Rescatan el Cine hecho en Mendoza en el «Proyecto Celuloide»

Alejandra Cicchitti, continúa mostrando en sus entrevistas, el rescate del patrimonio cultural de Mendoza. En esta oportunidad entrevistó a Sergio Sánchez, coordinador general del proyecto que relata el trabajo que llevan adelante, con muchos años de investigación, puesta en valor y difusión de la antigua producción audiovisual mendocina.

Sergio Sánchez es productor, director y guionista. Además es socio y director creativo de una productora audiovisual ubicada en Mendoza y coordinador general del Proyecto Celuloide.

¿Cuándo comenzó el proyecto y por qué tiene ese nombre?

El celuloide es el material soporte del rollo cinematográfico, hablar de celuloide es hablar de cine. Esta pasión comenzó en 2004, cuando un grupo de realizadores locales y estudiantes de la Escuela Regional de Cine y Video nos planteamos rescatar el patrimonio fílmico mendocino. Hasta la fecha hemos podido recuperar casi 300.000 pies (medida de longitud aplicable a los rollos de película). Además de los repositorios que visitamos, el aporte de la gente con sus filmaciones hogareñas, ha sido y es muy importante.

«Distrito creativo». 2019

-¿Cómo lograron ver el material producido tantos años atrás?

-Tuvimos que rehabilitar la antigua tecnología. Uno de los problemas es que existen diversos formatos de película: 35mm, 16mm, Súper 8, etc. Llegar a tener la película en nuestras manos es muy importante, pero luego hay que reproducirla y digitalizarla. Para eso es necesario contar con proyectores de distintos formatos y ¡hacer que funcionen! Hemos tenido problemas para conseguir piezas de repuesto y ni hablar de las lámparas originales.

«Proyector Ernemann a manivela»

-¿Qué años abarca la investigación que vienen realizando?

-La investigación de registros va desde 1908 hasta 1978. En 1908 se registró la primera filmación en Mendoza, cuando Nicolás Ferrari filmó la salida de fieles de la iglesia de San Francisco. Propusimos la línea de tiempo hasta 1978, año en que los noticieros televisivos cambiaron las cámaras con las que salían a filmar sus notas por equipos de video. Tenemos material de televisión y de cine.

-¿Quiénes han formado y forman parte del equipo?

-Cristian Ludueña, Jimena Baima, Mario Lázaro, Evangelina Battagión, Anahí Barrera, Darío Aracena, Aldo Yebra y el Indio Leiva entre otros.

-¿Qué encontraron como material televisivo?

-El que filmaban los noticieros y programas mendocinos en celuloide. Los periodistas salían a hacer las entrevistas filmándolas (no existían las cámaras de ahora) y las cintas son un soporte muy noble. Una vez que llegaba el video a los canales, se perdía el contenido o se utilizaban los mismos cassettes para grabar (y borrar) una y otra vez. Algunos que se salvaron se han ido desmagnetizando con el tiempo y han perdido la información. Como en Mendoza tenemos un clima muy seco, no tenemos problemas de humedad y pudimos conservar muchos.

«Paillard Bolex de 16mm»

Desde 1961 los periodistas de Canal 7 salían a filmar las entrevistas en 16 mm. Entre 1968 – 1978 existieron 29.000 notas registradas y han sido rescatadas 35.000

-En cuanto a nuestra producción fílmica: ¿Cuáles han sido sus hallazgos?

-La mayor parte de la investigación la hicimos nosotros mismos. Viajamos a Buenos Aires y nos encontramos con lindas sorpresas que yacen en la Capital y tienen que ver con el cine de Mendoza. Consultamos un texto de referencia: «La historia del cine en Mendoza. Film Andes, la Hollywood argentina», la tesis doctoral de Javier Ozollo, que narra entre otras cosas la historia de Film Andes.

-¿Qué significó FILM ANDES?

-Fue la productora de cine más importante del interior del país y tuvo sus años de gloria y reconocimiento. Fue fundada en 1944 por dos visionarios: Guillermo Pietra Serralta y Arturo Santoni. El directorio estaba integrado por bodegueros. Hubo mucho dinero invertido en buenos equipos y demás.

Set de filmación de «El alma de los niños». 1951.

Publicidad de «Lejos del cielo». 1950

Entre 1949 y 1956 se filmaron 16 películas en nuestra provincia y la primera en ser estrenada fue «El gran amor de Bécquer» (1946) con guión de M. Teresa León y Rafael Alberti y bajo la dirección de Alberto de Zavalía. Tenía una duración de 80 minutos y calificación ATP.

Las películas filmadas exclusivamente en Mendoza fueron: «Lejos del cielo». 1950, «La pícara Cenicienta». 1951, «El alma de los niños». 1951, «Rescate de sangre». 1952, «Un ángel sin pudor». 1953, «El cartero». 1954, «El último cow-boy». 1954, «El mal amor». 1955 y «Surcos en el mar». 1956.

«La pícara Cenicienta». 1951.

Filmación de «Rescate de sangre». 1952

-¿Esto está condensado en el Documental del Proyecto, verdad?

-Sí y aquí lo comparto con los lectores. Es muy interesante el camino que tuvo que hacer el equipo para obtener resultados tan interesantes.

 

Citamos las palabras de la Mg. Irene Marrone, historiadora de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, luego de ver dicho documental:

«Lo que más me atrapó fue la historia de … este emprendimiento industrial provincial que se desarrolló a partir de capitales provenientes de la industria bodeguera durante el Primer Peronismo en la localidad de Godoy Cruz. Y en esta producción que según han podido averiguar ronda la decena de largometrajes, se difundió en género de western, un modo hollywoodense de sentir y vivir con un amplio repertorio de héroes y heroínas trasplantados a la comunidad imaginada mendocina»

-¿Cómo surgió el Museo itinerante?

-Queríamos compartir con la gente nuestros hallazgos e investigaciones. El Fondo Nacional de las Artes nos propuso financiar un Museo itinerante. Fue inaugurado del 12 al 26 de agosto de 2008 en la Casa de la Cultura de «Victoria Ocampo» en Buenos Aires. Luego recorrió Santa Fe, Córdoba, San Juan y participamos con él durante el Festival de cine Mirada Oeste de Godoy Cruz. El proyecto recibió halagos y felicitaciones por parte de la prensa y de actores de todo el país, durante el Festival de Cine Latinoamericano en San Rafael.

«Cosquín». 2009

«La linterna mágica es el antecedente de un proyector con el principio de utilizar luz, transparencia y óptica fue lo que se aplicó después para el concepto del cine».

Se nos ocurrió hacer una suerte de experimento durante el festival y proyectamos en la calle la película «La chacra de Don Bautista». Es una película muda y la sonorizamos en vivo con el trío Cacace-Aliaga. A la gente le encantó el espectáculo y pudimos compartir y hacer conocer la producción mendocina de antaño de una manera efectiva y original.

«Mirada Oeste». 2011

«Mirada Oeste». 2017

-¿Cómo han financiado tantas actividades?

-La primera financiación salió de nuestros bolsillos gracias a nuestro entusiasmo aunque también fuimos ayudados por particulares. La primera transferencia a digital la hicimos con el realizador Tato Moreno que no nos cobró nada. Estamos en contacto con coleccionistas y con la Escuela Regional de Cine y Video. El documental se financió a través del Fondo Provincial de la Cultura y se estrenó en la TV Pública en el 2006. Contamos con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes para las muestras alrededor del país. Desde este año contamos con el apoyo de FUNDACINE (Fundación Tierra de Cine).

-¿De qué otra manera han mostrado el Proyecto a los mendocinos?

-Fuimos entrevistados por Canal 7 en la emisión «Despierta Mendoza» en 2005 y luego tuvimos nuestro propio programa diario en los ciclos 2009 y 2010. Participamos en otros programas emitidos por este canal y pueden seguirnos en la plataforma digital de diariomendoza en la actualidad.

La situación actual de aislamiento nos ha llevado a desarrollar un modelo de Museo Virtual, que pueda ser recorrido a través del ciberespacio. En la actualidad, apoyado por la Fundación Tierra de Cine y gracias a las nuevas herramientas tecnológicas, se están restaurando fotografías históricas de Mendoza, llevando a formato 4K y colorizando archivos fílmicos.

¿Cuáles son los proyectos a futuro?

La idea ahora es montar un museo definitivo, que se llamará MIA «Museo Interactivo Audiovisual». Estamos en tratativas con el Clúster Audiovisual Film Andes y la Municipalidad de Capital para obtener un espacio en el Distrito 33 (ex FIA- Feria Internacional Aconcagua). Además estamos armando el recorrido de este nuevo Museo con realidad aumentada. No solo la aplicamos a las fotografías, sino que también a traducciones instantáneas de la información a tres idiomas, un par de juegos con realidad virtual y otras cosas más.

«Distrito creativo». 2019

*Clúster: grupo de empresas interrelacionadas que trabajan en un mismo sector industrial y que colaboran estratégicamente para obtener beneficios comunes.

¿Qué le pedirían a Mendoza para seguir enriqueciendo el proyecto?

Es muy importante que la gente sepa que nos ayuda mucho donando o prestando filmaciones caseras y aparatos para filmar. Siempre decimos que lo que hacemos es recuperar nuestro pasado en imágenes y lo hacemos entre todos. Si queremos saber hacia dónde vamos, tenemos que saber de dónde venimos.

Darío Aracena es el encargado de realizar la transferencia digital: pasar el material de celuloide a formato digital. Esto permite difundir los hallazgos en forma masiva y también podemos devolver en formato moderno el material que la gente nos presta o dona.

Les dejo mi contacto: sergiodariosanchez@yahoo.com.ar y agradezco desde ya toda la colaboración que quieran prestarnos.

Por Alejandra Cicchitti-Nota original publicada en memo.com.ar

Comentar

comentarios

Temas relacionados