Reunieron a productores de Colonia Elena y La Llave

Es preocupante que se intente extorsionar a los regantes desde el gobierno provincial, para conseguir el apoyo a la modificación de la Ley de Aguas de Mendoza, nos relata Martín Serrano, Concejal electo UCR.

El sábado 15 de febrero concurrí a reunión convocada en Colonia Elena (Distrito La Llave) por productores de San Rafael a los efectos de conocer “in situ” la opinión sobre la propuesta anunciada y puesta en marcha por parte del Gobierno Provincial de modificación de la Ley  General de Aguas. Entre los presentes estaba el Presidente del Bloque de Senadores de la UCR Armando Camerucci.

Reunión en la que se encontraban presentes representantes de distintas organizaciones que habían ya participado de las asambleas de regantes que convoca el Departamento General de Irrigación a través de las inspecciones de cauce y en donde concurren desde el Gobernador Perez hasta el tomero del cauce.

Se expuso sobre la problemática en general del agua en San Rafael, ademas los productores manifestaron las pérdidas del Rio Atuel y Diamante  aguas arriba debido a la falta de obras del Departamento General de Irrigación.

Puntos a resaltar de la asamblea, según mi apreciación:

1) Preocupación en aumento por la situación del agro en general  y por cómo está actuando el Gobierno Provincial y Municipal de San Rafael. A las ya erráticas políticas hacia el sector primario, donde podemos mencionar: el proyecto de expropiación de tierras (llamado “banco de tierras”), la nula defensa por el Rio Atuel en el conflicto con la Pampa, el programa “fruta para todos”, el aumento de la carga tributaria, el fracaso de los fideicomisos implementados, se le suma un criterio errado de cómo se quiere “administrar” el agua.

2) Rechazo unánime a retroceder en lo que la Corte Nacional de Justicia dictaminó en referencia al diferendo con La Pampa por el Rio Atuel y pedido para que los legisladores de todos los partidos políticos rechacen convenio firmado por administración Jaque en 2008.

3) Repudio total a querer modificar la Ley Provincial de Aguas.

4) Lo expresado en el ítem anterior se fundamenta en que la actual conducción del Departamento General de Irrigación tiene un criterio contrario al espíritu central de la Ley en cuanto a que el agua no debe ser un mero bien transable y que sea cuestionada la inherencia de la misma a la tierra.

5) Se expresa que esto se patentiza con meridiana claridad en el dictado de las resoluciones  nº 548 de 2012 y nº 164 de 2013 por parte del DGI a las cuales rechazan rotundamente.

Aquí cabe aclarar que la 1ra es la que introduce el aspecto pecuniario (es decir cuanto se propone abonar) como un punto a tener en cuenta para el otorgamiento de permiso de perforación y posterior extracción de agua subterránea. La Resolución 164/13 es la que permite trasladar una perforación en desuso de una parcela a otra siempre dentro de la misma cuenca generando esto un formidable negocio inmobiliario en donde las restricciones son severas por problemas en los acuíferos. El ejemplo más claro de esta problemática se evidencia en el Valle de Uco.

6) La falta de cumplimiento por parte de la conducción del DGI de tener culminados los estudios de los acuíferos existentes en la provincia.

7) Para los regantes está claro que en la actualidad el Departamento General de Irrigación actúa como un área más del Poder Ejecutivo habiendo perdido totalmente la independencia y autonomía en las decisiones. Repudian esta situación ya que ellos son quienes sostienen económicamente la institución y hoy la perciben lejana a sus necesidades y supeditadas a las necesidades políticas del Gobierno Provincial.

*Por Martín Serrano Concejal electo UCR

Temas relacionados