San Rafael en los medios nacionales

En el suplemento Clarín Viajes de diario Clarín aparece  una importante nota promocionando nuestro departamento con el título:

San Rafael: aventura, vinos y buenos paisajes

Este destino del sur de la provincia de Mendoza atrae con el dique Los Reyunos, el Cañón del Atuel, las fincas agroturísticas y el Laberinto de Borges, entre muchos atractivos.

La mañana de otoño se despereza en el sur de Mendoza y todos los brillos del renombrado sol cuyano aterrizan sobre las anchas veredas de Hipólito Yrigoyen. Es el anuncio de una jornada espléndida detectado en la avenida principal, el mejor punto de partida para ir en busca del vistoso collar de imágenes, colores y perfumes naturales extendido en los cuatro costados de San Rafael.

Acceso a San Rafael (en el sur de Mendoza) por la ruta 143 (foto de Coco Yáñez).

Acceso a San Rafael (en el sur de Mendoza) por la ruta 143 (foto de Coco Yáñez).

Las hojas amarillentas desprendidas de las alamedas carretean junto a las acequias antes de levantar vuelo, empujadas por un viento leve que baja de la Sierra Pintada y también arroja hacia la ciudad la fragancia a uva madura impregnada en el aire fresco que envuelve los viñedos.

San Rafael se despereza así, apenas sacudida con las melodías de la naturaleza decididas a silenciar el rumor de los primeros vehículos, las largas charlas de los vecinos de a pie y las combis encendidas, a la espera de los contingentes de turistas antes de salir disparadas hacia los dominios de la Cordillera.

Favorecido por una innumerable sucesión de sitios de interés, San Rafael es una amable puerta abierta hacia la aventura y los mejores sabores regionales. Su traza simétrica empezó a tomar forma a partir de 1805, cuando el virrey Sobremonte ordenó establecer el fuerte San Rafael del Diamante sobre el suelo semiárido en el que se movían a sus anchas los originarios pobladores huarpes, puelches y pehuenches.

De a poco, las aguas transparentes de los ríos Diamante y Atuel, junto a la tierra fértil que floreció alrededor de este oasis urbano y los insondables misterios guardados entre los pliegues de los Andes, hicieron de San Rafael un destino moldeado a la medida de los espíritus más sensibles.

Dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

Dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

La población criolla se fue nutriendo del aporte cultural de inmigrantes franceses, italianos y españoles, mientras los embalses para riego y energía hidroeléctica construídos desde la década del 40 se erigían en obras determinantes para el florecimiento de bodegas y fincas agrícolas.

Al mismo tiempo, el furioso torrente y los ríos mutados en gigantescos lagos que generó la mano del hombre se convirtieron en aliados de la montaña para impulsar el desarrollo de las actividades de aventura y los deportes extremos.

El lago del dique El Nihuil; al fondo, la silueta del cerro El Nevado, uno de los atractivos de la Reserva Natural La Payunia.

El lago del dique El Nihuil; al fondo, la silueta del cerro El Nevado, uno de los atractivos de la Reserva Natural La Payunia.

Aquí va un itinerario de cinco pasos, un programa posible que sugiere dejarse llevar por la encantadora atmósfera que se respira en el bucólico diseño de los parques y plazas de San Rafael y se extiende como tentáculos a las calles y los caminos rurales trazados por las alamedas.

Tirobangi en el dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

Tirobangi en el dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

1. Dique Los Reyunos

Hacia el oeste de San Rafael, la ruta 143 toma la posta de la avenida Hipólito Yrigoyen para atravesar las fincas de productos regionales, rodear la Rotonda del Mapa y apuntar hacia los cerros precordilleranos del cordón Sierra Pintada. El camino pavimentado se deshace en una polvorienta senda de ripio, que esquiva con curvas la vegetación baja de aguaribay, jarilla (la más preciada medicina de los pobladores locales), piquillín, coirón y cactus. El suelo reseco pide agua a gritos y un hilo de agua de deshielo es una aparición casi providencial una vez que el camino se cierra entre altas paredes de roca y se oscurece en un túnel de 160 metros de largo que perfora la montaña.

Dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

Dique Los Reyunos, a 35 km de San Rafael, Mendoza.

Abajo, bien al fondo del precipicio, el semblante del río Diamante no puede presentarse mejor: el manto verde esmeralda del lago planchado que forma el embalse Los Reyunos replica los brillos del sol, que también ilumina a destajo las casitas de alquiler desperdigadas sobre la ladera.

“Trucha al roquefort, a la provenzal o al limón”, propone Jorge Royón como menú ideal para entrar en clima en este lugar de impactante belleza, antes de dejar atrás la comodidad de la combi. Un rato después, la sugerencia del guía es copiada al pie de la letra por Mauro Mella, el chef y enólogo del restaurante del Club de Pesca, de blasones bien ganados por sus platos de pescado, el locro y una insuperable versión de carne a la masa.

Un oportuno té de jarilla termina de templar el cuerpo para encarar debidamente aclimatados un paseo por el lago del embalse. Fabián de Ondarra volantea con movimientos suaves y detiene la lancha cada vez que alguno de los pasajeros se dispone a captar las imágenes de la costa, las cabañas de la villa turística colgadas al borde del lago o el enorme peñasco de roca de la isla de la Cruz. El hombre conoce al dedillo el cauce ensanchado de 18 kilómetros de largo y también sabe de las debilidades del paladar de los visitantes. Rápido de reflejos, ofrece excursiones embarcadas con degustación de vinos.

Almacén de productos regionales El Secreto, en San Rafael, Mendoza.

Almacén de productos regionales El Secreto, en San Rafael, Mendoza.

2. Corredor productivo

En el casco urbano de San Rafael, la doble alameda de la ruta 143 dibuja una alternancia de luces y sombras sobre las austeras fachadas de los almacenes de productos regionales. El turista que pone pie por primera vez aquí puede ir en procura del más recomendable aceite de oliva extra virgen, un vino cabernet sauvignon o bonarda sanrafaelino o aceitunas de llamativos tamaños, pero cualquier idea preconcebida se pulveriza en El Secreto, donde las estanterías albergan más de 250 especialidades producidas por veinte familias locales.

El dueño de casa -Lautaro Cáceres- da la bienvenida señalando las virtudes de las cremas nutritivas de San Rafael, mientras las miradas saltan de las variedades de frutos secos a las pastas de aceituna, duraznos y zapallos en almíbar, salames, quesos, sidras, mermeladas, frascos de miel y cervezas, hasta quedar fijados en los ahumados marinados con malbec. Cáceres deja para el final la especialidad de la casa: los alfajores artesanales El Secreto, una delicia, indistintamente si la combinación sea de mermelada de manzana con galleta de limón, maicena con dulce de leche o de chocolate con frutos rojos.

Dulce de membrillo producido en la finca de productos orgánicos Paru, en San Rafael, Mendoza.

Dulce de membrillo producido en la finca de productos orgánicos Paru, en San Rafael, Mendoza.

La trastienda de las magníficas creaciones gastronómicas con que los sanrafaelinos saben agasajar a sus huéspedes florece en la zona rural del distrito Las Paredes. El suelo próspero empujó hasta aquí a Germán López y Bárbara Zapata, que hace más de una década empacaron sus cosas en Buenos Aires y probaron suerte con plantaciones de nuez, uva, damasco, ciruela, membrillo, pimientos, berenjena, menta, ajo, orégano y diez variedades de tomate sin recurrir al aporte de agroquímicos.

Afirmados en su convicción conservacionista, prefirieron valerse de los fertilizantes orgánicos con la técnica del compost. La audaz apuesta dio sus frutos, a tal punto que Finca Paru pasó a ser el lugar indicado donde deleitarse con aquellos sabores auténticos y los aromas -casi extinguidos en las grandes ciudades- que remiten a la cocina de las abuelas.

Noemí Assad -ex docente en San Justo, provincia de Buenos Aires, devenida cocinera en San Rafael- acude a las recetas familiares para preparar cada plato y espera el veredicto del público que se sienta a la mesa en el restaurante y casa de té La Juanita. El menú casero de Assad, a quien asiste su hija Ayelén, tiene sus puntos más altos en las tortas de zanahoria y de remolacha, la pasta frola, las mermeladas, los agnolottis y las empanadas fritas de carne. “Aquí las fritas no son empanadas sino pasteles”, corrigen Carlos y Estela Boschi -dos clientes asiduos-, desde una mesa iluminada por el mismo sol que enciende los árboles frutales y los viñedos alineados alrededor del salón, un sencillo quincho sostenido por paredes de ladrillos y techo de paja.

Viñas de la bodega Bianchi, en San Rafael, Mendoza.

Viñas de la bodega Bianchi, en San Rafael, Mendoza.

3. Ruta del Vino

En todo el corredor vitivinícola cuyano está extendido el concepto “terroir”, que refiere a las condiciones del suelo, el clima y la mano del hombre y explica las razones de fondo de la calidad y el prestigio alcanzados por los vinos de esta región. Entre las 92 bodegas de San Rafael, Valentín Bianchi es una de las 15 que organizan visitas guiadas.

“La variedad más destacada de esta zona es cabernet sauvignon aunque también gozan de prestigio el malbec, los espumantes y, en esta bodega nacida hace 90 años, el blend Enzo Bianchi, nuestro vino estrella”, explica el enólogo Sergio Pomar, el guía más idóneo (el otro es el jefe de Bodega, Miguel Muñoz, que trabajó en 40 vendimias y está a punto de jubilarse) que uno pudiera pretender para comprender la técnica de poda del viñedo durante el invierno, el control de brotes y racimos que crecen en primavera, la “crianza” de espumantes en una cava oscura y fresca del subsuelo y la producción de vinos de alta gama diferenciada de las variedades “de mesa”, como borgoña, chablís y marlot.

Entre las parcelas cubiertas por plantaciones de uva en Cuadro Nacional, a 7 kilómetros al este de San Rafael, Guadalupe Fathalla retoma la palabra de experto detentada por Pomar durante la visita a la bodega Bianchi. La responsable de la bodega familiar Bournett atribuye el eslogan “Vinos con tradición francesa” y la introducción de la cepa corbeau desde Dijon a la intención de homenajear de la mejor manera a Margarita Bournett, la abuela francesa de los fundadores. Adictos al automovilismo deportivo en la Europa de los años 50, los Bournett habían establecido lazos fraternales con Juan Manuel Fangio. Por esa razón, los vinos Bournett reservan un lugar distinguido entre sus varietales al vino Fangio Legend 5, una irreprochable combinación de malbec, cabernet sauvignon, pinot noir, merlot y corbeau, la más auténtica cepa de la casa.

Bodega Bournett, en San Rafael, Mendoza.

Bodega Bournett, en San Rafael, Mendoza.

Por su parte, Omar y Ricardo Vallé -oriundos de San Francisco, Córdoba- invitan a trasladarse hasta su bodega boutique Finca El Nevado (en Rama Caída, 14 km al sudeste de San Rafael) para detectar directamente de la barrica la intensa expresión aromática de los vinos y espumantes Camino al Nevado. El malbec guardado en barril de roble asoma como el producto mejor logrado, hasta que se prueba un sorbo del varietal dulce tempranillo -sin maduración en barrica- y la elección se complica.

Algo parecido ocurre al final de la jornada en la bodega familiar Ibarra, donde la supremacía del merlot es puesta en discusión por los logrados sabores del cabernet sauvignon, el malbec, el bonarda y el chardonnay. Cada uno de los cuatro hermanos Ibarra tiene asignada una tarea específica en el viñedo y en la bodega, pero en Calle Angosta -el restaurante de la finca-, el arquitecto y enólogo Edgardo Ibarra hijo se erige en el indiscutido anfitrión y guía de los comensales.

“En este espacio enogastronómico cultural, esta noche van a probar empanadas de carne al horno de barro, trucha salmonada, sorrentinos de langostino y chivo a la parrilla con reducción de malbec, un plato magistral de nuestro chef”, repasa la carta del día en voz alta el heredero más locuaz de Edgardo Ibarra padre. Las exquisiteces que menciona se deben al talento de Nicolás González, un prodigio de la cocina de 20 años de edad.

Cañón del Atuel, cerca de San Rafael, Mendoza.

Cañón del Atuel, cerca de San Rafael, Mendoza.

4. Cañón del Atuel

El cerro El Nevado asoma a la izquierda, en el primer tramo del circuito del Cañón del Atuel, que completa 144 kilómetros ida y vuelta desde San Rafael. En el fondo de la panorámica, alrededor de ese cono perfecto de 3.833 metros de altura, se extiende el gigantesco campo de montañas volcánicas, 900 cráteres y lenguas de lava petrificadas de La Payunia. Aquí, en cambio, la ruta 144 atraviesa una cuesta posada sobre la parte más alta de la Sierra Pintada y baja a una planicie encajonada entre cerros -la Depresión de los Huarpes-.

Un desvío por la ruta 180 conduce hasta el parador con hogar a leña del poblado El Nihuil. La línea recta de un muelle parece señalar la presencia de dos pescadores en bote en el centro exacto del lago de la represa El Nihuil. Llegan tres buses cargados de turistas y aventureros en 4×4 y el comedor se llena de gente ávida por la fama de las más sabrosas tortas fritas en decenas de kilómetros a la redonda. El hogar a leña encendido del salón ayuda a alargar la escala para llenar el bolso de mano con algunos de los productos regionales exhibidos en las estanterías, como uvas al malbec, licores, vino patero, salsa malbec y dulces de frutilla y de higos con castaña.

A partir de esta escala, la traza de ripio de la ruta 173 se acomoda sobre el paredón del dique El Nihuil y empieza a bordear el cañón formado hace 30 millones de años, cuando surgió la Cordillera. A lo largo de 56 kilómetros, el camino atravesará cuatro veces la secuencia paredón-embalse-túnel-central hidroeléctrica, las obras de ingeniería realizadas para aprovechar el cauce vital del río Atuel. Azuzados por Jorge Royón, los pasajeros se mantienen atentos a la aparición de más de 70 geoformas en el paisaje montañoso, el esbozo de una gigantesca obra escultórica inconclusa.

Cañón del Atuel, cerca de San Rafael, Mendoza.

Cañón del Atuel, cerca de San Rafael, Mendoza.

La imaginación empuja lo que la vista detecta a medias y así, inducidos por el guía aunque sin mucha convicción, los viajeros aseguran distinguir “El astronauta”, “Las tortugas”, “Los dos ositos”, “El monje”, “El dinosaurio” y hasta un perfil de Homero Simpson, mientras las paredes de roca de colada volcánica pasan del beige y rojo al gris amarillento. Este espectáculo único para turistas, artistas plásticos y geólogos alcanza su máxima expresión en los estallidos de formas y colores de “Museo de cera” y “La ciudad perdida”, aunque nada de lo visto se compara con la panorámica excelsa que regala “El submarino”, donde el río se ensancha y arranca la seguidilla de cabañas y clubes de Valle Grande, bastión del rafting y todas las actividades de aventura que uno pueda pretender.

En el paraje Las Tinajas, camino a San Rafael, Gabriel Bessone descubrió hace dos años una estrecha meseta en medio de los cerros de la Sierra Pintada. En ese sitio desolado, apenas transitado por chivos y pastores curtidos ante las exigencias climáticas, creyó encontrar el mejor lugar para establecer la base del Parque de la Aventura.

Puentes colgantes en el Parque de la Aventura, a mitad de camino de San Rafael a Valle Grande, en el Cañón del Atuel, al sur de la provincia de Mendoza.

Puentes colgantes en el Parque de la Aventura, a mitad de camino de San Rafael a Valle Grande, en el Cañón del Atuel, al sur de la provincia de Mendoza.

No es fácil seguir el paso veloz de Bessone -un experimentado guía de actividades de alta montaña- por los senderos de trekking que bordean un cerro, superan pasadizos y cruzan un cañadón muy angosto para llegar a un mirador con alcance hasta la costa del Atuel, la zona de cultivos de Rama Caída y el cerro Carrizalito, de 1.350 metros de altura. Mucho menos es posible imitar al especialista cuando supera como un lince los veinte desafíos áereos, sostenido por un cable de acero, arneses y dos mosquetones. Lo seguimos como entusiastas aspirantes a deportistas extremos, pero el desafío nos impide disfrutar del anarnajado intenso del atardecer pintado detrás de las montañas.

Laberinto de Borges, en San Rafael, Mendoza.

Laberinto de Borges, en San Rafael, Mendoza.

5. Laberinto de Borges

“Alta en la tarde / altiva y alabada / cruza el casto jardín y está en la exacta luz del instante irreversible y puro que nos da este jardín y la alta imagen silenciosa. La veo aquí y ahora, pero también la veo en un antiguo crepúsculo de Ur de los caldeos o descendiendo por las lentas gradas de un templo”, escribió Jorge Luis Borges para elogiar a su amiga Susana Bombal. En la Finca Los Álamos (en Cuadro Bombal, 18 km al sudoeste de San Rafael), que el futuro escritor frecuentaba de niño con su familia, la familia Aldao recurrió al paisajista y diplomático inglés Randoll Coate para diseñar un laberinto vegetal.

La obra de 96 por 76 metros -iniciada en 1989 y concluida en 2003- se aprecia de punta a punta desde lo alto de un mirador.

Sólo esa perspectiva permite detectar la palabra “Borges” en espejo, formada por más de 8 mil plantas de buj, entre los que se recortan 2.500 metros de senderos. “Otros visitantes ilustres de esta estancia eran Manuel Mujica Láinez, Raúl Soldi y las hermanas Ocampo”, comenta el guía Luis Sandoval Guzmán en la casa del capataz (cuyas paredes de adobe y techo de cañas resisten desde 1830), transformada en un museo que exhibe una detallada maqueta del laberinto, cartas intercambiadas por Borges (que firmaba “Georgie”) y Bombal en los años 70 y fotografías de época.

Laberinto de Borges, en San Rafael, Mendoza.

Laberinto de Borges, en San Rafael, Mendoza.

San Rafael vuelve a mostrar su silueta en el horizonte, esta vez con las primeras luces de la noche fusionadas con el último trazo que dejó el sol entre los álamos. La imagen es tan cautivante como el sabor de un buen malbec sanrafaelino.

Parque de los Niños. En el centro de San Rafael y a metros de la avenida Yrigoyen -eje de la actividad comercial y gastronómica de la ciudad-, la gruesa arboleda del parque Yrigoyen y la plaza Francia enmarcan el Parque de los Niños, un espacio que combina recreación con áreas didácticas, como una pista vial, un anfiteatro donde se exhiben obras de títeres, más de 60 juegos con piso de goma (columpios, ta-te-tí, las casitas, castillos y torres de madera de La Aldea, subeybajas, toboganes, trepadoras, palestras, puentes, cubos y hamacas, entre otros) y sectores para chicos con capacidades motrices diferentes.

Museo del Olivo. Creado en las instalaciones de Yancanelo, la aceitera más antigua de San Rafael y la más grande de la provincia de Mendoza, exhibe elementos utilizados desde 1943 en los procesos de cosecha, molienda, prensado, almacenamiento y fraccionamiento del aceite y revela algunos secretos del aceite de oliva extra virgen de la casa, de fama mundial.

La Abeja. La bodega más antigua de San Rafael, inaugurada en 1883 por el inmigrante francés Rodolfo Iselín, se puede visitar cada media hora de lunes a sábados de 9 a 17. En los recorridos gratuitos de cuatro pasos, el guía, alguno de los dueños o un enólogo, explica el proceso de elaboración del vino que se realizaba con las maquinarias originales de fines del siglo XIX, cuenta la historia del pionero, exhibe el método de fabricación de espumante con el método ancestral e invita a los visitantes a apreciar el viñedo de malbec y cabernet sauvignon, antes de invitar a una degustación de vinos.

Dunas del Nihuil, a 80 km de San Rafael, Mendoza.

Dunas del Nihuil, a 80 km de San Rafael, Mendoza.

Dunas del Nihuil. A 80 km de San Rafael, camino al Cañón del Atuel y el dique El Nihuil, un desierto de arena volcánica de 30 mil ha ofrece un escenario a la medida de una excursión con guía en vehículo 4×4, motocross o cuatriciclo, en medio del impactante paisaje de los picos de La Payunia. Años atrás, el lugar fue elegido para diagramar etapas del Rally Dakar y el Desafío Ruta 40.

Circuito El Sosneado. Una excitante aventura por caminos de montaña que se inicia en la ruta 144, cruza la Cuesta de los Terneros y llega a la mina de sal a cielo abierto Salinas del Diamante. Antes de seguir la travesía hasta el paraje El Sosneado (base de salidas de trekking, cabalgatas, mountain bike y escalada), se puede visitar el Museo de la Sal. Desde el poblado, la traza de ripio de la ruta 220 recorre 60 km a la par del río Atuel para alcanzar la laguna El Sosneado (recomendada para pescar y observar aves) y, muy cerca de la fontera con Chile, la vista de los glaciares eternos del volcán Overo y las piletas de agua termal al aire libre que se conservan en medio de las ruinas del Hotel Termal.

Villa 25 de Mayo, a 25 km de San Rafael, Mendoza.

Villa 25 de Mayo, a 25 km de San Rafael, Mendoza.

Villa 25 de Mayo. Este poblado de alamedas y casas centenarias se levanta en el lugar donde en 1805 fue instalado el fuerte San Rafael del Diamante, a 25 km al oeste de la ciudad. Atraen la plaza principal, un museo histórico y la capilla Nuestra Señora del Carmen.

Atención

Consejos útiles para practicar deportes de aventura

– Llevar sólo lo imprescindible en la mochila: ropa cómoda y liviana, protector solar, agua mineral, analgésicos, antidiarreicos, antihistamínicos, aspirinas y vendas.

– Beber pequeños sorbos de líquido cada 15 minutos, durante y después del esfuerzo físico. Vaciar una botella de agua de una vez en el cuerpo es contraproducente porque provoca dolor de estómago y disminuye el rendimiento físico.

– Es fundamental una buena preparación física previa, una consulta médica y evitar las comidas abundantes y el alcohol.

Antes de practicar una actividad de aventura o un deporte extremo es importante asegurarse con instructores profesionales de contar con el equipo completo necesario y que esté en condiciones óptimas.

– Para practicar escalada sobre paredes muy empinadas de la montaña, la seguridad personal depende del equilibrio del cuerpo y el correcto uso de sogas y arneses. Lo ideal para los principiantes es que practiquen antes en una palestra con distintos niveles de exigencia y aprendan a realizar nudos.

– No iniciar una salida de trekking sin la certeza de poder soportar el nivel de dificultad. Es clave estar acompañado por un guía experimentado y estar informado sobre la presencia de animales peligrosos.

– Es mejor que las personas que suelen sentir vértigo eviten sumarse a un circuito de canopy, escalada, rappel o tirolesa.

Cómo llegar. Desde Buenos Aires hasta San Rafael son 990 kilómetros por Acceso Oeste hasta Luján, ruta 7 hasta Junín, ruta 188 hasta General Alvear y ruta 143; tres peajes, $ 186; en hora pico, $ 210.

Aerolíneas es la única compañía aérea que llega a San Rafael: desde Aeroparque tiene un vuelo diario (excepto los martes) sin escala (2 hs.), los jueves a las 11,30 y de miércoles a lunes a las 10,50; ida y vuelta con impuestos, desde $ 5.953. Desde Buenos Aires hasta la ciudad de Mendoza, Aerolíneas tiene entre 14 y 16 frecuencias directas por día (2 hs.); ida y vuelta con impuestos, desde $ 3.521; a la capital mendocina también llegan Andes, Latam y las compañías “low cost” Flybondi y Norwegian.

Bus cama ejecutivo Chevallier o La Unión desde Retiro hasta San Rafael (13 hs.), $ 2.585 ida; suite La Unión, $ 3.245.

Micro semicama CATA, Iselín, Buttini o Andesmar desde Mendoza capital hasta San Rafael (3 hs. 30’), $ 270 ida.

Taxi El Nihuil para cuatro pasajeros del aeropuerto de San Rafael al centro, $ 230 (0260- 442-8700).

Plaza principal de Villa 25 de Mayo, a 25 km de San Rafael, Mendoza.

Plaza principal de Villa 25 de Mayo, a 25 km de San Rafael, Mendoza.

Dónde alojarse. En San Rafael, hotel Tower Inn & Suites: habitación doble Standard hasta el 30 de junio con desayuno, TV cable, wi-fi, cochera cubierta, piscina, gimnasio, hidromasaje, cofre de seguridad y servicio médico, $ 4.025; triple Standard, $ 5.030; suite de dos ambientes, $ 6.890; suite Junior, $ 6.490; suite De Lujo, $ 8.250; suite Master, $ 14.485; masaje descontracturante en el spa Dell Olivo, $ 540 de media hora, $ 630 de 45’ y $ 750 de una hora; masaje con piedras calientes (45’), $ 660; circuito hídrico (1 h.), $ 480; circito de spa Vino Malbec (2 hs.), $ 1.060; Olivoterapia (1 h. 30’), $ 870; spa termal (1 h. 15’), $ 920 (0260- 442-7190 / reservas@towersanra fael.com / www.towersanrafael.com).

En Mendoza capital, hotel boutique con spa Villaggio: habitación doble Standard con desayuno, TV cable, wi-fi, spa, gimnasio y caja de seguridad, US$ 75 a US$ 120 más IVA; habitación doble Superior, US$ 120 a US$ 140 más IVA; estacionamiento, $ 170 autos y $ 190 camionetas (0261- 524-5200 / info@hotelvillaggio.com / www.hotelvilla ggio.com).

Cuánto cuesta. Viaje en colectivo urbano en San Rafael, $ 18  (se paga con la tarjeta local Monedero).

Excursión guiada de medio día en combi con refrigerio hasta el dique Los Reyunos, $ 700 (desde julio, $ 800); de día completo, $ 900; Cañón del Atuel, $ 1.100 (el segundo semestre, $ 1.450); city tour de medio día por San Rafael, $ 550; desde julio, $ 650 (0260- 444-6540 / 0260- 154 062333 / contacto@millantiviajes.com. ar / www.millantiviajes.com.ar).

Entrada al Club de Pesca y Náutica del dique Los Reyunos, $ 120.

Porción de locro o de carne a la masa con gaseosa o vino en el Club de Pesca Los Reyunos, $ 350.

Paseo en catamarán con degustación de vinos (1 h.) en Los Reyunos, $ 250; en lancha, $ 500; de 6 a 12 años, 50% (0260- 154035177 / 0260- 15455533 / runakayaky aventura@hotmail.com).

Canoa o kayak o stand up paddle (remar parado sobre una tabla) en Los Reyunos, $ 200 individual o $ 300 para dos personas; wakeboard o esquí con equipo completo y clase instructiva, $ 600; pesca embarcada con guía y almuerzo (8 a 10 hs.), $ 600; tirobangi en el complejo Kaike, $ 350; hasta 10 años, $ 250; buceo, $ 1.700; cama elástica (15’), $ 100; kayak individual, $ 200; cuatriciclo, $ 400 (www.losre yunossanrafael.com).

Café o cortado, tostadas y dulce casero en el bar Cebo Andino, en el dique Los Reyunos, $ 100.

Casa para 4 a 5 personas con vista al lago del dique Los Reyunos, parrilla, heladera, microondas, vajilla, DirecTV y wi-fi, $ 2.500; para 8 personas, $ 3.500.

Raviolones de salmón con tinta de calamar y salsa a la crema con pimienta en el restaurante del apart hotel Tiempo Andino, en San Rafael, $ 250; sorrentinos de jamón y queso o pollo y verdura o ciervo, $ 350; chivo asado con guarnición, $ 400 (www.tiempoandino.com).

Docena de alfajores El Secreto, $ 400 (www.elsecretosanrafael.com.ar).

Vino Red Blend en la bodega Bianchi, $ 320; Famiglia, $ 360; Gran Famiglia, $ 690; Particular Enzo Bianchi, 900; espumante, $ 650; en la bodega cuestan 30% menos: $ 225, $ 280, $ 490, $ 695 y $ 485; visita guiada (30’), $ 75; con degustación (1 h.), $ 300; tabla de carnes ahumadas y dos copas de vino para dos personas, $ 600; experiencia “Enólogo por un día” (90’), $ 600; “Viticultor por un día” (90’), $ 400; recorrido del viñedo en bicicleta (90’), $ 600 (www.bodegasbianchi.com.ar).

Vino Corbeau en la bodega Bournett, $ 200; Prestige, $ 300; Fangio, $ 400 (www.bournett.com.ar).

Vino tempranillo (rosado) en la bodega Finca El Nevado, $ 210; malbec con guarda en roble, $ 270; visita guiada, $ 75 de 45’ y $ 200 de 1 h. 20’ (con picada y degustación); con enólogo (2 hs.), $ 500 (www.fincaelnevado.com).

Carne a la masa en el restaurante Calle Angosta de la bodega Ibarra, $ 690; chivo asado, $ 880; ensalada de finca, $ 420; trucha salmonada, $ 720; pejerrey, $ 580; sorrentinos de salmón o langostino, $ 500; mate sanrafaelino con hierbas aromáticas para 2, $ 240; tostadas de pan casero con mermelada y manteca, $ 110; dos botellas de carbernet sauvignon o malbec y una mermelada de ciruela, $ 600 (www.bodegafamiliaibarra.com).

Excursión en combi y 4×4 de San Rafael a las termas de El Sosneado con merienda y cena, $ 1.500; sólo se hace en verano (0260- 442-9282/443-8837 / turismo@ atueltravel.com).

Dos vinos pateros Buscemi (de San Rafael) en el restaurante de El Nihuil, $ 150; dulce de frutilla o de higo con castaña, $ 150; uvas al malbec (1 kg), $ 170; dos licores, $ 130; salsa malbec, $ 160; pasta de aceitunas (170 gr.), $ 170; dos cremas rejuvenecedoras de uva, $ 250.

Bolsa de nueces de un kilo en el mirador de El Submarino, en el Cañón del Atuel, $ 250.

Entrada al Parque de la Aventura con estacionamiento y observación de estrellas, $ 100; 20 juegos aéreos, $ 480; tirolesa, $ 400; canopy y rappel, $ 550; trekking y puentes colgantes guiado, $ 200; mountain bike, $ 200 (0260- 154557354 / www.parquedelaaventura.com).

Chivo asado en la base del Parque de la Aventura, a mitad d ecamino de San Rafael a Valle Grande (Cañón del Atuel), en el sur de la provincia de Mendoza.

Chivo asado en la base del Parque de la Aventura, a mitad d ecamino de San Rafael a Valle Grande (Cañón del Atuel), en el sur de la provincia de Mendoza.

Entrada al Laberinto de Borges con visita guiada, $ 120; chicos de 6 a 12 años, $ 60; visitantes de más de 70 años, $ 80 (www.laberintodeborges.com).

Visita guiada con degustación (1 h.) a la fábrica de aceite de oliva y aceto balsámico y museo Yancanelo, gratis (www.yancanelo.com).

Visita guiada con degustación a la bodega La Abeja, gratis (www.bodegalaabe ja.com.ar).

Entrada al Parque de los Niños, gratis.

Dónde informarse. En Buenos Aires, Casa de San Rafael: av. Callao 445, tel. 4374-3408.

En San Rafael, (0260) 442-4217/2379/ (0260) 442-6014/443-7860.

En Mendoza capital, (0261) 420-1475/ (0261) 420-1785/413-2100/01.

info@sanrafaelturismo.gov.ar

info@camaradeturismodesanrafael. com

serviciosturisticos@mendoza.gov.ar

www.sanrafaelturismo.gov.ar

www.camtursanrafael.com.ar

www.turismo.mendoza.gov.ar

www.sanrafaelturismo.com

www.sanrafaeltodo.com

www.sanrafaellate.com.ar

www.sanrafael.travel

www.elportaldemendoza.com

Comentar

comentarios

Temas relacionados