Reclaman al embajador de EEUU «no entrometerse en los asuntos internos» de otro país

El senador nacional del Frente de Todos, Oscar Parrilli le reclamó  al designado embajador estadounidense en la Argentina, Mark Stanley, que se abstenga de «entrometerse en los asuntos internos de otro país», y le advirtió que el Gobierno no va a «admitir una actitud de este tipo».

Las declaraciones del legislador, son una respuesta a los recientes dichos del futuro embajador estadounidense en nuestro país, quien ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de su país describió a la Argentina como «hermoso autobús turístico al que no le funcionan las ruedas».

Además, Stanley cuestionó la “falta de alineamiento” del gobierno argentino con la lucha de Estados Unidos contra los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua bajo el escudo de la defensa de los Derechos Humanos, y reclamó un «plan macro» por parte del equipo económico que dirige Martín Guzmán, para afrontar la deuda de 45.000 millones de dólares con el FMI, y sugirió que ese plan aún no existe.

«La deuda con el FMI, de 45 mil millones de dólares, es enorme. El problema, sin embargo, es que es responsabilidad de los líderes argentinos elaborar un plan macro para devolverlos, y aún no lo han hecho. Dicen que ya pronto viene uno», ironizó el próximo embajador, quien además advirtió que se redujo el comercio bilateral entre Argentina y Estados Unidos, echándole la culpa a «las barreras regulatorias» del Gobierno.

Réplica

Ante estas manifestaciones, Parrilli planteó una cuestión de privilegio durante la sesión en el Senado para expresar su intención de que «el señor Stanley revea esta postura de entrometerse en los asuntos internos de otro país».

«Y si desea hacerlo tiene a la bancada de Cambiemos, con ellos puede trabajar tranquilamente, lo hicieron antes», acotó.

Nueva versión de Spruille Braden

Advirtió que «en este Gobierno no vamos a admitir una actitud de este tipo», y comparó la actitud de Stanley con la que en su momento tuvo Spruille Braden cuando enfrentó sin éxito a Juan Domingo Perón a mediados de la década del 40.

«Solo hay que recordar que ya hubo un Braden que fue a elecciones apoyando a la oposición, y al cual, igual que a Macri en 2019, le ganamos», desafió.

La metáfora del autobús

Sobre la metáfora que Stanley utilizó para describir al país como un «autobús turístico al que no le andan las ruedas», Parrilli remarcó que «si hoy este colectivo no funciona correctamente en gran parte se debe a la responsabilidad del gobierno anterior de Estados Unidos, y al gobierno anterior que estuvo en la Argentina hasta el 10 de diciembre de 2019».

«Y en gran parte se debe al crédito que el FMI le dio al Gobierno argentino y que hoy tenemos que solucionar, porque es uno de los mayores problemas que tiene el Gobierno argentino», agregó.

En este sentido, el senador oficialista le dijo a Stanley que «los argentinos nos merecemos respeto y consideración, y no necesitamos que venga un ciudadano norteamericano a decirnos qué tenemos que hacer», concluyó.

Temas relacionados