San Rafael: quiere igualar superar a Mendoza, su hermana mayor

Por eso trabaja con fe y con brios el rico solar patrio que le ha tocado en suerte. Así comenzaba una nota de autoría de Carlos D. Nicora reflejada en una publicación de B.A.P. Buenos Aires al Pacífico en 1944.  Nada más y nada menos que 75 años atrás.

Aquí un Antiguo mapa de 1888 de la provincia de Mendoza. Como características más notorias se pueden leer los departamentos de Coronel Beltrán (ahora Malargüe y General Alvear), 25 de Mayo ( actual San Rafael), 9 de Julio (San Carlos y Tunuyán) y el departamento de Belgrano (Godoy Cruz)
(Fuente: www.davidrumsey.com).

Aquí reproducimos textualmente parte de la publicación.Su lectura nos llevará a comprender un poco nuestra idiosincracia.

No hace mucho, en el club Inglés, varias personas, tomabamos el té rodeando una mesa cordial. De pronto no pudimos resistir a la tentación de preguntarle a una dama de tez morena que integraba la rueda.-¿La señora es mendocina…?
-Soy sanrafaelina, señor: fue la respuesta entre amable e incisiva de la dama.
En esa respuesta, que era una ratificación a nuestra pregunta, iba implícita una rectificación que resultó la primera lección de sanrafaelino recibida en nuestra larga vida de periodista.
-Ah pero no me imaginaba todo el localismo, todo el sano amor a su terruño de que están poseídos los hijos de ese departamento sureño de Mendoza, nos decía un amigo a quien referimos en esa lección. Y por cierto que si vas a San Rafael, recibirás muchas y muy saludables impresiones de ese localismo.

Encontramos a San Rafael en plena euforia, con motivo de la inauguración del ferrocarril de Pedro vargas a Malargüe. Ese ferrocarril era una de las aspiraciones más vehemente de San Rafael en los últimos años.
De su necesidad hablaban continuamente los diarios, las instituciones de comercio e industria, los organismos culturales: todo el mundo en fin. De modo que la realización de tal obra llevada a cabo por el estado en un año de intenso trabajo record, puso una nota de alegría en todos los rostros y de afectuosidad en todos los corazones.
-¿Leyó el discurso del ministro al inaugurar los 180 km. de ferrocarril? ¿Oyó las palabras del orador de la Cámara de Comercio e Industria de San Rafael? ¿Que me dice señor de los artículos entusiastas que han publicado todos los diarios al comentar la prueba de capacidad constructiva que han dado los argentinos al unir a nuestra ciudad con Malargüe?

Estas y otras preguntas con que nos acribillaba en el hotel, constituían un índice claro del clima optimista reinante en San Rafael y sus inmediaciones.
No nos vamos a permitir poner en duda la legitimidad de ese optimismo, pues hay conciencia nacional formada sobre la necesidad de la obra ferroviaria referida por medio de la cual las minas presentes y las futuras, de San Rafael, quedan unidas a la red de transportes generales del país. Lo único que debemos señalar es que el júbilo sanarafaelino acusa hoy por hoy, los síntomas característicos de todos los auténticos júbilos populares.

Algunos datos históricos

Alguién nos preguntó:
-No ha leído usted “Álamos Talados”?
Fuimos cobardes y contestamos con un sí estratégico que malamente ocultaba un “no”.
Pues, entonces, conocerá usted el ambiente local en todos sus aspectos, sociales, económicos y financieros. Es que en esa novela premiada por las municipaldes de Mendoza y Buenos Aires ( año 1942) está todo San Rafael: el del pasado, el del presente y el del futuro.
Por la noche, ya adquirido el libro lo devoramos con avidez y al día siguiente estábamos en condiciones de”sanrafaelizar” con todo el mundo. Tarea fácil, pues en esa novela se empieza por descubrir que San Rafael no tiene pasado(“hereux les pays qui n´ont pas d´histoire” repetía de nosotros Clemenceau cuando nos visitara). Como que la narración arranca con una pintoresca descrpción de la llegada del tren que conduce a la familia solariega concentrada en San Rafael para veranear.

Lo que la crónica “histórica” nos dice que San Rafael fue declarada ciudad ayercito: el 2 de octubre de 1903 y que el primer tren llegó a esa “ciudad” el 19 de noviembre de 1903, como quie dice siguiéndole febrilmente los pasos a la naciente población. También nos dice la crónica, que San Rafael, no debiera estar donde está, sino donde estuvo antes: la hoy Villa 25 de Mayo, pintoresco lugar situado a pocos kilómetros. Esa Villa se mantiene , más que como una realidad, como un recuerdo de lo que fue un fortín contra los indios.
“Así se escribe la historia”! En vez de quedarse en los viejos muros de tapia y de adobe del citado fortín, la historia se ha refugiado en la moderna,febril y fabril ciudad de San Rafael que cuenta ya con una población urbana de unos 30.000 habitantes! Oh, esta vieja historia…! Es buena ella también…! A veces dan ganas de extender el índice para señalarla…!Pero,¿quien se atreve a hacer eso, si la historia, es la madre rectora y nutricia de todos los pueblos?

Los escépticos repiten aquello de que si la naríz de Cleopatra hubiera desplazado dos centímetros más, otra hubiera sido la historia del mundo. Pero,¿para qué sirven los escépticos en nuestros días?

Origen del Nombre

¿Por qué San Rafael se llama… San Rafael? La historia local lo ha averiguado.
En 1805 el Virrey Sobremonte mandó fundar un fortín que defendiera los pasos de la cordillera en esta latitudes, contra los asaltos de las indiadas. Don Miguel Télez Meneses que fue el comadante del nuevo fuerte, le puso al mismo el nombre de San Rafael del Diamante, por la muy sencilla razón de que el señor Virrey de Sobremonte( o Sobre Monte) se llamaba Rafael.
Hete aquí la razón por la cual esta ciudad, lleva el nombre de uno de los siete arcángeles o caudillos de los ángeles que están siempre en presencia del Señor.
¿Que hizo notable este arcángel? si no fallan nuestros recuerdos escolares de Don Bosco, San Rafael lo ayudó al joven Tobías a cobrarle diez talentos a un tal Delmas y luego lo tranquilizó respecto a los escrúpulos que se le presentaban para casarse con Sara, dama que ya se había casado y envidudado siete veces.”Tobías fue el octavo marido y vivió” decía el texto escolar de antaño.
Tenemos pues, dos cosas.Primera: que si Sobre Monte se hubiera llamado Pancracio, San Rafael sería San Pancracio y los sanrafaelinos “sanpacracianos” y, segunda que el nombre del arcángel y patrono de este departamento explica por que en el mismo, ha aumentado la nupcialidad, según nos informaron. Y por que los cobradores, los bancos tienen sus cuentas al día-San Rafael los ayuda a cobrar como a Tobías!

 

Comentar

comentarios

Temas relacionados