Refacción de la Colonia Penal Sixto Segura superó el 65% de avance

El complejo penitenciario de San Rafael está siendo intervenido para albergar a los internos del Sur mendocino.

Con un presupuesto oficial de $73 millones la refacción de la Colonia Penal Sixto Segura avanza a paso firme. El avance acumulado supera el 65% de las tareas, es decir que se culminó la obra gruesa e inicia la etapa de terminaciones en fino.

Desde la inspección técnica de la obra confirmaron que han comenzado las tareas de colocación de pisos, terminación de cielorrasos, cierres de seguridad y colocación de equipos de climatización en los nuevos sectores, como conserjería, comedor y seguridad externa.

El proyecto incluye la reparación de las torres de vigilancia y la remodelación del núcleo central de los pabellones y de las alas Este y Norte. También se realizan nuevos cierres perimetrales y accesos.

Esta obra forma parte de un plan de ejecución y fortalecimiento de la infraestructura carcelaria cuyo objetivo es contener el aumento de las personas privadas de la libertad y generar un soporte estructural que permita el trabajo en las cárceles.

Además de la Colonia Penal, otras obras de construcción, ampliación y mejoramientos de cárceles se están ejecutando. Son la construcción de Almafuerte II, la Cárcel Federal y el Instituto de Formación Penitenciaria, obras que se encuentran en pleno proceso constructivo y con distintos porcentajes de avance. En el caso de la Cárcel Federal, ya se habilitó un sector, que fue ocupado por presos provenientes de la Justicia Federal.

Asimismo, la recientemente terminada ampliación del penal de mujeres de El Borbollón permitirá albergar a 130 internas. El proyecto incluyó la construcción de los 3 nuevos edificios, uno para seguridad externa y conserjería, con superficie cubierta de 216 metros cuadrados; otro para el alojamiento de internas en período de prueba, con superficie de 105 metros cuadrados y el tercero de 120 metros cuadrados, para oficinas administrativas.

También en este rubro se ubican las obras del Polo Judicial Penal, que fueron licitadas de forma individual y se encuentran en pleno proceso constructivo y con diversos grados de avances, que rondan en promedio el 20%. Ubicado al oeste del establecimiento penitenciario provincial San Felipe II, en un predio de 97.100 metros cuadrados, el Polo Penal incluirá los edificios con destino al Fuero Penal de la 1° Circunscripción-Suprema Corte (FPSC), a la Estación Transitoria de Detenidos y Aprehendidos (Estrada) y el edificio destinado al Ministerio Público Fiscal (MPF).

Comentar

comentarios

Temas relacionados