Qué peligro Don Alberto

En vista a las nuevas medidas tomadas por el central, nobleza obliga, nos centramos en aclarar y llevar a un idioma comprensible el posible escenario venidero.

Sumado a las extrañas, cada vez más rebuscadas y confusas reglas para comprar los 200 dólares de cupo, lo cual creó bastante confusión y desconcierto, se suman unas cuestiones nuevas, quiero creer que con muy buena fe y predisposición el estado pretende apaciguar las aguas, por una parte baja las retenciones para exportación y por el otro permite que un porcentaje de los dólares de las mismas no sean pesificados al ingresar, con esto suponen relajar la brecha entre dólar blue y oficial y dotar de cierta tranquilidad a los exportadores. Por ello viene una batería de medidas mucho más bien ubicables con los pensamientos neoliberales, bastante típicas de la gestión anterior, que como todos padecimos carecieron de total efecto.

Por una parte vuelven las licitaciones de letras (LELIQ) a gran escala y con alza de tasas posiblemente, herramienta que ya se utilizó hace uno años atrás y no trajo otra consecuencia que elevadas tasas de interés en pesos, por su constante carrera contra el dólar, por otro lado vuelve la flotación del dólar, destruyendo, con esto, todo lo que podía mantener cierta estabilidad en la economía interna, ingresando nuevamente en el peligro de las corridas cambiarias que impactaran directamente en los niveles de inflación interna. Recordemos que en Europa hay deflación, o sea la caída económica hizo de los precios lo lógico, bajar, pues en este rincón del mundo, todo lo contrario.

Concluimos para evitar extender, que, entendemos que la suma de medidas apunta básicamente a mejorar la “performance” de las empresas exportadoras, que esto a su vez aumente la recaudación de dólares y también nutra el mercado de dólar paralelo (BLUE).

Lo cierto es que en Argentina jamás alcanzan los dólares, por lo cual lo más probable es que sea insuficiente, sumado a las tasas de interés y la flotación del dólar estamos ante un escenario inflacionario como nunca antes, qué podría echar por tierra todos los intentos de este gobierno por evitarlo, volviendo en este tramo a los errores del macrismo en un contexto mucho más complejo internacionalmente hablando.

Solo me queda esperar equivocarme o ajustar el cinturón para la escalada de precios que vendrán con el impulso de la cuarentena más larga del mundo.

Por Flavio Saenz / Fusión de Servicios

Comentar

comentarios

Temas relacionados