Reglamentaron los hornos de ladrillo

El concejal Luis Gutiérrez ingresó un proyecto de Ordenanza para que se reglamente el funcionamiento e instalación de hornos de ladrillos en General Alvear.

Desde el Bloque Frente Renovador el Concejal Luis Gutiérrez ingresó un proyecto de Ordenanza para que se reglamente el funcionamiento e instalación de hornos de ladrillos en nuestra ciudad. El mismo luego de ser trabajado en Comisión, fue aprobado por unanimidad por todo el Concejo Deliberante.

Al igual que en muchos departamentos de la provincia de Mendoza, General Alvear también quiere y debe quiere tener una ordenanza que contemple distintos aspectos que deberán cumplir los emprendimientos abocados a la construcción de ladrillos. Por ese motivo el proyecto surge por la inquietud de vecinos preocupados por la ausencia de una norma que proteja a las áreas productivas, al agua y a los asentamientos urbanos y sub-urbanos que se encuentran hoy en nuestro departamento.

Por medio de diferentes estudios realizados por la U.N.C respecto a esta actividad, el informe de impacto ambiental que ocasionaba esta actividad, reveló que produce desertificación del suelo e imposibilidad de producción futura, contaminación visual al dejar pozos y zonas irrecuperables, deforestación por tala indiscriminada, olores y humo denso que reduce la visibilidad.

Por esta causa la ordenanza aprobada por el H.C.D reglamenta que la instalación y fabricación de ladrillos y sus derivados podrá únicamente ser realizada dentro de la delimitada zona de secano del departamento de General Alvear.

En sus articulados también expresa que sera autoridad de aplicación de la presente ordenanza la Dirección de Gestión Ambiental y la Secretaria de Desarrollo y Promoción, las cuales deberán dar cumplimiento a una serie obligaciones por parte de las empresas de la industria del ladrillo.
Previo habilitación municipal se deberá presentar informe de impacto ambiental, como así también de uso del suelo, a fin de proteger a las tierras en condiciones de producción, las zonas en producción y los asentamientos poblacionales cercanos. Además deberá estar previsto el tratamiento para mitigar los gases que emane dicha explotación. Además deberá presentar datos identificatorios de las personas físicas y/o jurídicas propietarias del establecimiento.

En caso que el solicitante de la habilitación no fuere propietario del inmueble, deberá adjuntar autorización de explotación y/o contrato de locación, explotación, constituyéndose el titular registral en garante solidario por las obligaciones emergentes de la actividad, frente al municipio.-Deberá acompañarse el logotipo de la marca o sello identificatorio de los ladrillos y/o afines.

La habilitación municipal se otorgará por un plazo de dos años, pudiendo ser renovada en caso de no haberse llegado al nivel de excavación máxima establecido. La explotación de terrenos para la fabricación de ladrillos y afines, deberá realizarse de tal forma que no destruya, obstruya o dañe cauces de riego y/o desagües. Deberá cada predio destinado a la fabricación de ladrillos y/o afines colocar un cartel, en lugar visible desde la calle o callejón más cercano, donde constará del propietario y del responsable de la explotación, en su caso. Se deberá dar cumplimiento a lo exigido en la legislación vigente en materia laboral, higiene y seguridad industrial e impositiva, debiendo acreditar los extremos exigidos dentro de los treinta días a contar de la notificación de la resolución de habilitación municipal, bajo apercibimiento de clausura. Será de aplicación, respecto de la conservación, recuperación y capacidad productiva del suelo, lo establecido en la Ley Nacional 22.428.-

La municipalidad deberá realizar inspecciones periódicas tendientes a constatar la existencia de explotaciones de hornos de ladrillos sin habilitación municipal, y además verificará, en todos los casos, el cumplimiento de lo establecido.

Las explotaciones existentes a la entrada en vigencia de la presente, que cuenten con habilitación municipal, deberán adecuarse dentro de los ciento ochenta (180) días de promulgada la Ordenanza.

Ahora resta esperar la respuesta del Departamento Ejecutivo de 60 días de aprobada la presente realizar la reglamentación de esta ordenanza enviando la misma para su ratificación por el H.C.D.

Fuente:Prensa H.c.d General Alvear

Temas relacionados