¿Sabés quién es el dueño de la empresa Iron Moutain que se incendió en Barracas?

El dueño de la empresa Iron Mountain, cuya filial Argentina ubicada en Barracas sufrió  un incendio y derrumbe que causó 9 muertes, es el estadounidense Paul Singer.

¿Sabés quién es Paul Singer y cuál es su relación con Shell y la Fragata Libertad?
El poderoso Singer gestiona, como director del fondo buitre NML Elliott Capital Management, un capital superior a 15.000 millones de dólares. Y este fondo, a su vez, es propietario de NML Capital, la empresa que ha conseguido secuestrar durante 77 días la Fragata Libertad en Ghana.
Durante el 2012 los fondos buitres NML Capital Limited fueron quienes pidieron ejecutar la nave insignia reclamando el pago de deuda argentina. Tras varios reclamos del gobierno por considerar esa acción como violatoria al derecho internacional, Argentina consiguió recuperar la embarcación. Por ello, el fondo NML Elliot estuvo obligado a pagar unos US$ 8 millones a la administración del puerto de Tema por los gastos generados por mantener secuestrada la Fragata.
Singer lleva décadas especializándose en comprar deuda de países como Perú o Congo cuando su valor se encuentra por los suelos para después reclamar un precio mucho más elevado.
Desde hace varios años, Singer se ha convertido en la pesadilla del Ministerio de Asuntos Exteriores de Argentina. Es el principal financista del lobby que opera en la justicia y el Congreso de Estados Unidos con el nombre ATFA (Grupo de Tareas Argentina, por sus siglas en inglés) para perjudicar a nuestro país.
Paul Singer suele conceder muy pocas entrevistas. Año tras año su fortuna ha ido creciendo entre fondos de inversiones y otros especulativos con peor imagen. Su estrategia es cultivar la «humildad» y la discreción lo máximo posible.
En Iron Mountain se resguarda documentación y se almacenan archivos muy valiosos de corporaciones como Shell, HSBC y laboratorios que operan en todo el mundo. Iron Mountain guardaba documentación de empresas de comercio exterior, transnacionales y sociedades especulativas. Coincidentemente, el incendio se produce luego de que el Gobierno Nacional, a través del Banco Central y 12 hs antes del incendio, anuncia una investigación por fraude fiscal de 6.500 Millones de U$D.
Según indicó hoy un vocero «en el depósito había archivos de empresas de diferentes rubros: bancarios, telefónicas y petroleras». «Para nosotros, los grandes clientes son los bancos, compañías de seguros, AFJP y empresas de servicios que guardan mucha información de facturación y legajos», había dicho en 2006 el presidente de Iron Mountain Argentina, Ricardo García, al inaugurar la cuarta planta de la compañía, en Parque Patricios.

Más información sobre el episodio de Iron Mountain en Argentina: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=664920913546438&set=a.136402059731662.13314.136120789759789&type=1&relevant_count=1

Temas relacionados