«Se ha producido un gran impuestazo a la vitivinicultura»

El  Partido Demócrata hizo, en el marco de esta fiesta de la vendimia, un avance del Plan de Gobierno Vitivinícola que prepara  junto a importantes bodegueros y viñateros mendocinos para el que esperan, sea el próximo gobierno nacional: Mauricio Macri.

Esa agrupación  denunció un  impuestazo a la vitivinicultura. Según productores del este las boletas del impuesto inmobiliario han llegado a fincas con 100% de aumento y en bodegas del 150% y  criticó las medidas coyunturales tomadas por el gobierno que no han tenido efecto ya que han hecho bajar los precios del mosto y del vino. Por último  propone una reestructuración  para modernizar  la vitivinicultura domestica y hacerla sustentable.

Con motivo de celebrarse la Vendimia 2015 el PD ratifico  los fundamentos y propuestas contenidos en  el documento publicado hace un año para la vendimia 2014 en el que reclamaba  la revisión del Plan Estratégico Vitivinícola PEVI  a fin de reorientar fundamentalmente, su política de promoción de las ventas en el mercado nacional y destinar los esfuerzos del plan hacia la sustentabilidad de los productores sumidos, antes y ahora más que nunca, en una profunda y severa crisis.

La Vitivinicultura Argentina está dividida en dos sectores claramente diferenciados, el  desarrollado, totalmente integrado  con fuerte presencia en el mercado nacional y capacidad de exportación y el domestico o trasladista pendiente todavía de una definitiva reconversión y modernización, sostiene el documento.

A la vitivinicultura moderna le pesa un Estado que la asfixia con una presión impositiva feroz, costos internos enormes y la incapacidad del gobierno para acordar tratados de libre comercio.  La presión impositiva es altísima y sigue creciendo, el impuesto inmobiliario está llegando a los productores  con aumentos hasta del 150%, los fletes internos hasta el puerto insumen 7% del costo de transporte, para Chile esto es cero además que este país no paga arancel para ingresar a EEUU y nosotros si 14%. A la vitivinicultura desarrollada le hace falta un gobierno nuevo que ponga a producir al país.

A la vitivinicultura domestica le hace falta un plan de reestructuración, sostuvo finalmente  Richard Battagión,     con un nuevo alcance de reconversión  e inversión tecnológica que la ponga a producir de manera sustentable,  no solo mirando al mercado de traslado sino también a los mercados mundiales.  Para hacer esta verdadera reingeniería hace falta redireccionar los fondos que el PEVI mal gasta en la mala promoción del mercado local y fondos adicionales de organismos multilaterales de crédito.

Temas relacionados