Radio Nacional: la lucha continúa

Despidos encubiertos con los ofrecimientos de los retiros voluntarios a la baja, o la no renovación de contratos que viene sucediendo desde el último 31 de diciembre en casi todas las radios nacionales del país. En la provincia de Mendoza, por ejemplo en LV 8 Radio Libertador el personal trabaja hasta el día sábado y luego enlaza con Radio Nacional central,al igual que ocurre en Radio Nacional Mendoza, que sucede una cuestión similar a la de LV 8 Libertador donde el sábado también se queda sin personal, conectando con Nacional Central y el día lunes retoman el trabajo. Nacional San Rafael no escapa tampoco a la problmática donde se les comunicó a quienes hacían horas extras, que no existían más por resolución 1/2018, y estarían en riesgo los traslados del personal a la planta transmisora en El Algarrobal, como así también operadores y locutores.  Este Lunes en Nacional San Rafael, (LV 4) habría una reunión de los gremios con la conducción de la emisora, para hablar del tema, la que debería haberse producido la pasada semana, pero fue pospuesta para este lunes.

Estado de alerta y movilización, asambleas, paros son algunas de las medidas que llevarían adelante, en algunas de las sedes de Radio Nacional a lo largo y ancho del país, para contrarestar el vaciamiento que pretenden imponer desde la administración central y una sucesión de retiros voluntarios que han ofrecido, pero a la baja no como en otros organismos del estado, como el Banco de la Nación Argentina, donde en el último año se fueron alrededor de 64 subgerentes que estaban cercanos a la edad de jubilarse, pero la realidad es que dejaron de trabajar, continúan percibiendo los haberes, pero se llevaron una interesante suma de dinero, casi al final de su vida laboral.

Señalan algunos trabajadores de Radio Nacional que están dispuestos a dar pelea contra los despidos encubiertos bajo la forma de finalización de contratos. En algunos casos, la lucha permitió la reincorporación de dos compañeros, una victoria parcial que muestra cuál es el camino que deben seguir para lograr la reincorporación de más compañeros y para prepararse en los embates por venir, ya que nada indica que la ofensiva del Gobierno vaya a detenerse. Lejos de ello, se multiplicará la ola de despidos en un gran número de dependencias del Estado, Ese es el cambio que pretenden imponer para achicar el estado, haciendo siempre el ajuste en los que menos tienen.Situación distinta viven los sectores donde se concentra el poder, que precisamente no son los trabajadores, si no los empresarios donde se le brindan todas la ventajas, para que crezcan y obtengan mayores ganancias en desmedro de los trabajadores.

Hoy lo que plantea la conducción estatal, es un solo mensaje, dejando de lado la pluralidad de voces, destacandose la incapacidad de generar un producto que se escuche, con una idea de “modernización” consistente en vaciar la radio de contenidos y oyentes, para transformar a las emisoras del interior en meras repetidoras de LRA1. ¿No será que con esto se busque una figura jurídica para traspasarlas a manos privadas amigas del gobierno?

Necesariamente se debería impulsar la deliberación con las autoridades, para revertir la situación, pero aparecen también señales alarmantes, como el poco interés y participación de los cuatro gremios que conviven en los medios del estado. Resulta extraño!

Entendemos que debería fortalecerse cada día más la unidad de lucha, para enfrentar los ataques empresarios, en este caso el estado, en defensa de todos los puestos de trabajo, un salario digno, respetando cada uno de los convenios, rechanzando y repudiando cada uno de los despidos en la Radio Pública Nacional en los últimos tiempos. En todo el país, fueron al menos 18 los despidos que se concretaron a principios de año.

Por Medios

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados