Que no invadan nuestro espacio público

Las rutas y calles son espacio público que no deben ser invadido. Los camiones nos invaden, obstaculizan y destruyen las calles entre otras cosas. El perjuicio es para todos, ya que las máquinas de gran porte hacen peligrar la vida de los conductores de rodados pequeños, mientras la Policía Vial debería controlar y labrar las correspondientes actas de infracción por circular por un lugar no autorizado, ya que deben hacerlo por el desvío de tránsito pesado. Es común, casi normal, que un camión circule por la ruta 143 de ingreso a la ciudad de San Rafael.

Muchas han sido las denuncias que han realizado vecinos, ya que los camiones con acoplado,tractocamiones causan congestión vehicular y esto es todos los días y nadie hace caso a sus peticiones. En su momento el desvío de tránsito pesado era por calle Jensen, ahora debería hacerse en el Cristo de Las Paredes, pero no sucede, incluso algunos expresos tienen bodegas, a metros de El Toledano a donde los conductores llegan a cargar y descargar mercancía.

Mirá si le hubieran dado importancia a un proyecto elaborado en el año 1984, (Santiago Felipe Llaver-Gobernador- UCR) por un exdelegado de la Dirección de Transportes de Mendoza, Héctor Baldovino Bevans, que planteaba en aquel momento, realizar un parque donde convergieran todos los camiones y desde allí que se distribuyese la mercadería en camionetas (tipo 350).A 34 años del hecho, sigue todo igual, con el detrimento que ha aumentado la problemática. Que lástima que nadie le copió el proyecto y lo puso en práctica. Hoy debería existir uno en cada ingreso a San Rafael, que además de llevar tranquilidad, ayudaría a generar trabajo a pequeños distribuidores. Esperemos que la nueva Comisión Vial del HCD tome como propio ese proyecto

Estamos hablando del peligro que ocasionan, que es latente ya que ponen en riesgo la vida de las personas.Esto por un lado. En radio céntrico sigue siendo tierra de nadie, ya que no se respetan los horarios de carga y descarga, a diario observamos los camiones que distribuyen bebidas en horario de comercio, que por lógica obstaculizan la circulación de los automóviles en una ciudad que cada día debido a su parque automotor se hace más dificil trasladarse por ella y que también generan peligro a quienes se desplazan en bicicletas o motos de pequeña cilindrada.

Entendemos que se debe poner orden a los conductores para evitar incidentes con los peatones, muchos de ellos con estudiantes, en muchos caso desatentos y que cruzan mirando un teléfono celular. Se hace difícil pasar por las calles, puesto que los vehículos de carga pesada impiden la movilidad de las personas, ya que son bastante congestionadas para poder continuar su marcha. Principalmente donde hay congestión vehicular, perjudica también al transporte de pasajeros, específicamente a los colectivos urbanos.

Desde aquí hacemos llamado de atención a las autoridades policiales para que hagan el control que les corresponde por ley, ya que son garantes de la seguridad, por mandato del gobierno, si no estamos advirtiendo que estamos frente a un caso de omisión, del cual ellos son responsables por no hacer cumplir la Ley. No queremos que nadie pierda la vida, por no hacer lo que les corresponde.

Que hagan controles de velocidad en Ruta 143 y Línea Ancha, estaría bien si ocurriera diariamente, ya que a metros hay una escuela donde concurren alumnos de la zona rural, no solamente sábado, domingo y feriados, con fines recaudatorios, o me van a decir que de lunes a viernes por ese lugar-ingreso a Calle Larga-respetan la cartelería vial.

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados