«Se acabó la plata en la Argentina»

El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen aseguró que al país “se le acabó la plata” y que “las necesidades económicas máximas están armando la agenda, porque la agenda ya no la maneja el Gobierno” sino que “la está manejando la recesión”.

El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen aseguró este martes (04/11) que al país “se le acabó la plata” y que “la agenda ya no la maneja el Gobierno sino la recesión”.

“Las necesidades económicas máximas están armando la agenda, porque la agenda ya no la maneja el Gobierno” sino que “la está manejando la recesión”, afirmó Nielsen en declaraciones a FM Identidad.

“La economía argentina está en un tobogán, que acelera día a día y no hay de donde agarrarse”, dijo, y agregó que “entonces es probable que estén buscando la magia de cerrar con los fondos buitre y holdouts como preludio de un intento de colocar deuda, pero me parece absolutamente ingenuo el manejo de todo esto y muy poco profesional”.

Para Nielsen “se acabó la plata” en la Argentina. “Ojalá el swap chino funcione, pero tengo mis dudas”, opinó.

“El gran problema es que no se aprovechó el bueno momento y ahora estamos en un mal momento porque no vamos a tener superávit comercial. La soja ha bajado el precio, Brasil no está claro que salga de la recesión, con lo cual hay un panorama de penuria en materia de dólares”, analizó.

Respecto al tema de los holdouts, según Nielsen, “la reticencia argentina a sentarse a negociar con el Special Master (el mediador, Daniel Pollack) que designo el juez Giessa, fue un error: un error más de una seguidilla de errores en este tema”.

“Lo que se debería haber negociado con Griesa es de que los “me too”, ‘los yo también’, se mantuvieran en lista de espera. Evidentemente la pasividad argentina en no dialogar, no buscar una negociación, existe la posibilidad que los ponga en pie de igualdad con los que ya ganaron”, afirmó.

Para Nielsen, “lo que a la Argentina le hubiese convenido es hacer un canje de holdouts, de bonos que no adhirieron al canje”.

“La Argentina necesita pasar esta página. Entonces estos que están pidiendo ‘mee too’ debería haber sido la punta de lanza del tercer canje argentino dedicado específicamente a holdouts”, opinó.

“Lo que Argentina tiene que tratar de hacer es pagar lo menos posible. Entonces se puede negociar un canje que cubra todos aquellos que no vinieron a los canjes anteriores”, insistió.

Por eso Nielsen propone “una suerte de contraataque legal: un juicio en las islas Cayman, que tiene ley inglesa. Porque lo que están haciendo NML y Aurelius es interferir en el contrato de Argentina con el 93% de los bonistas que adhirieron al canje. Hay que hacerles un juicio en Cayman como paso para poder sentarnos a negociar porque hoy no tenemos herramientas para hacer una negociación cuando hemos perdido y la Suprema Corte decidió no tomar el caso”, concluyó.

Fuente Urgente 24

Temas relacionados