Salta la linda y con que policías…!

El Jefe de la Federal y funcionaria de la Justicia casi provocan una tragedia. Hubo maniobras de prensa para despistar sobre si manejaba uno u otro el auto oficial. Volcó y lesionó a tres policías por evadir un control vial. Dicen que tenían olor a alcohol.

Un accidente ocurrido a las 2.45 horas de ayer, en la ruta nacional 68, causó revuelo nacional. La versión original de testigos del suceso marcó, con absoluta contundencia, que un automóvil conducido por un hombre, al intentar evadir un control vial en la recta de Cánepa, Cerrillos, mordió la banquina en su veloz carrera, y volcó lesionando a los tres efectivos que se hallaban en el lugar. Enseguida trascendió que quién conducía el automóvil era Renato Constantini, jefe de la Policía Federal delegación Salta, acompañado por la abogada Mariana Cervera, secretaria de Ejecuciones Fiscales de Primera Instancia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta.

Varios testigos que pidieron a El Tribuno la reserva de su nombre, dieron detalles que luego confirmaría un parte de la Policía Provincial que, llamativamente, hasta anoche no se había publicado en su sitio oficial.
Tanto Constantini como Cervera se negaron al control clínico de la ambulancia que llegó para asistir a los heridos, y también rehusaron realizarse el dosaje de sangre. Fuentes aseguraron que los dos ocupantes del vehículo tenían un fuerte aliento a alcohol.

Versiones confusas

Hasta el mediodía de ayer se mantenía la versión original de los testigos del accidente, pero en horas de la tarde las fuentes oficiales y algunos medios de prensa intentaron sacarle protagonismo al jefe de la Policía Federal, colocando al volante a Mariana Cervera. De todos modos, el auto en el que viajaban ambos, un Chevrolet Corsa gris patente IVH 788, es un vehículo oficial de la Policía Federal asignado a Constantini.

De los policías víctimas del siniestro: María Miranda (21 años), Marcelo Quiroga (24) y Ariel Rocabado (44), se pudo saber que los dos primeros fueron dados de alta durante la mañana de ayer, mientras que Rocabado permanece internado en una clínica por politraumatismo y una lesión en la espalda. Hasta las 17 horas de ayer, este policía estuvo en un pasillo de la guardia del colapsado hospital San Bernardo. En tanto, fuentes extraoficiales informaron que Constantini y Cervera concurrieron a una clínica de la calle Zavala, donde el delegado de la Federal se encuentra internado con traumatismo de cráneo y pómulos. Vale recordar que el hombre quedó atrapado en el Corsa y tuvo que ser rescatado por los bomberos. La funcionaria de la Justicia Federal resultó ilesa.

Fuente oficial

Al ser consultado el ministro de Seguridad de la Provincia, Alejandro Cornejo D’Andrea, dijo estar al tanto del accidente y que la información oficial es la que brinda la Policía. Expresó que «gracias a Dios no fue una tragedia».

Entonces, El Tribuno recurrió al departamento de Prensa de la Policía provincial, desde donde brindaron más detalles de lo ocurrido: «Tres efectivos que estaban en el control de la ruta 68 resultaron lesionados por el vehículo en el que viajaban la doctora Mariana Cervera y su esposo, el señor Renato Constantini. Ambos circulaban de sur a norte (de Cerrillos a Salta capital) a alta velocidad y se llevaron por delante el primer cono de control vehicular que estaba al centro de la ruta, perdiendo el control del auto y pasando a la banquina izquierda, donde colisionó con un poste de luz».

Agrega el informe de la policía: «Allí volcó por el impacto, lesionando a los tres policías. Del auto volcado salió una mujer a pedir auxilio por el hombre, y los policías declararon haberle sentido un fuerte olor etílico a los dos». Agrega el informe que «Constantini y Cervera se negaron a la extracción de sangre y al control clínico. La mujer fue identificada como conductora del automóvil, pero fue ella misma quién aclaró que era Constantini quien conducía».

Documentación del automóvil

La parte más impactante de este informe fue que al revisar los documentos del vehículo, «los policías constataron que pertenece a la flota oficial de la Policía Federal, asignado al comisario Renato Constantini».

Como es de rigor, los efectivos policiales que resultaron lesionados radicaron la denuncia en el destacamento policial de Los Alamos, a fin de recibir los beneficios de la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART), por haber sufrido lesiones prestando servicios, de lo contrario, no tendrían cobertura médica y social. El caso quedó radicado en la Fiscalía Penal 7 de Cerrillos, a cargo de la doctora Elisa Viviana Pérez.

Sin fueros

Renato Constantini, por ser delegado de la Policía Federal en Salta no tiene ningún tipo de fueros personales, por lo que no debería escapar a las generales de la ley en caso de ser juzgado por este suceso. Además, por no tratarse de un delito federal, sino común, el hecho se debería llevar en los juzgados provinciales, sin perjuicio de que la Policia Federal pudiera iniciar sumarios internos.

El Tribuno tuvo en la web la primicia y los detalles

6:55 – El Jefe de la Federal se negó a que le extraigan sangre. Así lo confirmó a El Tribuno el jefe de guardia del Hospital San Bernardo, Ricardo Vera. Su esposa tampoco aceptó hacérselo. El accidente ocurrió en la ruta 68 en la recta de Cánepa. Como acompañante de Renato Constantini, quien manejaba el auto y quedó atrapado en el vehículo, iba la secretaria de Ejecuciones Fiscales de Primera Instancia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta, Mariana Cervera.

El grave accidente ocurrió a las 3 de la mañana en la ruta nacional 68, cuando el auto en el que viajaba el jefe de la Policía Federal de la delegación Salta, Renato Constantini, quiso evitar un control de alcoholemia a la altura de la recta de Cánepa y se llevó por delante a tres policías.

El conductor mordió la banquina y chocó contra un árbol, según le informaron a El Tribuno testigos del accidente.
Tanto el jefe de la Policía Federal de Salta como su mujer se negaron a que se les extraiga sangre para realizar un dosaje. La información fue confirmada esta tarde a El Tribuno por el jefe de guardia del Hospital San Bernardo, Ricardo Vera.

Debido al fortísimo impacto, el jefe de la Federal, quien iba acompañado por la secretaria de Ejecuciones Fiscales de Primera Instancia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta, Mariana Cervera, debió ser rescatado del auto (un Chevrolet Corsa, de color gris) y trasladado en una ambulancia hacia un sanatorio de la capital salteña. Lo mismo ocurrió con los tres policías, los cuáles fueron internados en el hospital San Bernardo. Los agentes lesionados son: el sargento Ariel Rocabado y los agentes Marcelo Quiroga y María Miranda.

Los testimonios

«El señor que manejaba el automóvil venía muy rápido y se dio con el control de alcoholemia que en ese momento estaba realizando la Policía. No tuvo mejor idea de querer evitarlo y realizó una maniobra brusca. A raíz de esto atropelló a los policías del puesto y luego chocó contra un árbol. Evidentemente había tomado alcohol porque sino no se entiende lo que hizo, y se hubiese detenido a realizar el control sin ningún inconveniente», le dijo un testigo del accidente a este matutino. En la zona se realizó un gran operativo de seguridad que llamó la atención de los lugareños.
«Abandonaron a mi marido»

Carina Lamas es la esposa de Sargento Ariel Rocabado. Están casados desde hace 15 años y viven en el barrio Los Molles. Tienen dos hijos, una nena de 13 y un varón de 11
.
Carina recibió un llamado a las 7 de la mañana. Cuenta que se levantó sobresaltada por el sonido del teléfono. La persona que la llamó, le informaba que su marido había tenido un accidente y estaba internado en el hospital San Bernardo.

«Tuve que dejar a mis hijos solos para venir al hospital. Cuando llegue solo estaba internado mi marido, los otros dos policías ya se habían ido. Le hicieron una placa y pudieron ver que tiene una fisura en la parte de la espalda y le duele mucho. Le tendrían que haber hecho una tomografía pero no se la pudimos realizar porque el IPS no tenía una ambulancia para trasladarlo. La sala donde está el tomógrafo esta a 50 metros. No puedo creer que pasen estas cosas», comentó la esposa del oficial herido.

La situación fue muy angustiante para Carina. «Mi marido esta tirado en el pasillo de la guardia, pero dentro de todo se encuentra bien. La ART no se hizo presente temprano, llegó recién a la una a verlo. Como fue un accidente de trabajo yo creo que lo trasladen al Cenesa, pero todo depende del IPS. Yo siento que abandonaron a mi marido, porque tuvo un accidente de trabajo y hasta ahora no obtuve respuestas «, aclaró.

Carina contó a El Tribuno que tuvo oportunidad de ver a su marido y le relató como fueron los hechos.
«Ariel me contó que vieron un auto que venía muy rápido. Así que decidieron ponerse al costado de la ruta. Él vió como el auto impactaba sobre el primer cono y después el coche se iba para la banquina. Ahí fue que chocó contra un poste y el mismo terminó lastimando a Ariel y sus compañeros».

Carina esta afligida por la estado de salud de su marido.»A mi lo único que me interesa es que mi marido este bien». Trato de mantenerme equilibrada por mis dos hijos. Obviamente ellos no saben nada de que su papá tuvo un accidente», finalizó Carina.

Fuente:Laura Alvarez Chamale y Martín Rodríguez / El Tribuno

Temas relacionados