Se inauguró el Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo» de San Luis

El nuevo establecimiento cuenta con la inversión más alta de San Luis. Incluyó la construcción de 50.000 metros cuadrados cubiertos, la adquisición de equipamiento de última generación e instalaciones especiales.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, acompañaron hoy al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, en el acto de inauguración del Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo” ubicado en la capital provincial.

La inversión en el nuevo establecimiento es de 8.910.126.122 de pesos, la más alta de la provincia, e incluye la construcción de más de 50.000 metros cuadrados cubiertos, la provisión de la totalidad del equipamiento médico de última generación, instalaciones especiales, obras viales e infraestructura y mobiliario general.

“Para nosotros la salud siempre fue una prioridad y se demuestra en este proyecto. Hoy más que nunca se vuelve a reafirmar que la salud es el centro del desarrollo económico y de la justicia social”, afirmó Vizzotti durante el acto de inauguración en la capital puntana.

La ministra expresó su emoción al recorrer “un centro de atención de altísima tecnología que es un orgullo para la provincia y para la Argentina y que va a traer acceso a la salud para muchísimas personas”.

El nuevo hospital es de tercer nivel de atención, de octavo nivel de complejidad, cuenta con docencia universitaria -telemedicina para entrenamiento de profesionales- y es un establecimiento tipo III-2, de acuerdo a la calificación del Ministerio de Salud de la Nación.

El hospital dispondrá de 400 camas en internación común indiferenciada, internación crítica, shockroom y observación de guardia, 15 quirófanos -9 generales y 6 de especialidades incluyendo un quirófano híbrido- y las instalaciones necesarias para las actividades de diagnóstico y tratamiento para más de 50 prestaciones.

Respecto de la vacunación contra COVID-19 en la provincia, la ministra nacional informó que San Luis tiene el 100 por ciento de las dosis que recibió aplicadas y notificadas. “Es un mérito muy importante. Felicitaciones por el trabajo y el esfuerzo”, dijo Vizzotti y agregó que “desde el gobierno nacional estamos trabajando para que vengan más vacunas al país”.

Durante el acto de inauguración se procedió al corte de cinta, descubrimiento de placa conmemorativa como así también al busto y mural del cirujano y médico sanitarista Ramón Carrillo y recorrieron las instalaciones del hospital inaugurado.

En la actividad también estuvieron presentes la jefa de Gabinete de Ministros de San Luis, Natalia Zabala Chacur; el ministro de Obras Públicas e Infraestructura provincial, Alberto Rodríguez Saá (hijo)y la ministra de Salud puntana, Silvia Sosa Araujo.

San Luis le dedicó dos años de obra. Es la inversión más grande en infraestructura sanitaria de la historia puntana, cercana a los $ 9.000 millones. Posee tecnología de vanguardia y buscará certificaciones de los más altos estándares internacionales. Un jugador clave en la integración de la información de este nosocomio fue Philips, compañía que proveyó la solución Tasy EMR y proporcionó la posibilidad de administrar y mensurar los distintos registros que poseen todas las áreas del hospital en un único sistema. 

El Hospital Central Dr. Ramón Carrillo, de San Luis, abre sus puertas tras dos años del desarrollo de una obra faraónica e innovadora, que requirió de un desembolso de más de $ 8.910 millones; dinero suficiente para considerarse la inversión “más alta” en la historia provincial y la “más importante” en materia de infraestructura sanitaria.

Y su mote de ser el nosocomio más tecnológico de la Latinoamérica no es gratuito, un buen ejemplo de ello es su inmediata aspiración a adquirir las mayores certificaciones de estándares a nivel mundial en Salud como la que otorga la Joint Commission International y el HIMSS 7, es decir, los más altos al que puede aspirar una organización sanitaria.

Se trata de un complejo arquitectónico de 50.000 metros cuadrados con tecnología de última generación, 400 camas de internación común, 15 quirófanos (nueve generales y seis de especialidades, incluyendo uno híbrido), además de las instalaciones que le permitirán ofrecer servicios de diagnóstico y tratamiento de más de medio centenar de prestaciones.

San Luis hace historia con un hospital que propone un nuevo paradigma en la prestación de servicios asistenciales, con tecnología, eficiencia energética y calidad de atención, pero por sobre todo, con una política de Estado activa y proactiva.

Los méritos de la idea son atribuidos a Alberto Rodriguez Saá, gobernador provincial; además del trabajo mancomunado entre su homónimo hijo, actual ministro de Obras Públicas e Infraestructura; Silvia Sosa Araujo, ministra de Salud; y Alicia Bañuelos, ministra de Ciencia y Tecnología.

Vanguardia. El equipamiento médico de última generación y la fuerte apuesta por la informática médica son elementos distintivos de un nosocomio que se destaca por donde se lo mire.

Entre ellos, la solución Philips Tasy EMR (Electronical Medical Record), una plataforma de información y gestión hospitalaria que posibilita la integración, el control y la optimización de los procesos, con calidad y seguridad clínico-asistencial; además de mejorar la experiencia de atención del paciente, su seguridad y trazabilidad de las informaciones y los procesos.

“Este Hospital nos permitirá contar con un interlocutor válido en cuestiones de interoperabilidad de datos”.

Cristian Cano, jefe de Programa Gobierno Digital del Ministerio de Ciencia y Tecnología de San Luis.

“Este Hospital, que es gigantesco y que tiene todas las características de uno de última generación en materia tecnológica, nos permitirá contar con un interlocutor válido en cuestiones de interoperabilidad de datos, para ayudarnos en nuestra apuesta por implementar y desarrollar registros médicos electrónicos en hospitales de menor complejidad”, explicó Cristian Cano, jefe de Programa Gobierno Digital del Ministerio de Ciencia y Tecnología de San Luis.

“El sistema informático Tasy, que regirá el Hospital, realiza una especie de censo y estadística permanente, midiendo todo: la cantidad de insumos que se necesitan y los tiempos que se demoran en atender, etc; es decir, permite ordenar la operación de punta a punta”, apreció Cristian Rasmussen, jefe del Programa Grandes Obras de Arquitectura del Gobierno de San Luis y quien comandó la construcción.

“Los pacientes de este nosocomio tendrán su información ordenada y digitalizada, que se podrá compartir con el primer y segundo nivel, y viceversa; un ida y vuelta digitalizado, en un único sistema de información sanitaria que nos beneficia mucho porque, hasta ahora, no lo teníamos”, valoró Cano y explicó que trabajan con Philips para integrar Tasy EMR al proyecto provincial de Historia Clínica Electrónica (HCE).

Además, al contar con un enlace de conectividad de fibra óptica, y un vínculo redundante entre el Hospital y el datacenter provincial, habilitará el funcionamiento de otros servicios como telemedicina, cámaras de videovigilancia, centro de comunicaciones e Internet de las Cosas Médicas (IoMT, por sus siglas en inglés) para, por ejemplo, trazabilidad y control de accesos.

Calidad certificada. Las prestaciones del Hospital Carrillo serán las del tercer nivel de atención y octavo nivel de complejidad, propiciará la docencia universitaria, y tendrá características de establecimiento tipo III-2, según la calificación que otorga el Ministerio de Salud de la Nación.

Asimismo, aspira a adquirir el nivel más alto de certificación que puede arribar una organización sanitaria: Joint Commission International y HIMSS 7; al tiempo que aprueba los requerimientos previstos por la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, el Programa Nacional de Garantía de Calidad de Atención Medica y las normas IRAM e ISO.

“Que haya procesos con evaluación de calidad y ajustados a normas de calidad, apoyados en la tecnología, mejora la atención médica, optimiza recursos, minimiza gastos”, dijo Cano y celebró: “Tener información en tiempo real para gestionar y tomar decisiones de calidad es importantísimo; más aún, si luego podés medir y evaluar esas decisiones”.

Otras características. El edificio fue emplazado frente al centro administrativo “Terrazas del Portezuelo” de la Ciudad Capital y permite un fácil acceso desde las principales vías de tránsito terrestre provincial.

“El edificio es una combinación interesante entre algo técnico y algo artístico”.

Cristian Rasmussen, jefe de Programa Grandes Obras de Arquitectura del Gobierno de San Luis

Su construcción involucró el desarrollo de cuatro niveles de altura y destinó la planta baja para los servicios ambulatorios, el primer piso para las áreas críticas, el segundo para las funciones técnicas y el último nivel para las internaciones.

El piso técnico, por ejemplo, es considerado el punto tecnológico “neurálgico” dado que contiene a las oficinas de Bioingeniería y de Mantenimiento (talleres, depósitos generales y especiales), pero también al Centro Inteligente de Monitoreo y al vínculo redundante con el centro de datos de la provincia.

La construcción demandó de 2.500.000 horas-hombre, comenzó el 26 de diciembre de 2018, y ofrece una fachada disruptiva. “Buscamos cambiar el paradigma y romper con la formula tradicional hospitalaria; que quien lo transite perciba otras experiencias y sensaciones”, explicó Rasmussen y no se refirió al aspecto funcional normativo sino al aspecto exterior, innovador y artístico.

Se trata de una estructura exterior que “viste” a un edificio cuya ventilación e iluminación natural propician condiciones de asepsia y temperatura ideales. “Es una combinación interesante entre algo técnico y algo artístico”, dijo Rasmussen al momento de describir el remate de obra, que se aleja de los esquemas tradicionales hospitalarias y que advierte, a su espectador, que se trata de un hospital diferente.

Temas relacionados