Se duplicó la inflación en alimentos y agudiza la tensión social

Ante un nuevo acuerdo de precios, los supermercados empezaron a remarcar con fuerza y en las últimas dos semanas los aumentos ya superaron los que hubo en todo noviembre, de acuerdo a los relevamientos que realiza Héctor Polino, de Consumidores Libres.

La decisión del gobierno de retomar el acuerdo de precios a partir de enero apuró a los supermercados a remarcar sus productos, acelerando la inflación, sobre todo en el rubro alimentos.

Las asociaciones y consultoras que realizan relevamientos informaron que en el último mes y medio el valor de los productos empezó a subir por encima de lo que lo vino haciendo en el resto del año. Por ejemplo, en Elypsis calcularon que del 9 al 13 de diciembre “la inflación volvió a alcanzar su máximo nivel”: fue del 3,5% respecto a cuatro semanas atrás, “levemente acelerando respecto a la variación del 3,4%, pero muy superior al 2% registrado cuatro semanas atrás”.

La Asociación de Consumidores Libres, que dirige el socialista Héctor Polino, estimó que el aumento del conjunto de productos del que hacen seguimiento fue de 2,24% en los primeros quince días de diciembre, frente al 2,21% que subió en noviembre. Es decir, en la primera quincena ya sobrepasó la suba que tuvo en los 30 días del mes anterior.

De hecho, de acuerdo a los estudios de Polino, en el acumulado en los once primeros meses del año fue del 19,39%. Esa cifra ya saltó al 22,07%, dos puntos porcentuales con sólo quince días de diferencia. En ese período el producto que más aumentó fue la harina, con un 11%.

El titular de Consumidores Libres lo explicó por el período excesivamente largo que se extendió el acuerdo de precios del ex Secretario de Comercio Guillermo Moreno con los supermercados. “Trataron de recuperar en estos meses lo que dejaron de ganar en los meses anteriores”, argumentó el ex diputado.

Para ver como se produjo aceleración en alimentos, basta tomar los meses de septiembre, octubre y noviembre y primera quincena de diciembre. Los 38 articulos aumentaron 10%, cuando el mismo periodo del año anterior -sin congelamiento-tuvieron un aumento del 4,13%. Con lo cual, con congelamiento de por medio aumentó 5,87% más en relación al mismo período del año anterior.

Por otro lado, aseguró que con estos aumentos las cadenas “están formando un colchón” para poder cumplir el acuerdo de precios que comenzará a partir del 1 de enero, que esta vez estará acotado a una canasta de 187 productos y durará hasta marzo, por lo que en las asociaciones creen que será más fácil de controlar que los «500 congelados» de Moreno.

“Puede ser por temas especulativos, de expectativas, o de aceleración en la suba del dólar”, arriesgó Miguel Calvete, titular de Indecom. En el instituto de estudio de consumo masivo proyectan una inflación del 28% al cerrar el año.

Lo llamativo fue que esta aceleración se concentró en el rubro alimentos, que de acuerdo a Elypsis, este año llegaría al 33%, tirando hacia arriba el índice de inflación general.

“El rubro frutas continúa mostrando los mayores incrementos. En la semana bajo análisis, éstas alcanzaron una variación cuatro semanas de 18.9%. En segundo lugar, y manteniendo un fuerte crecimiento, se ubicaron las carnes, con una variación de 8.3%”, advierte el relevamiento de precios de Elypsis. En noviembre, según esta consultora, las frutas venían subiendo un 10% mensual.

La lista informada por ese estudio muestra que los alimentos encabezan las subas: los productos relacionados a las harinas subieron 5%, y el azúcar, los productos lácteos y huevos lo hicieron en una cifra similar. Estos últimos casos muestran alzas mensuales por arriba de las de las semanas previas, algunas de ellas multiplicándose.

Por caso, la harina 0000 ya acumula una suba de más del 100% en lo que va del año, el pan común casi 70% y la yerba mate más del 50%, de acuerdo a los números de Polino.

El economista Jorge Todesca aseguró que hubo “una aceleración en los aumentos en los alimentos».

En ese sentido, el último informe del Banco Ciudad señala que “el incremento de los precios de los alimentos y bebidas explicó 1/3 de la suba de precios de noviembre, con aumentos en la amplia mayoría de los ítems relevados, encabezados por las frutas, verduras, lácteos, panificados, gaseosas y carnes. Además de algunos problemas puntuales de oferta (como en el caso del trigo, con impacto en los panificados y pastas), un factor que presiona sobre los precios es el deslizamiento del tipo de cambio oficial, utilizado de referencia para las transacciones internacionales de bienes, en un contexto de expectativas totalmente desancladas”.

Fuente: La Política Online

Temas relacionados