo decidido sobre el roll over y el endeudamiento.

«Hasta el momento, no han sincerado la situación económica de la provincia», concluyó Gómez. En este punto, la estrategia del PJ es que Suarez entre en contradicción con su antecesor en el poder, Alfredo Cornejo, y revele que las cuentas públicas de la provincia no son tal como lo refleja el «relato cornejista», sino todo lo contrario, de acuerdo a las fuentes consultadas en el peronismo.

«Se han hecho todos los actos útiles para tener el acompañamiento del PJ y si no es así tendrán que dar explicaciones a la ciudadanía por qué quieren resentir la obra pública y generar más desempleo», desafió a su vez el radical López.

La otra vía de negociación fue extramuros de la Legislatura, a través del ministro de Infraestructura, Mario Isgró, que se abocó a estudiar los pedidos de los intendentes para las obras que necesitan en sus departamentos.

Sin embargo, fuentes del oficialismo legislativo remarcaron que no ha habido avances hasta el momento y que la negociación está estancado. «Estamos cansados que nos traben el presupuesto por sus problemas de conducción. No hay avances concretos con los intendentes ni con La Cámpora», remarcaron.

A su vez, las fuentes consultadas en el peronismo remarcaron que la postura del PJ es homogénea y que no hay disidencias entre los intendentes y los bloques legislativos. De la misma manera, sostuvieron que no queda claro a qué se destinará el financiamiento externo de 300 millones de dólares ni en qué condiciones se conseguiría ese crédito, en función del contexto macroeconómico que supera a Mendoza.

En este punto, aseguran que falta información, entre otros aspectos, con la estimación de las regalías ya que se estiman por un valor muy inferior al que será realmente y que ese importe es equivalente al monto que el Gobierno solicita en materia de roll over, que es de unos 6.500 millones de pesos aproximadamente.

La traba de las paritarias

La demora en contar con la ley de Presupuesto ha frizado el llamado a paritarias entre el Gobierno provincial y los gremios estatales. Entre las pocas certezas, el gobernador Suarez ya ha manifestado que no se repetirá el mecanismo de la cláusula gatillo.

Pero desde el Ministerio de Gobierno han dado una mínima señal, aunque atada con broches. Está pendiente una reunión previa a la negociación en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo, entre el ministro Víctor Ibañez y los referentes gremiales. Se trata de un encuentro formal donde los sindicalistas del sector público puntualizan cuáles son sus exigencias de cara al año.

Pero por el momento, este encuentro no tiene fecha definida ya que Ibañez no quiere sentarse en la mesa de negociación con ATE o con el SUTE sin tener los parámetros claros ni el presupuesto 2020 aprobado, destacaron desde Casa de Gobierno.

En el cuarto piso, destacan que el gobernador ya ha dado las premisas para acotar la negociación: Suarez quiere lograr un acuerdo salarial que mantenga el equilibrio y la austeridad en el Estado.

Por su parte, a la par de que el radicalismo se apresta a tratar el Presupuesto en la sesión del miércoles 12 de febrero, los gremios estatales se movilizarán a la Casa de Gobierno en una marcha desde el KM como una forma de reclamar la apertura de las paritarias.

Fuente El Sol

Comentar

comentarios

Temas relacionados