Quieren acordar con Hugo Moyano

Pareciera que a Gerardo Martínez, lo mandaron a buscar el diálogo con Hugo Moyano. Pese a las diferencias quiere conversar con el líder de la CGT opositora y señaló que el sindicalismo»se debe una autocrítica». Los gremialistas que no han cumplido con sus afiliados deben hacer la autocrítica o bien partir de su sindicato. Moyano es el referente que más le ha dado a su gremio.

El secretario general de l Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Gerardo Martínez, afirmó hoy que pese a las «diferencias» quiere «conversar» con el líder de la CGT opositora, Hugo Moyano, y señaló que el sindicalismo argentino «se debe una autocrítica».

«Creo que sí, que estamos obligados a conversar, no está mal que lo hagamos. Creo que no son muchas las diferencias, haymatices, quizás metodológicas, algunas buenas, otras regulares», señaló Martínez, en una entrevista que le concedió a la radio Del Plata.

Sin embargo, Martínez señaló que Moyano «se equivocó cuando involucró la política, su ambición personal» a la actividad sindical y señaló que en ese momento es cuando el movimiento obrero empezó a «tener dificultades» aunque sostuvo que, «si se la analiza bien, la agenda sindical es similar» en las dos CGT.

«El movimiento sindical se debe una autocrítica, tiene que rediseñar su estructura hacia una estructura moderna acompañando el proceso de lo que quiere y busca la gente. Pero, si no acompañamos las palabras con los hechos, no sirve de nada. Es fundamental que generemos cambios», planteó el sindicalista, dirigente de la CGT oficialista, que conduce el metalúrgico Antonio Caló.

Martínez formuló estas declaraciones tras un encuentro que mantuvo con dirigentes de la CGT cercana a la Casa Rosada en el Vaticano, con el papa Francisco, quien los instó a bregar por el diálogo institucional, lo que fue interpretado como una arenga a favor de la reunificación de esa central obrera.

«Nos dijo que cuando hay dos argentinos hay una interna, ese gen negativo que tenemos los argentinos, que hace que nos cueste dialogar, unificar criterios, y respetar las opiniones de cada uno», comentó Martínez.

Con relación al rol de la CGT oficialista, el líder del sindicato de los trabajadores de la construcción definió: «Somos independientes del gobierno, pero no somos indiferentes. Buscamos no mezclar lo político con lo sindical».

Temas relacionados